Archivo de la etiqueta: Jardines

Palacio y jardines de Luxemburgo

vuelos baratos a París

Muchos de quienes reservan vuelos baratos a París y la recorren incansablemente de un extremo a otro suelen tomarse un descanso al final de la jornada en uno de los rincones más bonitos de la ciudad, punto de encuentro tradicional de estudiantes, deportistas y familias con niños: los Jardines de Luxemburgo.

Esta recoleta pero animada zona de verde forma parte del palacio homónimo, que no se visita porque es la sede del Senado francés. Lo cual es una lástima porque la reina María de Médicis, esposa de Enrique IV, lo mandó construir en 1615 para vivir en uno más moderno que el sobrio Louvre, residencia real hasta entonces, y para alejarse de las intrigas cortesanas. El modelo elegido fue el toscano; de hecho el palacio era una réplica exacta del que la soberana había habitado en su infancia, aunque luego el arquitecto Salomón de Brosse lo cambió. Curiosamente María casi no llegó a vivir allí al tener que marchar al exilio y cuando obtuvo licencia para regresar se lo regaló a su fiel ayudante, el cardenal Richelieu. Luego se enfrentaron y la reina ni siquiera llegó a ver el final de las obras ni del jardín, si bien aún habrían de hacerse un sinfín de reformas.

Respecto a los jardines, éstos se levantaron sobre los que antaño había sido un bosque y que, en la práctica, no dejó de serlo, dado el número de árboles que tenía; sólo que el bosque estaba simétricamente ordenado con avenidas, decorado con esculturas y acotado, según diseño de André Le Notre y, posteriormente, del barón Haussman. En la actualidad ya no hay muro alrededor -el recinto se abrió al público en el siglo XIX- y ha sido dotado de equipamientos deportivos, zonas de ocio y parques infantiles con columpios. Los niños tienen en estos jardines una garantía de entretenimiento, pues suelen copar el gran estanque octogonal central, el Grand Bassin, para hacer navegar pequeños barquitos de madera.

También son destacables las fuentes de bronce y mármol que pueden encontrarse entre los setos, como la de los Amantes o la del Observatorio, siendo esta última la que sirve de entrada. En relación a la decoración artística del sitio en general, recordar que el palacio alberga 24 cuadros pintados por Rubens expresamente para ello, a los que se sumaron después los murales que Delacroix realizó en la biblioteca. Antes, durante la Revolución, David había estado preso tras sus muros (se había reconvertido en cárcel), aprovechando el tiempo para abocetar su obra El rapto de las sabinas. También los alemanes usaron el edificio y su entorno como cuartel-búnker tras conquistar París durante la Segunda Guerra Mundial.