Archivo de la etiqueta: Restaurantes

featuredImage.png

El delicioso Arroz de Valencia

El plato más famoso de España, la paella, se originó cerca de la costa este del país, pero rara vez encontrarás una paella verdadera y tradicional en los restaurantes gourmets de moda. Los restaurantes elegantes que se suelen incluir en los tour gastronómicos de España no suelen estar especializados en platos de arroz, ya que quieren ofrecer creaciones más elaboradas e innovadoras.

La paella viene de Valencia y ha conquistado otras regiones españolas desde allí, así como se ha popularizado también en el extranjero. Hay muchos otros platos de arroz como base de la tradición culinaria popular de otras regiones, incluyendo Girona. Valencia es una importante zona de cultivo de arroz, así como el área alrededor de Sevilla en Andalucía. En Cataluña el delta del Ebro es el lugar de mayor producción y en Girona también se produce mucho este cereal. El arroz de Girona es diferente debido a las temperaturas más bajas que alcanza en verano y las características diferentes de sus suelos.  

Sin embargo, este plato en sus deferentes variantes, es muy fácil de encontrar en los menús de a diario de muchos restaurantes de comida casera y casas de comida. Casa Roberto es uno de los restaurantes más conocidos y frecuentados por los valencianos, donde desgustareís una de las mejores paellas tradicionales cuando visitéis Valencia. Está en Carrer del Mestre Gonzalo. 

Otro de los lugares emblemáticos es La Pepica en frente de la a playa dorada de La Malvarrosa y que visitó el famoso escritor Hemingway. Para quienes deseen visitar una barraca auténtica, La Genuina es el nombre de la casa de comidas, un restaurante que hay en una antigua casa familiar típica del campo valenciano. Está en Carrera del Riu, número 283. Por otra parte, el Concurso Internacional de Paella Valenciana se celebra anualmente en la localidad valenciana de Sueca durante el mes de septiembre.

Foto ©depositphotos.com/Copyright: trexec

featuredImage.png

Ocio en el Casco Antiguo de Bucarest

Untitled Blog Post Name

Conocido como Centru Vechi (Antiguo Centro), el casco antiguo o la parte más vieja de Bucarest se define geográficamente estar rodeada por el río Dambovita por el sur, hacia el oeste hasta la Calle Victoria, el Bulevardul Brătianu al este y Regina Elisabeta al norte. Aunque gran parte de Bucarest cambiado bastante desde 1989 hay que destacar la transformación de la parte vieja de la ciudad rumana. Antes era una zona con poco que ofrecer a los visitantes y ahora es uno de las distritos de ocio más animados de la capital rumana. Gran parte de ese desarrollo se debe a los restaurantes y clubes de moda.

En Bucharest se pueden admirar maravillosos edificios art nouveau, muchos fantásticos museos, antiguas iglesias y monasterios, exuberantes zonas verdes, lagos y elegantes bulevares. Pero para disfrutar del ocio, una buena comida, una copa o un rato de relax se debe acudir a la parte antigua. También se concentra allí principalmente la vida nocturna de la ciudad. Por encima de todo, se ha convertido en el barrio de la ciudad de salida, donde quedar después del trabajo o para una noche cualquiera para los propios lugareños y suele haber bastante animación.

A finales de otoño es el momento perfecto para explorar los inesperados placeres de esta ciudad sabiendo que además tendremos donde acudir cuando anochezca para completar nuestras jornadas de actividad viajera. Caru ‘cu Bere, en el número 5 de Strada Stavropoleos, literalmente “compra de cerveza”, es el primer restaurante que visitan muchos turistas pero también es un lugar frecuentado por lugareños lleno de autenticidad. Un buen lugar para probar los platos más sabrosos y disfrutar de la cerveza artesanal según la receta tradicional. Abre de 8 a 24 horas, los viernes hasta las 2 de la madrugada.

Foto ©depositphotos.com/Copyright:outchill

wpid-featuredImage.png

El Teatro Covent Garden Royal Opera House de Londres

Covent Garden es uno de los barrios más populares de Londres que todo visitante va a ver, y su Teatro es un ícono de la ciudad. Este teatro -conocido popularmente como el Covent Garden- ofrece distintas visitas guiadas que van cambiando: ahora mismo son el Backsatge Tour, que dura 1 hora y cuarto y visita los camerinos y entresijos del edificio y como se organizan para cada representación; o el Velvet, Gilt and Glamour Tour, que se centra en la arquitectura y cuentan anécdotas de personajes célebres que han actuado allí.

El Covent Garden monta exposiciones temporales muy interesantes de sus propios fondos, y planean un gran proyecto expositivo para el año 2018. Las instalaciones ofrecen varias alternativas de restauración, como bares y distintos restaurantes que son una buena elección cuando se está visitando esta zona de Londres.

Hay varios restaurantes, como el del átrio, el Amphitheatre Restaurant, un lugar elegante con un menú que ofrece ricos sabores de productos de temporada y que tiene buenas vistas a la plaza de Covent Garden. También esta el Paul Hamlyn Hall Balconies Restaurant instalado en lo que fue el mercado del flores y que es otro lugar muy apetecible para disfrutar del ambiente londinense. Sirven una excelente carne y hay ofertas como el menú doble, para dos personas, por 25 libras.

La Royal Opera House está en Bow Street, en Covent Garden; hay parada del mismo nombre en la linea de metro Picadilly. Web: aquí

Foto de Allan Harris  (CC BY-ND 2.0

Ocio en el Puerto de Barcelona

Vuelos baratos a Barcelona
©Depositphotos.com/lunamarina

Pasear por el puerto de Barcelona y acercarse a la zona de ocio, es otra de las alternativas muy agradables para hacer en la Ciudad Condal. En los alrededores, se pueden apreciar edificios de interés y es una zona atractiva las veinticuatro horas del día.

El Puerto Olímpico de Barcelona está frente a la Villa Olímpica, entre las playas de la Barceloneta y Nova Icària. Se construyó de cara a los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, cunado se levantaron edificios emblemáticos como la Torre Mapfre y el Hotel Arts, ambos de 154 metros, en la Villa Olímpica. Destaca enfrente el pez de Ghery.

El puerto es un proyecto de los arquitectos Oriol Bohigas, Josep Martorell, David Mackay y Albert Puigdomènech, llevado a cabo bajo dirección del ingeniero Joan Ramon de Clascà en 1991 para dotar a la ciudad de un puerto deportivo de nivel.

El puerto de Barcelona, es un sitio estupendo para acabar el día cenando allí en alguno de los muchos sitios que hay. Por ejemplo, junto a la Torre Mapfre y la antigua villa olímpica y disfrutar de un atardecer en las magníficas terrazas con vistas al mar y una velada ideal.

De noche pueden disfrutar de la amplía oferta de ocio nocturno del Port Olímpic cuando reserven vuelos baratos a Barcelona.

Dirección: Pg. Marítim del Port Olímpic
Metro: L4, parada Ciutadella-Vila Olímpica.
Bus: 36, 45, 59, 71, 92, D20, H16 y V21.
Tram: T4, parada Ciutadella-Vila Olímpica.

La Plaza Mayor de Madrid

Vuelos a Madrid
©Depositphotos.com/pitatatu

 

Visitar uno de los lugares más emblemáticos cuando reserven vuelos baratos a Madrid, como es la Plaza Mayor, es siempre un plan muy agradable y más aún en esta época del año, cuando apetece disfrutar de sus terrazas para contemplar el entorno.

Retomando la historia de la plaza, su nombre ha variado al paso del tiempo, desde cuando se llamaba la Plaza del Arrabal en la edad media, cuando era parte de los nuevos barrios de la Villa, hasta que en 1561, Felipe II encargó el proyecto de remodelación de la plaza a Juan de Herrera, comenzándose el derribo de las casas de la antigua plaza ese mismo año.

La construcción comenzaría en 1590 a cargo de Diego Sillero y en 1617, Felipe III, encargó la finalización de las obras a Juan Gómez de Mora, que concluirá la plaza en 1619.

Si echan un vistazo a las distintas fachadas, verán que destaca el Arco de Cuchilleros. Es el más famoso de los diez accesos de la plaza Mayor de Madrid y está situado en la esquina suroeste de la plaza. La considerable altura de este arco se debe al gran desnivel que existe entre la plaza Mayor y la Cava de San Miguel.

En la parte orientada al norte de la plaza está la Casa de la Panadería y enfrente de ella, en el lado sur, la Casa de la Carnicería. En los soportales, hay bares y restaurantes donde se pueden tomar las típicas tapas madrileñas.

El Círculo de Bellas Artes de Madrid

vuelos a Madrid

La sede del Círculo de Bellas Artes CBA, es obra del arquitecto Antonio Palacios y posee un enorme valor arquitectónico. El edificio, situado en la confluencia de las calles Alcalá y Gran Vía, fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1981.

Si reservan vuelos a Madrid, les quedará muy a mano, por su céntrica ubicación. Fue inaugurado por Alfonso XIII el lunes 8 de noviembre de 1926 con una exposición de pinturas de Ignacio Zuloaga en la Sala Goya.

El Círculo de Bellas Artes es en la actualidad, un centro multidisciplinar, en él se desarrollan actividades que abarcan temas humanistas, desde las artes plásticas hasta la literatura pasando por la ciencia, la filosofía, el cine o las artes escénicas, con una extensa programación de exposiciones, conferencias, seminarios, ciclos de cine… etc.

Desde 1921 está declarado “Centro de Protección de las Bellas Artes y de Utilidad Pública”. Destaca entre los edificios colindantes por su imagen urbana y monumental y el espectacular tratamiento de sus fachadas, cuya ornamentación corrió a cargo de conocidos artistas de la época.

El fondo bibliográfico y documental del CBA contiene el legado de la galerista Juana Mordó con más de 3.000 libros y una colección de 150 libros autógrafos. Además, el CBA cuenta con un gran fondo de revistas de temática artística y una notable colección de documentos históricos.

El edificio cuenta en su planta baja con una cafetería restaurante, llamado La Pecera y la azotea del Círculo de Bellas Artes posee una estupenda terraza con vistas de Madrid. Puede visitarse de lunes a viernes de 9 a 14 horas, y los sábados y domingos de 11 a 14:30 horas.

Foto de Manuel Martín V.

Restaurante invernadero en Ámsterdam

vuelos baratos a Amsterdam

Que haya invernaderos en Holanda no ha de constituir sorpresa para nadie, teniendo en cuenta que ese país es uno de los principales productores de flores, y más concretamente de tulipanes, del mundo. Otra cosa es que se tome alguno de los vuelos baratos a Ámsterdam y, a la hora de buscar un sitio donde comer, se tope con De Kas Restaurant.

Porque ese establecimiento es un antiguo invernadero municipal de 1926 que, a punto de ser demolido por no utlizarse ya, llamó la atención del chef Gert Jan Hegerman, premiado con una estrella Michelin. El cocinero, haciendo gala de una gran visión de futuro, decidió adquirir el sitio en 1997 y reformarlo para transformarlo en un moderno restaurante que, además recuperara en parte su función anterior, proporcionándole sus propios productos frescos.

El resultado, abierto al público en 2001, fue -es- un local que ha adquirido cierta popularidad. Ubicado en Kamerlingh Onneslaan 3, en el parque Frankendael (en las afueras de Ámsterdam), se caracteriza por sus paredes acristaladas, su cocina vista y el comedor, diseñado por el interiorista Piet Boon e instalado en el jardín y aromatizado con hierbas naturales. Por supuesto, también por el invernadero, que se sitúa en el piso superior.

Pero eso no es todo. En efecto, dicho invernadero da productos naturales con plenas garantías a los cocineros pero es que el entorno está formado por alrededor de quince mil metros cuadrados de huerta exterior que incrementan esas posibilidades de suministro.

De Kas ofrece a sus clientes un menú degustación de media docena de platos, la mayoría enriquecidos con las verduras y hortalizas de la casa. El precio es de noventa euros. Eso sí, ojo a los horarios: abre de lunes a viernes (sábados en caso de cenar) de 12:00 a 14:00 y de 18:30 a 10:00.

Foto: Restaurant De Kas

Restaurante Caru’ cu Bere

vuelos baratos a Bucarest

Cualquiera que esté buscando vuelos baratos a Bucarest para visitar esta curiosa ciudad sabrá ya que uno de los rincones que deberá pisar es la calle Lipscani, una de las más turísticas y comerciales, pero sobre todo una de las más animadas en lo concerniente al ocio y la restauración. Allí están los bares de copas y los restaurantes más atractivos. Y uno de ellos es el Caru’ cu Bere que, para seer exactos, se halla en la calle Stavropoleos.

El Caru’cu Bere es una referencia obligada para casi todos los turistas pero también para muchos habitantes de la capital rumana. cosa lógica porque difícilmente se podrá encontrar un establecimiento tan bello y veterano, aparte de la fama de dar buena comida sin que por ello se resienta el bolsillo.

Lo de veterano es porque hace más de ciento treinta años que se inauguró: en 1879, diselado por un arquitecto polaco que lo dotó de un imponente interior neogótico, que asemeja más una catedral que un local de hostelería, con arcos ojivales, enormes ventanales con vitrales, bóvedas nervadas, escaleras de madera tallada, paredes pintadas al fresco y lámparas de araña iluminándolo.

El nombre significa algo así como carro de cerveza, en alusión a la bebida más demandada que servía en el siglo XIX, y si bien ya no es lugar de reunión de tertulias literarias sino de masas de turistas, aún se puede entrar sólo a tomarse unas jarras (hay cerveza de la casa) si no se desea comer. En caso afirmativo conviene reservar con tiempo, sobre todo si la idea es comer en la terraza o el piso superior, que tiene una bonita galería.

El menú resulta digno para su precio, a base de cocina tradicional rumana: aparte de la omnipresente mamaliga (la Maizena de aquí), sopa, cocido, asado, sarmale (rollos de carne en hojas de berza), carnati (salchichas), branza (queso fresco), etc. No obstante, en caso de duda se puede preguntar al servicio; por increíble que parezca hay camareros que entienden español. El precio ronda los 15 euros.

A todo esto se incorporan frecuentes espectáculos, con conciertos en vivo, bailes… Los propios camareros visten con trajes típicos. Absolutamente recomendable, pues, hacer un alto en el paso por Bucarest para conocer Caru’ cu Bere. Abre todos los días de 8:00 a 24:00 (fines de semana hasta las 24:00)

Lhardy, un restaurante con mucha historia

vuelos baratos a Madrid

Si se habla aquí de un restaurante como Lhardy no es tanto por la calidad de su servicio o de sus platos, que también podría ser, como por su historia. Porque Lhardy es uno de los establecimientos más antiguos de Madrid, fundado en 1839 y estrechamente ligado a muchos de los acontecimientos que jalonaron esa turbulenta centuria.

Ubicado en el número 8 de la Carrera de San Jerónimo, muy cerca de la Puerta del Sol, vino a enriquecer esa, por entonces, muy transitada vía, ya que en ella se localizaba también la prestigiosa Fontana de Oro, punto de reunión de los liberales. Enriquecer, además, en sentido literal, dado que la ciudad no se caracterizaba precisamente por la calidad de sus locales de gastronomía.

En realidad empezó como pastelería a cargo del repostero Émile Lhardy (cuyo verdadero nombre era Émile Huguerin) y se cuenta que se convirtió en un éxito desde que el millonario y ministro marqués de Salamanca lo eligió para celebrar el bautizo de su hijo. Desde entonces muchos de los grandes personajes de la España del siglo XIX pasaron por sus salones para organizar fiestas, divertirse o conspirar. Una de las asiduas fue la castiza reina Isabel II, que aprovechaba un reservado para reunirse con sus amantes (una leyenda cuenta que el local aún conserva su corsé), como luego haría su hijo, Alfonso XII.

Actualmente, Lhardy es restaurante pero también tiene una tienda en la que vende productos variados, desde pasteles a embutidos. Todavía se puede ver su famoso samovar de plata, con el que preparaba una de sus delicias de referencia, el caldo de carne. Asimismo, los seis salones mantienen la decoración Segundo Imperio que le dio Rafael Guerrero; se distribuyen en dos plantas y hay que destacar dos por encima de los demás, el Isabelino y el Japonés, completados por el Blanco, el Sarasate, el Gayarre y el Tamberlick.

Los vuelos baratos a Madrid implican casi seguro acercarse a la Puerta del Sol. Unos pocos metros más allá se distingue la inconfundible fachada de madera de Lhardy, que parece transportar al curioso a otros tiempos. Con un pequeño esfuerzo de imaginación se podrá imaginar a los aguadores por las calles, oir los acordes de una zarzuela y ver la pléyade de ilustres clientes que incluía escritores (Galdós, Azorín, Baroja), políticos (Alcalá Zamora), militares (Primo de Rivera), artistas (Zuloaga), toreros (Manolete, Domingo Ortega)… Incluso espías (Mata-Hari).

Y por un esfuerzo más, éste económico, se podrá disfrutar de los platos actuales más afamados, como el cocido, los callos a la madrileña o el suflé del postre.