Archivo de la etiqueta: palacios

Turismo cultural en el Palacio de Altamira

vuelos a Alicante
©Depositphotos.com/lunamarina

Si han reservado alguno de los vuelos baratos a Alicante o planean hacerlo, pueden visitar preciosos lugares de la comunidad valenciana, como es el Palacio de Altamira que está en Elche a tan sólo media hora desde Alicante.

El Palacio de Altamira es uno de los monumentos históricos de interés de la zona. Fue residencia de los Condes de Elche entre los siglos XV y XIX, su Torre del Homenaje albergó también a monarcas como Jaime II, Pedro IV o a los Reyes Católicos durante su estancia en la villa y acogió las sesiones del Consejo General de la ciudad hasta el siglo XV.

En su colección se conservan restos arqueológicos hallados en el yacimiento de La Alcudia, del Parque de Elche, algunas piezas pertenecientes a la Edad de Bronce, del Cobre, de la época romana y árabe, junto con una réplica exacta de la Dama de Elche, cuyo original se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional.

El horario para visitar el Palacio de Altamira es el mismo que el del MAHE o Museo Arqueológico y de Historia de Elche, en el cual se encuentra integrado, con lo que pueden combinar un recorrido cultural muy interesante. La entrada cuesta 3 euros.

Dirección
Diagonal del Palau s/n
03009 Elche-Elx, Alicante-Alacant

Horarios
De 10 a 18. horas; Domingos y festivos de 10 a 15 horas.

El Palacio Mogosoaia en Bucarest

Bucarest_Depositphotos_28017161_s
©Depositphotos.com/radub85

El Palacio Mogosoaia es un destino turístico muy popular dentro de Rumanía. Cuenta con unos jardines que son preciosos, y el interior del palacio hay un interesante museo y galería de arte para visitar.

Está a unos 10 km de la capital, por lo que es una excursión adecuada si reservan vuelos baratos a Bucarest. Este edificio fue construido por Constantin Brancoveanu entre 1698-1702 y es un buen ejemplo del estilo rumano del Renacimiento o estilo Brancovenesc, una combinación de elementos venecianos y orientales, con una fachada dominada por balcones tradicionales, arcas y columnas.

Ha sido propiedad de los príncipes de Bassaraba Brancovan desde la época de Constantino III hasta llegar al Príncipe Jorge Bibesco, que se lo entregó a su esposa, la princesa Marta. En los ultimos años del siglo XVIII el rey Constantin Brancoveanu compró los terrenos de la finca en Mogosoaia y construyo el palacio. El palacio fue más tarde restaurado en 1920 por Marta Bibesco.

A finales de los años 1920 y la década de 1930, el palacio se convirtió en el lugar de encuentro para los políticos y para la alta sociedad internacional, convirtiéndose en un reducto para la aristocracia de esta parte de Europa. Cuando el Príncipe Jorge murió en 1941, fue enterrado en la pequeña Iglesia del S. XVII que hay blanco en los terrenos del palacio.

La cultura de Rumania es rica y variada por ser un punto de encuentro entre tres regiones: Europa Central, Europa del Este y la Península Balcánica. Un país muy interesante y Bucarest tiene grandes atractivos para el turismo cultural y una animada vida nocturna.

El Palacio del Marqués de Dos Aguas Museo Nacional de Cerámica

vuelos a Valencia

Si han pensado reservar vuelos baratos a Valencia, en pleno corazón de la ciudad se halla este magnífico edificio neobarroco, en su día mansión señorial residencia de los Marqueses de Dos Aguas, actualmente propiedad del Estado Español, donde se halla instalado desde 1949 el Museo González Martí. Un Museo muy peculiar.

El exterior del Palacio es muy llamativo por su ornamentación regcargada y volumétrica. En un lateral se abre la puerta principal, realizada en alabastro por Ignacio Vergara sobre diseño de Hipólito Rovira. Destaca la imagen de la Virgen del Rosario, obra de Francisco Molinelli, desde ella descienden dos caudales de agua en alusión al título de los marqueses.

En su interior además, aún se pueden ver las carrozas y carruajes típicos del siglo XVIII y los salones decimonónicos con su decoración original restaurada, mientras que la segunda planta acoge el Museo Nacional de Cerámica González Martí, con una importante colección de piezas desde la Antigüedad a los más modernos diseños.

El interior del palacio se decoró también con bellas pinturas y artísticos mármoles en suelos y salones, donde se celebraban famosos bailes de gala y conciertos con la actuación de los mejores cantantes y músicos que se desplazaban a Valencia, especialmente invitados por los Marqueses de Dos Aguas.

Declarado monumento histórico-artístico en 1941, en 1990 el Museo se cerró al público para acometer las obras de rehabilitación, que se extenderían hasta el año 1998, en que reabrió sus puertas al público. Es muy ameno y pasarán un rato agradable si lo visitan.

Lo encontrarán en la Calle del Poeta Querol, 2, 46002.

Foto de vil.sandi

El madrileño Palacio de Santa Cruz

vuelos baratos a Madrid

Los vuelos baratos a Madrid descubren al visitante una ciudad con una arquitectura muy particular, fácilmente reconocible en lo referente a la época de los Austrias, con severos edificios de ladrillo rojo, predominio de líneas rectas, negros tejados de pizarra, agudos chapiteles y espadañas en las fachadas. Son múltiples los ejemplos pero uno de los más característicos, por seguir el modelo del viejo Alcázar, acaso sea el antiguo Palacio de Santa Cruz, actual sede del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

Y eso es porque se empezó a construir en 1629, por orden del rey Felipe IV, para que albergara la Sala de Alcaldes de Casa y Corte, donde se reunían los jueces encargados de vigilar el orden ciudadano, redactar las ordenanzas de la villa y controlar el suministro y los precios de los alimentos que llegaban de las provincias colindantes (de ahí que la plaza en la que se alza se llame de La Provincia).

Asimismo, el sitio sirvió de Cárcel de la Corte, pues el sótano eran las celdas donde se encerraba a los presos. En eso sustituyó a la cárcel anterior, sobre la que se levantó siguiendo el diseño herreriano de Juan Gómez de Mora, aunque hubo otros que participaron y dieron término a las obras en 1636, año de su inauguración. Tiene planta rectangular, estructurada interiormente en dos patios simétricos (Colón y Elcano se llaman), con torreones cuadrangulares en las esquinas.

En la fachada, una especie de retablo de piedra corona el conjunto en forma de frontón con una estatua del arcángel San Miguel que dio pie a una célebre y atinada expresión popular aplicada a quienes eran arrestados: «dormir bajo el ángel». Por cierto, entre los que durmieron bajo el ángel figuró Lope de Vega.

El nombre viene de la vecina iglesia de Santa Cruz, que se le dio en 1767, cuando la cárcel ya se había ubicado en otro sitio. Luego, un incendio lo arrasó dejando sólo la fachada, pero el arquitecto Pedro Muguruza le devolvió su aspecto en 1930, si bien debió hacerlo dos veces, la segunda en 1941, por los bombardeos que causó la Guerra Civil en Madrid. Para entonces desde principios de siglo, era sede del citado ministerio, aunque entre 1885 y 1898 había acogido al de Ultramar.

Foto: Luis García en Wikimedia

El Palacio Maisonnave

vuelos baratos a Alicante

Uno de los edificios más antiguos de Alicante que aún tienen uso es el llamado Palacio Maisonnave, que es la sede del Archivo Municipal. Se trata de un edificio del último período romano (siglo VI d.C.)al que posteriormente, en la Edad Media, se le hicieron añadidos cristianos y que fue totalmente reconstruido en el siglo XVIII por encargo de la familia de origen irlandés O’Gorman, aunque luego pasó a manos de otra, los O’Connor.

En 1980 fue comprada por el Ayuntamiento, que la rehabilitó para instalar el archivo local y fue durante esos trabajos, en 1984, cuando se descubrieron esos restos tardorromanos, de carácter funarario, que hoy se pueden contemplar gracias a un acristalamiento protector acompañados de algunos elementos de ambientación falsos (los esqueletos, por ejemplo, cuyos originales están en el Museo Arqueológico).

Por fuera predomina el aspecto formal dieciochesco que correspondía a la entrada de carruajes, con muros de sillería y una fachada con crujías paralelas donde resaltan un pórtico de medio punto con balconada de forja encima, las cornisas, los adornos florales y un blasón. En el interior hay un zaguán y tres plantas que se unen mediante una escalera iluminada con luz natural.

Hay que señalar que la sede del archivo se amplió con un inmueble anexo, una vieja tienda de colchones, donde se han ubicado los depósitos de los fondos con el moderno equipamiento adecuado para ello. El conjunto tiene su entrada por el número 9 de la calle Labradores.

Por cierto, al Archivo municpial, que quienes reserven vuelos baratos a Alicante han de saber que se puede visitar, no sólo acoge la documentación municipal producida en el ejercicio de sus funciones sino también una importante colección histórica, otra gráfica (carteles) y otra fotográfica.

Foto: Urbipedia

Palacio Errázuriz-Alvear

vuelos baratos a Buenos Aires

Uno de los edificios más bellos y atractivos que se pueden recomendar a quienes reserven vuelos baratos a Buenos Aires es el Palacio Errázuriz-Alvear, que actualmente es la sede del Museo Nacional de Artes Decorativas. Doble motivo para visitarlo, pues: por el contenido y por el continente.

El palacio está situado en la Avenida del Libertador 1.902. Se trata de la antigua mansión residencial de la familia que formaban el diplomático chileno Matías Errázuriz y su esposa Josefina de Alvear, que, sin embargo, sólo llegaron a vivir en ella una veintena de años. Fue diseñada en 1911 por el arquitecto francés René Sergent en el estilo academicista que puso de moda su país entre finales del siglo XIX y principios del XX, con la particularidad de que lo hizo en Francia, sin llegar a pisar jamás Buenos Aires.

Como el terreno disponible no era los suficientemente extenso, Sergent fusionó la entrada principal con el jardín ideado por Achille Duchêne. El vestíbulo, estilo Luis XVI, se adorna con pilastras de capitel jónico y figuras alegóricas de las distintas artes; una escalera de honor vigilada por quimera y flanqueada por guardarropas y aseos parte de ahí a la planta noble.

Luego hay una antecámara del mismo estilo forrada de maderas nobles y rematada por una gran claraboya; en este espacio cuelga el retrato de doña Josefina, obra del pintor español Sorolla. Otra dependencia curiosa es el despacho, donde se repiten las maderas pero alternadas con terciopelos de tono burdeos y un buen número de pinturas. Las entradas a la dos librerías se decoran con frisos de tema científico.

El palacio se tardó en terminar -de 1911 a 1917- porque la Primera Guerra Mundial dificultó la importación de materiales nobles. En 1937, tras venderlo la familia por el fallecimiento de doña Josefina, pasó a manos del Estado, que lo declaró Monumento histórico Artístico y fue ubicando en él diversas instituciones como la Academia Argentina de las Letras, la Academia Nacional de Bellas Artes, el Museo Nacional de Arte Decorativo y el Museo de Arte Oriental.

El Museo de Arte Decorativo, abierto en 1937, es el más importante de América del Sur, con cerca de 4.000 piezas (escultura, pintura, orfebrería, porcelanas, miniaturas, muebles, tapices…) que proceden tanto de la propia casa como de donaciones. Abre de martes a domingos de 14:00 a 19:00, cerrando los lunes. La entrada cuesta 10$ (jubilados y menores de 12 años entran gratis).

Foto: Claudio Elías en Wikimedia

El Consulat del Mar mallorquín

vuelos baratos a Palma de Mallorca

La sede de la Presidencia de las Islas Baleares se encuentra en Palma de Mallorca, alojada en un palacio del siglo XV que en el año 1964 fue declarado Bien de Interés Cultural. Pero esa ubicación es sólo desde 1983 porque, antaño, el edificio tenía una función distintia: era el Consulat del Mar (Consulado del Mar).

Esta institución típica de la Corona de Aragón desde tiempos medievales nació como tribunal con la misión de regular el comercio y mediar en los conflictos entre marinos y mercaderes cuando la susodicha Corona inicó su expansión por el Mediterráneo convirtiéndose en una potencia. Lógicamente, tanto en Mallorca como en otros lugares (Barcelona, Valencia) se elegía para ubicarla algún edificio cercano a la lonja, que era el centro de la actividad comercial.

En el caso mallorquín, el rey Jaime III designó dos consulados en 1326 que debían encargarse de los asuntos marítimos mercantiles. Para ello, el gremio de comerciantes cedió parte de sus instalaciones. Sin embargo, el palacio actual es más tardío, construido en el siglo XVI, aunque reúne elementos arquitectónicos de otras épocas y además experimentó varias reformas. Así, si bien la fachada principal tiene una típica galería plateresca (cinco arcos con columnas anilladas sobre una alta balaustrada), el resto es posterior, barroco. Tres plantas que miran, cómo no, al mar.

Para ser exactos, cuando decimos el resto estamos obviando también la capilla anexa, que es de estilo gótico (aunque también reformada, habiéndosele añadido un rosetón renacentista) y corresponde a la antigua Escuela de la Lonja. También a los añadidos decimonónicos: a principios de siglo, una escalera elíptica y la sala de juntas, dotada de un bello artesonado; en el último tercio, los jardines, a costa de demoler las murallas, a los que se accede a través de la Porta Vella del Moll.

Quien busque vuelos baratos a Palma de Mallorca y desee ver este lugar lo tiene fácil, pues está en pleno centro urbano, en el Passeig de la Sagrera

Foto: María Rosa Ferre en Wikimedia

El Palacio del Elíseo

vuelos baratos a París

Igual que el presidente de EEUU reside en la Casa Blanca, el de Argentina en la Casa Rosada o el Rey de España en La Zarzuela, el máximo mandatario de Francia lo hace en el Palacio del Elíseo, un espléndido complejo arquitectónico situado en pleno centro de París y que tiene su uso actual desde que fue designado para ello en 1848.

Pero es anterior. Lo mandó construir el conde de Evreux en la primera mitad del siglo XVIII, cosa que se llevó a cabo siguiendo un estilo clásico. La entrada al patio desde el exterior es monumental, con una gran balaustrada sostenida por columnas jónicas. Una vez traspasado el arco principal, el jardín francés sirve de vestíbulo al aire libre hasta el edificio, que a lo largo de los tiempos fue experimentando varias reformas, si bien el aspecto general se mantiene.

Su ocupante más ilustre fue madame de Pompadour, quien encargó al célebre arquitecto Lassurance una serie de cambios en la casa pero, especialmente, en los jardines, que se llenaron de detalles decorativos fantasiosos como cenadores, cuevas, un laberinto de setos, cascadas, etc. Luego pasó a manos de Luis XV, que lo destinó a alojar embajadores primero y sala de exposiciones después.

También Luis XVI realizó varias transformaciones, la prinicpal de ellas la conversión de la Sala de Gala creada por Pompadour en un hemiciclo. E intervino, una vez más, en los jardines, sustituyendo su tono romántico por otro más racional, el inglés, que se había puesto de moda en la época. La duquesa de Borbón fue la última aristócrata en instalarse porque al poco estalló la Revolución.

Durante ese turbulento período, el palacio se convirtió en almacén para los muebles incautados por los tribunales revolucionarios. Luego, la duquesa recuperó su propiedad y alquiló la planta baja a un burgués que, para equipararse a la nobleza, daba grandes fiestas; por eso abrió dos entradas más, una de las cuales da a los Campos Elíseos y de ahí el nombre actual del sitio.

Más adelante fue comprado por Murat, el cuñado de Napoleón, que encargó a Vignon y Thibault una nueva y monumental reforma. En 1815 el Emperador utilizó el patio para despedirse de la Guardia Imperial antes de marchar al exilio. Su sobrino Napoleón III también hizo una remodelación, dirigida por Lacroix, que le dio el aspecto actual.

Situado en la rue du Faubourg Saint-Honoré 55, quienes reserven vuelos baratos a París no podrán visitarlo más que por fuera (aunque hay un día de puertas abiertas) pero, al igual que pasa en Londres con Dowining Street, por ejemplo, no es raro ver montones de curiosos agolpados en la verja de entrada para ver la llegada de personalidades.

Foto: TouN en Wikimedia

El Palacio Longoria

vuelos baratos a Madrid

Más de uno que reserve vuelos baratos a Madrid y visite turísticamente la ciudad se sorprenderá de descubrir que también en la capital se pueden encontrar -aunque pocos- edificios de estilo modernista, pero es que aunque su cara más conocida fue la catalana (y en particular la de Gaudí), en realidad se trató de un estilo casi universal que desarrolló sus propias características en cada sitio.

En el caso madrileño, uno de sus mejores representaciones es el Palacio Longoria, precisamente obra de un arquitecto barcelonés, José Grases Riera, predecesor y luego compañero del citado Gaudí, que dejó en Madrid unos cuantos espléndidos ejemplos más no sólo de arquitectura pura sino también de mausoleos y grandes monumentos (Cánovas del Castillo, Alfonso XII…).

El Palacio Longoria, diseñado para la familia homónima, se construyó entre 1902 y 1903 y contiene muchos elementos decorativos neobarrocos. Se alza en la calle Fernando VI, en el barrio de Chueca, haciendo esquina con un torreón circular caracterizado por la balconada que rodea su perímetro y que contrasta con el resto de cuerpos, de líneas rectas.

Una valla de hierro forjado lo separa de la vía pública y permite contemplar con más ángulo la recargada ornamentación neorrococó de las fachadas, plena de motivos vegetales, guirnaldas, medallones, óculos ovalados en la buhardilla y un espectacular balcón central con dos columnas.

El interior es igual de magnífico, con una entrada para carruajes por el torreón y una escalera de dos brazos con barandilla de hierro y bronce en caja redonda e iluminada desde lo alto por una gran cúpula de vidrieras de Maumejean sostenida por columnas. También hay un patio ajardinado al que se abren miradores adornados con columnas en forma de palmera.

El financiero Javier Fernández Longoria vivió poco allí pues en 1912 vendió el palacete a la Compañía Dental Española, que en 1946 lo traspasó a la SGAE (Sociedad General de Autores), del que todavía es sede, habiéndolo rehabilitado hace 5 años. Hoy está catalogado como Bien de Interés Cultural.

Foto: Luis García en Wikimedia

El Palacio de Gelmírez

vuelos baratos a Santiago de Compostela

El Palacio de Gelmírez está la famosa Plaza del Obradoiro, en Santiago de Compostela y constituye uno de los mejores ejemplos de arquitectura civil de estilo románico en la ciudad, en este caso ligado al poder eclesiástico local puesto que Diego Xelmírez, que le da nombre, era un obispo.

El edificio se inició en el siglo XII adosado a la Catedral -para tener acceso directo a ésta- con las piedras de otras casas de los alrededores que resultaron derruidas por una serie de revueltas desarrolladas en el 1117 contra el citado sacerdote por los excesivos impuestos con que gravaba a campesinos y burgueses. Posteriormente otros eclesiásticos encargarían diversas ampliaciones, como las llevadas a cabo en los siglos XIII, XV, XVI y XVIII.

En cualquier caso, el sobrio aspecto exterior del palacio no concuerda con el rico interior. Con planta en forma de T y una altura de dos pisos que no correponden con las ventanas que se ven desde fuera, un recorrido por sus dependencias descubre una sucesión de escaleras, salones, bóvedas, chimeneas y otros elementos.

De todo ello habría que destacar Salón de Armas, en la planta baja, dividido en dos crujías y cubierto con bóveda de arista sostenida por arcos fajones de medio punto sobre columnas y pilastras adosadas. en el piso superior también es interesante la cocina, un pequeño espacio rectangular con ventana geminada y bóveda de cañón que fue erigida en el siglo XII. Y, por supuesto, el refectorio o salón de fiestas, con bóveda de crucería gótica, de nervios labrados y apoyada en ménsulas artísticamente talladas en granito con escenas de la boda de Alfonso IX con doña Berenguela, si bien otros hablan de un ágape celeste.

En su día, el rey Alfonso VI de Galicia (después de Castilla) concedió al obispo el privilegio de albergar una ceca en el pazo. Ahora, en cambio, es la sede del Museo de la Catedral, razón de más para recomendar buscar vuelos baratos a Santiago de Compostela y hacerle una visita. La entrada cuesta 10 euros (8 en tarifa reducida).

Foto: Daniel Villafruela