Archivo de la etiqueta: plazas

El Capitolio de Roma

vuelos baratos a Roma

Si quieres entender lo que fue el Renacimiento en el Arte viéndolo en persona y sintetizado en una obra arquitectónica, hay dos cosas que puedes hacer: una reservar alguno de los vuelos baratos a Roma que abundan en la Red; dos, visitar el Capitolio.

El Capitolio o Campidoglio era la colina donde se situaba la ciudadela de la antigua Roma. De esa época, aparte de las piezas conservadas en los Museos Capitolinos (el Gálata moribundo, la cabeza de la figura perdida de Constantino y, sobre todo, la Loba Capitolina), que trataremos en otra ocasión, quedan los restos del templo de Júpiter y la roca Tarpeia, desde la que se despeñaba a los traidores.

Pero hablábamos del Renacimiento y uno de sus mayores representantes, si no el mayor, fue Miguel Ángel Buonarrotti; el autor de los frescos de la Capilla Sixtina, que se dice pronto. En 1536 el artista recibió el encargo del papa Pablo III Farnese de crear una plaza en lo alto de la colina acorde a la categoría de la ciudad. Fruto de los diseños de Miguel Ángel fueron la Cordonata, amplia escalera de acceso desde la actual piazza Venezia (donde hoy se alza el raro monumento a Víctor Manuel II) que cambió la orientación del lugar, y el propio espacio trapezoidal de la plaza, armonioso y perfecto, cuyo pavimento de dibujos geométricos es un clásico en sí mismo. Enmarcaban el recinto el Palazzo Senatorio (senado medieval, actual Ayuntamiento), el Palazzo Nuovo y el Palazzo dei Conservatori, sedes éstos dos de los mencionados Museos Capitolinos.

Miguel Ángel no llegó a ver terminados los trabajos y fueron Giacomo della Porta y Girolamo Rinaldi quienes remataron la obra. La guinda del pastel era la estatua ecuestre de Marco Aurelio situada en el centro del plaza, pero, al ser de bronce, la contaminación y las palomas empezaron a deteriorarla, de manera que en abril de 1997 se sustituyó por una eficaz copia, llevándose el original al Palacio Nuovo. Allí se conserva a salvo, protegida por una hornacina de cristal.

Esta plaza se considera el mejor ejemplo existente de urbanismo renacentista y es una de las visitas recomendables para quienes aprovechen las ofertas de vuelos a la Ciudad Eterna. No sólo por su inmenso valor artístico, sino también porque el Capitolio es un pequeño remanso de paz en el caos circulatorio romano, al estar cerrado al tráfico

El Parque de María Luisa, en Sevilla

vuelos baratos a Sevilla

Uno de los parques públicos más bonitos de España es el de María Luisa, en Sevilla. Si aprovechas la amplia oferta de vuelos económicos a la capital andaluza y te acercas a sus frondosas arboledas, encontrarás más de 400.000 metros cuadrados en los que se ubican, además, algunas importantes instalaciones culturales de la ciudad.

Pero empecemos por el principio. Y éste se remonta a 1893, cuando la infanta María Luisa Fernanda de Orleans, hermana de la reina Isabel II, decidió donar a la ciudad su ingente finca de San Telmo. Pertenecía a su familia desde que fue adquirida en 1849 por su marido, el duque de Montpensier, para residencia privada. El duque, uno de los personajes históricos más controvertidos de la Historia de España, era hijo de Luis Felipe de Orleans, rey de Francia. Conspirador sin tapujos contra su cuñada, a la caída de ésta presentó su candidatura a un trono que finalmente quedó en las efímeras manos de Amadeo de Saboya; Montpensier era demasiado impopular aunque, paradójicamente, acabaría accediendo a la corona de forma indirecta: casando a su hija María de las Mercedes con Alfonso XII, hijo de Isabel. Como recuerdan aquellos inmortales versos ¿Dónde vas, Alfonso XII?, la nueva soberana murió pronto: la mató el tifus por beber agua en mal estado del palacio de San Telmo; quizá por el mal recuerdo y el también fallecimiento de su marido en 1890, María Luisa Fernanda decidió desprenderse del palacio y la finca. Por cierto, el primero es hoy la sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía.

Al ingeniero francés Jean Forestier, diseñador del Bois de Boulogne de París, se le encomendó reconvertir la hacienda en un jardín que sirviera de marco para la Exposición Iberoamericana de 1929. Combinando árboles, setos, estanques y fuentes en una original mezcla de estilos europeo e islámico consiguió dar unidad a aquella vasta extensión, ampliada además con otros terrenos como el Huerto de Mariana, el Prado de San Sebastián y los Jardines de las Delicias.

La Fuente de los Leones, la Isleta de los Patos, la Plaza de América y la glorieta de Gustavo Adolfo Bécquer, adornadas con estatuas, son algunos de los rincones más recoletos del lugar. También en su suelo se pueden visitar el Museo Arqueológico y el de Artes y Costumbres Populares, así como un Pabellón Real, el Hotel Alfonso XII y la Real Fábrica de Tabacos, reaprovechada como Universidad. Pero si algo brilla con luz propia en el Parque de María Luisa es la Plaza de España, una impresionante construcción de forma semicircular con un gran estanque de esa forma y un corredor con columnata hecho de ladrillo visto y decorado con mármoles y azulejos que recrean escenas de todas las provincias españolas. Fue diseñada como eje de la Exposición por Aníbal González, el mismo autor de la plaza de América, y ha servido de decorado a varias películas como Lawrence de Arabia o La amenaza fantasma.

Si finalmente coges uno de esos vuelos baratos a Sevilla no dejes de pasear por el parque de María Luisa y admirar su belleza o visitar los museos. Si además es verano agradecerás la sombra de sus árboles para refrescarte.

La plaza de Oriente

vuelos baratos a Madrid

Ya que en el último post hablamos del Palacio Real es conveniente tratar también el espacio que le sirve de antesala. Es curioso que una de las plazas más importantes de Madrid, escenario de discursos y manifestaciones de adhesión, sea resultado de la abnegada voluntad de un monarca extranjero e impuesto, denostado y calumniado por sus súbditos. En 1805 José Bonaparte, hermano mayor de Napoleón, reinaba en España gracias a las bayonetas del todopoderoso Ejército francés y a la ineptitud de la monarquía española. Pepe Botella, como se le conocía popularmente para denigrarle, pese a ser abstemio, era en realidad un gobernante ilustrado que puso toda su voluntad en tratar de ser un buen rey. Las circunstancias bélicas lo impidieron pero fruto de sus esfuerzos quedó, entre otras cosas, la plaza de Oriente.

La mandó construir para despejar de casas decrépitas la zona oriental del palacio, como antes había ordenado hacer otras, enterrar los cadáveres en cementerios en lugar de en iglesias, poner alcantarillado en las calles, etc. A pesar de todo sólo consiguió otro mote: Rey Plazuelas. Paradójicamente, en las inmediaciones de ese lugar comenzaron los disturbios del Dos de Mayo que supusieron el inicio de la Guerra de la independencia.

Hoy la plaza de Oriente es un lugar de paseo a la sombra de los setos del jardincillo (que algunos «sin techo» usan de ídem) y las estatuas de los reyes godos que, originalmente, debían adornar el alero del palacio pero hubo que renunciar a ello por el exceso de peso. La figura ecuestre no corresponde a un godo sino a Felipe IV; el pintor Velázquez la utilizó a menudo para copiar bocetos.

Por último, la construcción de la plaza permitió erigir, al otro lado del palacio, el Teatro Real. Lo inauguró en 1850 la reina Isabel II, mjuy aficionada a la ópera que ella misma practicaba con buena voz, según testimonios de los testigos.

Hay muchos vuelos baratos a Madrid esperando tu reserva. Pocas ciudades satisfarán tu curiosidad turística como ésta.

Alicante, visión general

Vuelos baratos

Alicante fue, en su origen, un puerto comercial fundado por Roma en torno al año 200 A. C., si bien este emplazamiento se situaba tres kilómetros del actual. Habría que esperar la llegada de los musulmanes, quienes levantaron un castillo en una colina frente al mar a partir del cual fue creciendo la ciudad. Así pues, puede considerarse al castillo de Santa Bárbara como punto focal. Quizá por eso aún se vislumbra el perfil de una Cara de Moro en sus rocas; el mejor punto para verla es la pequeña playa del Postiguet, un lujo en pleno casco urbano. Quienes quieran una más grande pueden desplazarse en bus o tranvía hasta la de San Juan.

El derribo en el siglo XIX de las murallas que encorsetaban la necesaria expansión dio origen a espaciosos paseos (la Rambla, que separa el casco antiguo del nuevo, o la Explanada marítima, hecha con sus escombros, aunque no lo parezca por el mosaico que decora el suelo) que se sumaron a arterias más antiguas -aunque fundamentales- de la ciudad, como la calle Labradores, zona residencial para la nobleza que aún conserva alguno de los palacetes que se erigieron en ella.

También aparecieron plazas (la de Los Luceros o la de Gabriel Miró, por ejemplo), parques (el de Canalejas, embellecido con ficus centenarios, regala al peatón una bienvenida sombra en verano), teatros, fuentes, etc. En esa línea, pero mucho más reciente, hay que destacar la última gran aportación arquitectónica: el Paseo Volado sobre el mar, construido con motivo de la salida oficial en Alicante de la regata Volvo Ocean Race 2008.

Y no hay que olvidar el barrio de Santa Cruz, que tapiza la ladera de la colina hasta la base misma del castillo y por cuyas cuestas desfilan las procesiones de Semana Santa. Tampoco los monumentos. Empezando por el Ayuntamiento (dieciochesco, si bien su lujoso Salón Azul es decimonónico, construido con motivo de la visita de la reina Isabel II a la ciudad) y siguiendo por la Concatedral (de estilo herreriano), la gótica basílica de Santa María (en realidad una mezquita cristianizada).

¿Se puede añadir algo más para decidirse a elegir entre la variedad de vuelos baratos a Alicante en la Red y disfrutar de su encanto mediterráneo? Se puede: tres importantes museos como de Las Fogueres (la fiesta alicantina de San Juan), el de Belenes y el de Aguas. Y, ya metidos de lleno en aspecto cultural, citemos también a Lucentum, un yacimiento arqueólogico cercano, de tiempos ibero-romanos.

Londres básico

vuelos a Londres

¿Aún no conoces la capital británica? No lo vas a tener más fácil que ahora, con aerolíneas de bajo coste haciendo jugosas ofertas de vuelos baratos a londres y la libra esterlina a un nivel muy bajo. ¡A buscar billete ya!

Eso sí, procura coger un puente de fin de semana al menos. Al igual que ocurre con, por ejemplo, París, es difícil ver todo Londres en unos pocos días. Ten en cuenta que se trata de una ciudad compuesta por 32 barrios y cuyo diámetro rebasa los 12 kilómetros. Por eso hay que ceñirse a lo básico, en general el entramado urbano a ambas riberas del Támesis en torno a la City. La City es el centro que surgió del gran incendio que devastó la población en 1666; aquí están la majestuosa catedral de Saint Paul -sí, donde se casaron Carlos y Diana- y la Torre, ex-residencia real y ex-prisión, también real (que le pregunten a Ana Bolena, decapitada en su patio) que hoy alberga las soberbias joyas de la Corona. Enfrente, el famoso Tower Bridge levadizo permite pasar a la otra orilla del río.

Hacia el norte y este quedan Spitafields y el East End, lugares victorianos por excelencia, como muestra el Museo de Londres, recuperados para el turismo por la original idea de comercializar la Ruta de Jack el Destripador, pues por esas calles -la mayoría ya no existen- fue dejando cadáveres el asesino en serie más famoso de la Historia.

Saltando hacia el oeste, hacia Bloomsbury, llegamos a otro de los puntos fundamentales: el British Museum, un colosal muestrario que requeriría más de un día para recorrerlo entero; si devolvieran los mármoles del Partenón llevaría menos. Bajando hacia el río encontrarás uno de los lugares con más vida de la ciudad, el Covent Garden, antiguo mercado hoy ocupado por artistas callejeros.

La conocida Trafalgar Square, con la columna de Nelson y la National Gallery -una de las pinacotecas más importantes del mundo- te sirven de nexo de unión con los vibrantes neones nocturnos de Picadilly Circus y las zonas de Whitehall y Westminster. En éstas se juntan miles de turistas para contemplar las Casas del Parlamento, el Big Ben, la abadía de Westminster y la Tate Gallery. También el palacio de Buckingham, claro, con el monumento a la reina Victoria enfrente y, ya bordeando con el barrio de Mayfair, uno de los pulmones verdes de la ciudad, Hyde Park: en su Speaker’s corner puedes oir las declamaciones de improvisados oradores.

Podríamos seguir y llenaríamos páginas así que lo mejor será ir desgranando poco a poco en posts sucesivos lo mejor de esta atractiva ciudad y sus alrededores.

Las estatuas de la plaza de Mayo

vuelos a Buenos Aires

Originalmente Puerto de Santa María del Buen Ayre, allá por mediados el siglo XVI, la ciudad de Buenos Aires creció, en efecto, a partir de un muelle para galeones, estructurándose poco a poco la urbe en torno a una típica plaza Mayor española. Este lugar está hoy enclavado en el barrio de Montserrat y ha trocado su nombre por el de plaza de Mayo recordando el mes en que se inició el movimiento de emancipación, en 1810.

La plaza de Mayo es el punto neurálgico, vital, de la capital argentina. Las manifestaciones, sean de protesta o de alegría, se dan cita en ella y son, al fin y al cabo, las que le han dado fama: las Madres de la plaza de Mayo, por ejemplo, ocupaban el lugar periódicamente durante la dictadura para exigir noticias de sus hijos desparecidos.

La plaza está situada al principio de una de las principales arterias de Buenos Aires, la tocaya avenida de Mayo, elegante, de espíritu cosmopolita y exótica belleza gracias a sus filas de palmeras brasileñas. El entormo de este extremo aglutina algunos de los principales objetos de interés turístico de la ciudad. Entre ellos, que iremos comentando poco a poco, hay un puñado de estatuas que podemos reseñar brevemente.

Se puede empezar por la Pirámide, anteriormente llamada Columna pero que tuvo que ceder ante la denominación popular. En realidad es un obelisco al que se fueron añadiendo relieves y esculturas -la de la cúspide representa la Libertad-. Commemora la independencia nacional, por lo que hay un puñado de tierra de cada provincia en sus cimientos.

Detrás está la estatua de bronce del general Manuel Belgrano, uno de los artífices de esa archipresente revolución. Tiene la particularidad de ser obra de dos artistas: el francés Albert Carrier Benlleuse esculpió al militar y el argentino Manuel de Santa Coloma, al caballo.

Muy cerca está inmortalizado otra de las figuras históricas nacionales: Juan de Garay, el hombre que fundó Buenos Aires en 1580. Para ser exactos, era la segunda vez, pues lo llevó a cabo sobre un asentamiento previo abandonado al que se había bautizado como Ciudad de la Santísima Trinidad. La autoría de la obra corresponde al alemán Eberlein.

Y avanzando un poco más, saltándose una manzana, llegamos al parque de Colón, donde se alza un monumento al descubridor. Está realizado en mármol y fue un regalo de Italia en 1910 con motivo del centenario de la omnipresente Independencia.

Si puedes coger un vuelo barato a Buenos Aires y verlas por tí mismo descubrirás una ciudad plena de atractivos injustamente desconocidos.

Madrid, kilómetro cero

Vuelos a Madrid
Puede que muchos no sepan que el kilómetro cero de la red viaria española se encuentra en la Puerta del Sol de Madrid, bien señalizado con una placa de metal. Es un detalle anecdótico que aprovechamos para poner en el tapete la recomendación de visitar la capital de España, aprovechando la las numerosas ofertas de vuelos a Madrid que han abierto estos últimos años casi todas las aerolíneas.

Como su propio nombre indica la Puerta del Sol era una de las antiguas entradas de la ciudad, la oriental en concreto. Con el tiempo quedó integrada en el casco urbano y el bastión que la custodiaba fue sustituido por una iglesia. Las transformaciones continuaron impuestas por el transcurso de los años. El aspecto actual de la plaza es muy diferente al que presentaba, por ejemplo, el 2 de mayo de 1808, cuando el pueblo madrileño se levantó contra las tropas napoleónicas. Aunque en la famosa pintura de Goya La carga de los mamelucos no se aprecia, la parte central del lugar no estaba despejada sino ocupada por una manzana de edificios que fueron derribados a mediados del siglo XIX para darle la imagen actual.

Fue este nuevo recinto resultante, en forma de media luna, el que sirvió de escenario para algunos momentos históricos más: la desamortización de Mendizábal que echó abajo los dos conventos de la plaza; la muerte de prestigiosos generales (Canterac, Quesada, Fulgosio) en luchas callejeras decimonónicas contra brotes revolucionarios y liberales; el asesinato en 1912 del presidente del Gobierno José Canalejas por un anarquista, cuando contemplaba distraídamente una famosa librería; la proclamación de la Segunda República desde los balcones de Gobernación en 1931…

La Puerta del Sol tiene algunos elementos decorativos emblemáticos que se las han arreglado para perdurar en el tiempo. Uno de ellos es la pequeña torre que corona el edificio principal, Casa de Correos con Carlos III, luego Ministerio de Gobernación (1847) y hoy sede del Gobierno de la Comunidad Autónoma; en ella está el reloj más popular del país, el que siguen la mayoría de los españoles pot televisión (desde 1962) atragantándose con las uvas mientras da las campanadas cada Nochevieja. También son destacables la entrañable figura de Tío Pepe que, con su botella ensombrerada y guitarrera, consiguió salvarse del decreto municipal que eliminaba la publicidad de neón de los edificios; y la figura ecuestre de Carlos III, el mejor alcalde de Madrid, nueve metros de bronce colocados en 1994 con un dispositivo electrónico que aleja a las palomas. Mención aparte merece, la estatua del Oso y el Madroño, símbolo de Madrid por excelencia.

Las Ramblas de Barcelona

vuelos a Barcelona

Estos días las Ramblas de Barcelona se convirtieron en escenario vivo de fiesta y alegría. El Barça acaba de proclamarse campeón de Copa y Liga y, a falta de conquistar la preciada Copa de Europa, los aficionados culés lo celebran tradicionalmente a lo largo de esta avenida y bañándose en la fuente de Canaletas, que está situada al comienzo. Tomar uno de los vuelos a Barcelona para la noche del 27 de mayo puede suponer la experiencia de participar en el delirio colectivo, si hay victoria azulgrana.

Pero vamos por partes. ¿Qué es exactamente una rambla? Rambla es el término catalán para referirse al cauce de un torrente seco. Este tipo de fenómeno geográfico es muy frecuente en Levante y, por ello, encontramos ramblas no sólo en Barcelona sino también en otras poblaciones mediterráneas. Las más populares son, sin embargo las de la ciudad condal. Cosas del fútbol.

Hace siglos un río bajaba desde la sierra de Collserola hasta desembocar en el mar. Su orilla izquierda estaba bordeada por la muralla defensiva, tras cuyos sillares se levantaba el casco urbano. A partir del XVI el recinto se quedó pequeño y algunos conventos eligieron pasar a la otra orilla; poco después la Universidad hizo lo mismo. El paso implacable de los años impuso su ley y los secos cauces terminaron rellenándose de tierra para convertirse en la calle que hoy une la plaza de Cataluña, donde está la mencionada fuente de Canaletas desde el siglo XIX, con el Puerto Viejo.

Siguiendo esta arteria arbolada con isleta central peatonal encontramos un buen puñado de lugares de interés: palacios como el de la Virreina, el Moja o el Güell, obra neogótica de Gaudí; teatros como el espectacular Liceo (reconstruido tras el devastador incendio de 1994) o el que ahora es Real Academia de Ciencias y Artes; museos, como el de Cera o el Erótico; y mercados, como el de Sant Josep, más conocido como La Boquería. En la cercana plaza del mismo nombre, pavimentada con un mosaico de Joan Miró, subsiste una graciosa escultura art decó de un dragón que anunciaba una antigua tienda de paraguas. Todo ello compartiendo espacio con quioscos, artistas callejeros, floristas y, otra curiosidad clásica, vendedores de pájaros.

Al final de la avenida la plaza de Colón, con su conocida estatua, sirve de puerta a la Dársena Nacional, donde es posible comprar un pasaje en una golondrina (lanchas de dos cubiertas) para dar un paseo marítimo.