Archivo de la etiqueta: Islas Canarias

Fiestas de San Lorenzo en Gran Canaria

Vuelos a Las Palmas Gran Canaria

©Depositphotos.com/karkozphoto

Conocer las costumbres de otros lugares es un aliciente más para organizar un viaje. Las Fiestas de San Lorenzo se celebran pronto en el barrio del mismo nombre de Las Palmas de Gran Canaria. Destacan por su romería y los fuegos artificiales que se encienden la madrugada del 10 de agosto. Es una de las mayores muestras pirotécnicas de Canarias.

San Lorenzo o San Lorenzo de Tamaraceite era un antiguo municipio de la isla de Gran Canaria, que fue anexionado al de Las Palmas de Gran Canaria en 1937. Se encuentra en la montaña de Andújar con 610 metros sobre el nivel del mar.

Si van a reservar vuelos baratos a Gran Canaria en la primera quincena de agosto celebra fiestas sus fiestas y es en la velada del 9 al 10 de de agosto cuando tiene lugar un preciso espectáculo pirotécnico que merece la pena ver en este lugar, llamado los fuegos de San Lorenzo o la Gran Quema de Fuegos, con música animando las calles del barrio.

En estas fechas se celebran también varias romerías porpulares en la isla y destaca la de San Lorenzo Mártir. Se organizan bailes y actividades en los que disfrutarán de un ambiente estupendo con la cordialidad y alegría propia de los canarios.

El día 10 de agosto, se celebra la festividad litúrgica y popular, comenzando por la mañana temprano con la tardicional Feria del Ganado, para continuar, a las 12 horas, con la celebración de la Eucaristía, a la que seguirá la Procesión de San Lorenzo.

La Playa de las Teresitas

Depositphotos_21427775_s_VM

Si es una buena playa es lo que usted está buscando en las Islas Canarias, y más concretamente en Tenerife, de la playa de Las Teresitas se dice, con razón, que es de las mejores playas del norte de la isla.

Las Teresitas está situada justo al lado del pueblo de San Andrés, y a sólo unos siete kilómetros de la ciudad capital de Santa Cruz y es fácil llegar en autobús o en coche si han reservado ya vuelos a Tenerife. Es un lugar verdaderamente idóneo para el relax y disfrutar de un buen clima.

Esta parte de Tenerife tiene la cordillera de Anaga que proporciona un refugio natural a Las Teresitas. El sol cálido y sus arenas doradas son ideales para descansar y para los deportes acuáticos o bañarse en el mar. Las arenas son suaves y es ideal para pasear a pies descalzos.

Playa de las Teresitas
es una de las playas artificiales de Tenerife y fue creada con millones de toneladas de arena traídas a la isla desde el Sahara. Esto se hizo por primera vez en la década de 1960, pero la playa se volvió a mejorar en 1973.

El encantador pueblo costero de San Andrés cuenta con restaurantes y tiendas, así como un camino que conduce hasta el alto de montaña del Macizo de Anaga donde se ve una vista panorámica del entorno muy hermosa. Casi toda la superficie de la localidad se encuentra incluida en el espacio natural protegido del Parque Rural de Anaga.

La pintoresca belleza de Firgas

vuelos baratos

Es raro pero quienes reservan billetes de avión a Gran Canaria suelen desconocer el que probablemente sea uno de los rincones más curiosos y bonitos de la isla: el pueblo de Firgas. Situado en el norte insular, a veintidós kilómetros de Las Palmas, es una pequeña localidad de menos de ocho mil habitantes cuyos orígenes se remontan a antes de la llegada española, cuando era conocido con el nombre de Afurgad, que significa atalaya, en alusión a las espléndidas panorámicas que ofrece desde sus 450 metros de altitud.

La belleza del pueblo tiene bastante que ver con el agua, pese a no tratase de un lugar costero. Y es que a unos pocos kilómetros hay un manantial termal que abastece de miles de botellas diarias y ha inspirado buena parte de la decoración urbana al discurrir por varias calles varias cascadas sucesivas que cubren una longitud de treinta metros a lo largo de los paseos peatonales de Gran Canaria y Canarias.

Estos paseos engrosan su atractivo con una veintena de escudos heráldicos de los municipios insulares más el del Cabildo, así como las siete islas del archipiélago representadas en el suelo, acompañadas de un paisaje representativo de cada una, mediante enormes mosaicos. Las banderas de cada territorio completan esta curiosa apoteosis geográfica regional.

En 2009 se inauguró otra obra embellecedora para el municipio, la recuperación de la antigua Acequia Real a su paso por la Plaza de San Roque. Abierta por un lateral, se le añadieron unos lavaderos en piedra de cantería en los que aparecen representadas, en forma escultórica, manos de mujeres lavando ropa, en recuerdo de todas las lavanderas que acudían allí a hacer su trabajo.

Otros sitios interesantes son decimonónicos: la vieja fonda, construida en 1870 para albergar a quienes acudían a los baños de Azuaje y que luego fue Ayuntamiento y escuela, hasta que hoy ha sido destinada a Casa de Cultura (biblioteca municipal, sala de exposiciones y salón de actos); o la iglesia de San Roque, de 1845, aunque se asienta sobre las ruinas de la ermita de San Juan Ortega (1502) -de la que sólo queda la fachada- y junto a la que había un convento dominico.

Por último, mencionar otros atractivos peculiares, como el Molino de Gofio, que es del siglo XV y funcionó hasta que una sequía lo paró en 1959; o el monumento al Ganadero, obra del escultor aruqueño José Luis Marrero Cabrera y que puede ver detrás de la Casa de Cultura; o el consistorio actual, que tiene su sede en una casona de los años cuarenta del siglo XX de estilo neocanario, erigida con piedra azul autóctona y madera de tea de pino en los balcones.

No hay que olvidar, sin embargo, el entorno natural: la Reserva Especial de Azuaje, los barrancos de las Madres y Guadalupe, las terrazas de Las Berreras o el Pico Osorio.

Foto: Turismo de Gran Canaria

Arteara: necrópolis y palmeral

vuelos baratos a Gran Canaria

Cualquiera que reserve vuelos baratos a Gran Canaria descubrirá enseguida el aspecto desértico de la isla, con esa típica sucesión de montañas separadas por barrancos resecos y pedregosos. Pero a veces los árboles no dejan ver el bosque. Aunque parezca raro, si se busca bien también es posible encontrar grandes palmerales ubicados en oasis. De hecho, hay alrededor de dos centenares de ellos.

Uno de los más populares es el de Arteara, dado que se halla muy cerca de la concurrida playa de Maspalomas, donde contrasta con su espectacular sistema de dunas, con la silueta espigada del faro y con los millares de turistas tomando el sol.

Se encuentra en la parte sur de la isla, en el municipio de San Bartolomé de Tirajana, en un barranco conocido como Fataga pero también como el Valle de las Mil Palmeras, por razones obvias. El mirador de las Yeguas proporciona unas espléndidas vistas del lugar, con algunas viviendas blancas salpicando el denso color verde de los cultivos-básicamente patatas-, las copas de las palmeras y otros árboles frutales.

Las palmeras no sólo proporcionan sus frutos, las támaras, usados como comida para el ganado, sino también por la madera, empleada en colmenas. Pero el principal producto es la propia hoja, que sirve para fabricar sombreros y, si es preciso, como leña para el fuego.

El otro gran atractivo de Arteara es la necrópolis, donde se pueden ver 809 tumbas de los antiguos aborígenes de la isla, los canarii. Se construyeron con forma de túmulos, unos piramidales, otros cuadrangulares y otros circulares, utilizando la abundante roca volcánica proporcionada por el derrumbe de una montaña, y han sido datadas cronológicamente en torno al siglo V a.C.

En total son 37.535 metros cuadrados delimitados originalmente por un muro de piedra del que aún quedan algunos restos. Los cadáveres se enterraban metidos en una cista. Uno de los sepulcros, conocido como la Sepultura del Rey por ocupar un sitio prominente, es iluminado directamente por los rayos del sol del amanecer durante los equinoccios.

Bien desde Maspalomas o bien desde el casco de San Bartolomé se accede con facilidad a este interesante rincón de Gran Canaria a través de la carretera GC 520.

Foto: rapena en Wikiloc

Masca, uno de los lugares más bonitos de Tenerife

vuelos baratos a Tenerife

Todo aquel que busque vuelos baratos a Tenerife con la idea de conocer la isla de la forma más completa debería dejar un hueco para acercarse a uno de sus pueblos más bonitos: Masca, una localidad situada en el extremo noroeste.

Ubicado a 700 metros de altitud y rodeado por un hermoso paisaje al que un mirador proporciona impresionantes panorámicas con la emblemática silueta del Teide por un lado y el océano Atlántico por el otro, Masca suele ser visitado por muchos turistas en su ruta por la zona.

Y es que se halla en pleno Macizo del Teno, en un parque rural, encaramado en una verde cresta montañosa y circundado tanto por enormes paredes de piedra como por profundos barrancos, asemejando una versión canaria de Machu Picchu. No es de extrañar que en el lugar se sitúen multitud de senderos para hacer excursiones, una de las bazas de ese rincón de Tenerife.

Se cuenta que el pueblo era antaño un refugio de piratas, ya que sólo se podía llegar desde un camino que partía de la playa y discurría por las laderas entre curvas que se recorrían en mula en tres horas. La carretera actual sigue serpentando de la misma sinuosa forma, aunque ahora hay arcenes para poder adelantar.

Una vez en el casco urbano destaca la arquitectura tradicional con casas de piedra y rojos tejados que, sin embargo, no son muy antiguas. Menos aún desde 2007, año en que un incendio arrasó el sitio. Rehecho del siniestro, hoy altas palmeras flanquean las calles y bancales con cultivos estructuran los barrancos entre diminutos caminos y colmenas de abejas.

Foto: Quatremains

El CAAM de Gran Canaria

vuelos baratos a Gran Canaria

Uno de los equipamientos culturales que pueden visitar quienes reserven vuelos baratos a Gran Canaria es el CAAM (Centro Atlántico de Arte Moderno) que, como indica su nombre, es un museo dedicado a las últimas tendencias artísticas.

Situado en el número 11 de la calle Los Balcones de la capital, Las Palmas, en el barrio de la Vegueta, se ubica en un edificio neoclásico diseñado por el arquitecto Manuel de León y Falcón cuyo interior fue completamente rehabilitado y reformado por Francisco J. Sain de Oiza conservando las dos fachadas (portales 11 y 9). Es una estructura de cantería en torno a un patio, a la manera típicamente canaria, con diversos espacios expositivos.

El Centro Atlántico de Arte Moderno-CAAM abrió sus puertas el 4 de diciembre de 1989 con la voluntad de dinamizar las artes visuales, el pensamiento crítico y la cultura artística, en un marco de geoestrategia atlántica y decidido propósito de diálogo intercultural.

Un centro de arte que fue consolidando una decidida vocación de actuación en torno a África, América y Europa, como marco dúctil, abierto y progresivo en las prácticas artísticas y de pensamiento. Ese concepto de tricontinentalidad se plasma en las obras que componen su colección permanente, iniciada a partir de la escuela de Luján Pérez y el grupo El Paso, completada con las piezas de la colección APM y adquisiciones variadas sumando un total de 2.600 obras.

En 2002 se incorporó la colección Memoria del Papel de la Galería Leyendecke y en los últimos años el CAAM abarca proyectos que desbordan el ámbito meramente artístico: la dimensión intercultural e intermedia del arte contemporáneo. También hay una importante biblioteca de 57.000 volúmenes que está especializada en arte.

Por tanto, un rincón más de Las Palmas de Gran Canaria que anotar en la agenda turística y cuya entrada cuesta 5 euros (2,50 en tarifa reducida). Abre a diario (salvo los lunes) de 10:00 a 21:00 (domingos hasta las 14:00).

Foto: CAAM

Vilaflor: altitud, santos y Pino Gordo

vuelos baratos a Tenerife

Si un turista toma alguno de los vuelos baratos a Tenerife es casi seguro que lo hará llevando en mente la visita a los monumentos de Santa Cruz, hacer una excursión a conocer pueblos pintorescos como Garachico o Icod de los Vinos, descubrir parajes naturales como los acantilados de Los gigantes o el volcán Teide, que es el pico más alto de España, etc.

Pero para aquellos que ya conocen todo esto y buscan nuevos rincones en la isla canaria vamos a sugeir una curiosidad: la localidad de Vilaflor, que está situada a sólo 25 kilómetros de la capital y ubicada a 1.400 metros de altitud, lo que la convierte en el muncipio más alto del archipiélago. No es su único récord, puesto que también es el menos poblado de Tenerife, con poco más de 1.800 habitantes.

Los chasneros, gentilicio de aquellas gentes, están orgullosos de que el pueblo alumbró al primer santo canario, Pedro de San José de Betancour, en cuyo honor hay un santuario muy visitado por peregrinos. Además pueden presumir de una bella iglesia, la Parroquia Matriz de San Pedro Apóstol, así como de varios lugares protegidos, como el Paisaje Lunar y el manantial de Fuente Alta.

No es la única razón para visitar Vilaflor. Los aficionados a la botánica y a las curiosidades en general, seguramente se interesarán por el famoso Pino Gordo, un pino canario (Pinus canariensis) tan extraordinariamente grande que su imagen se incorporó al escudo municipal. Mide 60 metros de altura, es decir, 40 más de lo habitual en esa especie, y su tronco alcanza un diámetro máximo de casi 3 metros -casi uno más que la media-, lo que supone un perímetro de 9,36 metros: ¡harían falta 9 personas con los brazos extendidos para rodearlo!

Es, por tanto, el árbol más grande Canarias. Se puede llegar hasta él por la carretera comarcal C-821 (Parque Natural de La Corona Forestal) hasta el mirador que lleva su nombre, situado en el kilómetro 67, frente a la casa forestal, desde donde se contemplarán espléndidas panorámicas del valle de La Orotava.

Foto: Daniel Tenerife en Wikimedia

Museo de Bellas Artes de Tenerife

vuelos baratos a Tenerife

Es probable que quien busque vuelos baratos a Tenerife lo haga pensando en pasar unas vacaciones de relax total a base de sol playa. Casi seguro que hará una escapada al Teide, a mayor altura orográfica de España y quizá incluso se decida a pasear por el casco urbano de la capital, Santa Cruz. En este último caso, seguro que se soprenderá de la cantidad de rincones monumentlaes y equipamientos culturales que hay para elegir, Y uno de ellos, sorprendente por inesperado, es el Museo de Bellas Artes.

Se ubica en el número 12 de la calle José Murphy, en el inmueble que fue Convento de San Francisco, que además ocupaba parte de la vecina Plaza del Príncipe y del que también sobrevive la iglesia, justo enfrente. Aunque el museo remonta sus orígenes a las instalaciones realizadas en 1840 para la colección de banderas arrebatadas a los ingleses (cuando Nelson intentó fallidamente tomar la ciudad en 1797), en sentido estricto se creó en 1898.

El edificio, clasicista y diseñado por Elidio Lardeo, se terminó en 1929. Su parte exterior está decorada con una decena de bustos de tinerfeños ilustres, como el ingeniero Agustín de Betancourt, el escritor Juan de Iriarte o el poeta Ángel guimerá, entre otros. Dentro, la colección artística se reparte por catorce salas, habiendo sido cedidas algunas de las obras más destacadas por parte del Museo del Prado para sumar a los fondos propios.

Entre ellas hay desde pinturas flamencas del siglo XVI a las contemporáneas del XX, con algunas piezas importantes como el Tríptico de Nava y Grimón (Pieter Coecke), San Andrés (José Ribera), Orfeo (Peter Brueghel), La defensa del convento de Santa Engracia (Nicolás Megía Márquez) y otros trabajos firmados por maestros como Madrazo, Sorolla o los canarios Hernández de Quintana y González Méndez.

Asimismo, se exponen otros géneros artísticos como esculturas, artes decorativas, armaduras, monedas y una muestra de arte moderno canario. Además, el museo organiza visitas guiadas por el patrimonio monumental de Tenerife, presentaciones literarias, conferencias, conciertos, etc.

Abre de martes a viernes entre las 10:00 y las 20:00 (sánados, domingos y festivos hasta las 15:00).

El Roque Nublo

vuelos baratos a Gran Canaria

Hasta hace unos años, quienes reservaban vuelos baratos a Gran Canaria y visitaban la isla descubrían que en la costa norte, casi pegado a un altísimo acantilado, había una enorme y pintoresca roca que emergía sobre la superficie del agua a la que se conocía como el Dedo de Dios, por asemejar una mano con el índice extendido hacia arriba. Lamentablemente, un temporal la destrozó arrebatándole así el carácter iconográfico del que disfrutaba en representacion de la isla. Pero a ésta aún le queda otro elemento natural simbólico al que acudir: el Roque Nublo.

Y es que a falta de un volcán emblemático más o menos activo como el Teide de la vecina Tenerife, Gran Canaria puede persumir de esta enorme roca de ochenta metros de altura que se yergue a 1.183 metros de altitud en una de las crestas del Pico de las Nieves, la mayor montaña insular, que ocupa todo su centro.

El Roque Nublo es un bloque de piedra basáltica, lo que queda de una colada piroclástica de bloques y cenizas soldadas originada por la erupción explosiva del estratovolcán homónimo en el Plioceno (de 2,8 a 5 millones de años). Pero no sólo es eso. Se trata de uno de los más grandes del mundo de su tipo y además presenta una curiosa forma cuadrangular.

Lo más singular, sin embargo, es que parece colocado en posición vertical de forma deliberada, asemejando un solitario pero terrible guardián. No extraña, pues, que los antiguos guanches lo consideraran sagrado, convirtiendo su entorno en un santuario religioso donde celebrar sus cultos.

Declarado Monumento Natural en 1987 se halla en el municipio de Tejeda, dentro del Parque Rural del Nublo, que se creó en 1994. Es una zona de abruptos barrancos rocosos a la que se llega por un camino que parte de la carretera y facilita unas impresionantes panorámicas en 360º que permiten, en días claros, incluso vislumbrar la silueta del Teide.

La subida lleva unos 45 minutos a paso tranquilo, por algo menos la bajada, resultando más que aconsejable realizar ambos trayectos con protección solar y bien provistos de agua. Eso si no se concreta la intención declarada por el Patronato de Turismo de Gran Canaria de construir un strong>teleférico desde el pueblo de Tejeda hasta La Degollada.

Foto: Teleyinex en Flickr

Garachico

vuelos baratos a Tenerife

Los vuelos baratos a Tenerife descubren al visitante toda la riqueza natural, patrimonial, cultural, arqueológica y, en suma, turística de la isla. De todos sus rincones. Y uno de ellos bien podría ser el pueblo de Garachico, en el noroeste insular, de donde era originaria la familia de Simón Bolívar.

Población fundada en 1496 por el banquero genovés Cristóbal de Ponte tras la conquista del territorio a los guanches, el primitivo municipio se convirtió en una rica villa colonial que durante casi dos siglos vivió una época de esplendor gracias al comercio de azúcar y vino con Europa y América que pasaba por su puerto, el más importante de Tenerife.

Sin embargo hoy no queda nada de aquello. No sólo por el cambio de los tiempos sino porque la naturaleza decidió ponerle fin con su mano implacable. Así, dio un primer aviso en 1646 provocando un corrimiento de tierras que sepultó a un centenar de personas. Pero la gran tragedia llegó sesenta años más tarde, en 1706, cuando entró en erupción el volcán Arenas Negras (Trevejo): sus coladas de lava llegaron hasta el puerto arrasando las casas.

Y aunque no hubo víctimas mortales, la villa nunca se recuperó porque los barcos decidieron utilizar a partir de entonces el más seguro Puerto de la Cruz. Garachico fue reconstruido sobre la lava solidificada, que se internó en el mar ampliando la superficie del municipio (las actuales piscinas naturales de El caletón), pero se quedó como simple población pesquera.

Aún así, se conservaron algunos edificios anteriores a la erupción. Uno de ellos es el antiguo convento de San Francisco, actual sede de la Casa de Cultura y del Museo de Ciencias Naturales, que aún conserva tramos de lava. Al lado están la Casa de los condes de la Gomera, con su fachada de cantería almohadillada, y la iglesia de Santa Ana, que es del siglo XVI aunque se reconstruyó en el XVII. En el interior de esta última se guarda el Cristo de la Misericordia, hecho en caña de maíz por indígenas de México, en cuyo honor hay una bonita fiesta cada lustro.

Otros monumentos que habían quedado sepultados fueron desenterrados, como el arco de entrada al parque Puerta de Tierra, que antaño formaba parte del puerto. Y ningún visitante debería perderse las espléndidas panorámicas que se ven desde el Castillo de San Miguel, construido por Felipe II para prevenir ataques piratas y cedido a los condes de la Gomera antes de que la erupción le quitara importancia (de hecho, en su escudo de armas figura un volcán).

Declarado Bien de Interés Cultural y sede del Centro de Información Patrimonial dependiente de la Red de Museos del Cabildo de Tenerife, el castillo se halla en lo alto de la ladera y comunica con las piscinas naturales a través de una piscina tallada en la lava.

Foto: oblongo en Wikimedia