Archivo de la etiqueta: Holanda

El Mercado de Albert Cuyp

El «Cuyp» como lo llaman en Ámsterdam, es un mercado al que te gustará dedicarle una parada en tu próxima escapada a esta ciudad para ver su animado ambiente. Ahí es donde se venden verduras frescas, carnes, frutas, plantas… por lo tanto, es un gran lugar para comprar una auténtica variedad de productos locales frescos. Pero además hay puestos de ropa, joyas, artesanía y objetos de interés para el viajero coleccionista, como cámaras de fotos y otros recuerdos. 

El mercado es el uno de los más grandes de Ámsterdam y ha estado funcionando desde 1905. En un principio se abría sólo los días sábados por la noche, pero ya en 1912, el mercado pasó a estar abierto durante seis días a la semana. Hoy en día Cuyp Market, o el Mercado de Albert Cuyp, es el mercado más activo en todo el país y es conocido por ser el gran mercado diurno más grande de Europa. 

Se organiza en la calle Albert Cuypstraat, 1073 BL de Amsterdam. La calle suele estar completamente cerrada al tráfico durante las horas de mercado. Se llega muy fácil tomando el Travía o Tram nº 4, hasta la parada «Stadhouderskade». Desde ahí queda a 50 metros caminando a lo largo de Woustraat, a la derecha, veréis en seguida el comienzo del mercado de Albert Cuyp.

Allí podréis tomar los famosos Stroopwafels holandeses y también hay muchos restaurantes étnicos, puestos de comida y bares que encontrareis cerca de los puestos de mercado. ¡No os lo perdáis en vuestra próxima escapada a esta ciudad holandesa!

Foto ©depositphotos.com/Copyright: Dutchlight

Festival de Tulipanes en Ámsterdam

El tulipán es uno de los símbolos más representativos de los Países Bajos y Amsterdam. Originario del Imperio Otomano e introducido a los comerciantes holandeses a principios del siglo 17, su cuidado y comercialización ha tenido un impacto económico desde la Edad de Oro hasta la actualidad. 

Pero no es sólo eso, el bellísimo paisaje de los campos de tulipanes, que ocupan gran parte de Holanda, son especialmente hermosos en Primavera, una de las mejores épocas del año para buscar billetes a Ámsterdam y disfrutar recorriendo el país y cada primavera, el festival celebra de la famosa flor y todo el país florece. 

Además en Amsterdam, durante todo el mes de abril, hay más de 400.000 tulipanes de colores que se pueden ver en los jardines de museos, casas privadas y otras instituciones de la ciudad. Se cuentan hasta 60 puntos dentro de la propia ciudad. Los lugares que participan en lo que se ha llamado el “Festival de los Tulipanes”, son tan conocidos como Artis, el Filmmuseum EYE, el Hermitage de Amsterdam, los Jardines botánicos, el Museo Van Gogh, el Rijksmuseum y otros muchos espacios públicos de la ciudad. 

Es el segundo año que Amsterdam tiene su propio festival del tulipán, que se prevee dure todo el mes de abril, o incluso mas, mientras los tulipanes están en flor. Se puede seguir una ruta a pie o en bicicleta por los parques y plazas, vías y canales, jardines y otros puntos señalados, donde puedes encontrar tulipanes en campo abierto o en hermosas zonas ajardinadas o decoradas para el evento. Es un evento promovido de manera privada, con el objetivo de tener la mayor cantidad de tulipanes en flor en Amsterdam como sea posible, idea de la diseñadora de jardines Saskia Albrecht.

Imagen: Joop van Dijk  (CC BY-SA 2.0) 

La Plaza Rembrandt y su estatua en Amsterdam

Rembrandt_Depositphotos_4634911_s
©Depositphotos.com/annavee

La Rembrandtplein o Plaza Rembrandt está situada en el centro de Ámsterdam, que seguro que visitarán si reservan vuelos a Amsterdam, ya que cerca queda la Casa Museo del célebre artista, uno de los puntos más visitados de la ciudad holandesa, y esta plaza es lugar de paso y de relax, con cafés, restaurantes y jardines a su alrededor.

La estatua de Rembrandt fue realizada en 1852 por el escultor Louis Royer, que alcanzó la fama durante el siglo XIX por sus estatuas en los Países Bajos. Fue fundida en hierro de una pieza y es la estatua más antigua de Ámsterdam en un espacio público.

La plaza, hace honor al famoso pintor Rembrandt van Rijn que vivió en una casa cerca de la plaza entre 1639 y 1656. La escultura en cuestión se inauguró en la plaza el 27 de mayo de 1852.

Está bordeada por Utrechtsestraat al este, Reguliersdwarsstraat al sur, Regulierbreestraat al norte y Halvemaansbrug al oeste. El mayor edificio de la plaza, en Utrechtsestraat, fue diseñado en 1926 por los arquitectos Bert Johan Ouëndag y Hendrik Petrus Berlage para una entidad bancaria.

El diseño actual de la plaza es el resultado de una renovación completada en diciembre de 2009. Las líneas 4, 9 y 14 del tranvía recorren Regulierbreestraat y conectan Rembrandtplein con la Stopera, al noroeste cruzando el Blauwbrug o Puente Azul sobre el Río Amstel, la Plaza Dam al noreste, y la Estación Central de Ámsterdam.

Escapada Amsterdam Rotterdam

Rotterdam_Depositphotos_8217268_s
©Depositphotos.com/pablodebat

Si van a volar en alguno de los vuelos baratos a Amsterdam que ofertan distintas aerolíneas, ademas de recorrer los lugares de la misma ciudad de Amsterdam, si disponen de tiempo, merece la pena acercarse a visitar la ciudad vecina de Rotterdam que queda a 75 kilómetros y están muy bien comunicadas.

En Rotterdam se encuentra el mayor puerto de Europa, que sólo por ver su entorno, merece la pena una visita. Además allí hay construcciones emblemáticas de la modernidad a nivel arquitectónico, como sus casas cubo, que son muy impactantes y se pueden ver por fuera y por dentro o el puente Erasmus.

Las casas cubo ofrecen la experiencia de poder visitar, al menos una de estas casas por dentro, y experimentar un nuevo concepto de vivienda distinto al habitual. Piet Blom diseñó las casas cúbicas en 1984 y este proyecto le otorgó fama internacional.

El puente de Erasmo o Erasmus es de Ben van Berkel y tiene 139 metros de longitud. Ha sido escenario de películas de Hollywood y de otros eventos como la competición aérea Red Bull Air Race, espectáculos de danza y fue el punto de salida del Tour de Francia de 2010.

Hay muchos trenes que conectan las estaciones centrales de ambas ciudades y que van a Rotterdam a diario y también autobuses frecuentes que parten del centro de Amsterdam. Pueden hacer una excursión de un día estupenda, contemplando el bonito paisaje holandés por el camino.

El ARCAM una pequeña joya de la arquitectura en Amsterdam

vuelos baratos a Amsterdam

El centro ARCAM Amsterdam Centre for Architecture es un pequeño edificio futurista situado en la ribera del río, cerca del Museo Marítmo. Este moderno edifico está diseñado por el arquitecto René van Zuuk y en 2002 fue nominado para el premio al mejor edificio proyectado por un joven arquitecto, por el Instituto Holandés de Arquitectura.

ARCAM quiere llegar a la audiencia más amplia posible para dar apoyo a la arquitectura y saca provecho de los problemas actuales de Amsterdam que requieren atención, por lo que el centro es un foro de discusión sobre el futuro, variando temas continuamente.

En el espacio de exposición en la planta baja del edificio ARCAM se organiza una exposición cinco veces al año, sobre temas de arquitectura y el ARCAM Panorama ofrece una evolución del mapa arquitectónico de Amsterdam desde el año 800 hasta la actualidad y las posibles futuras reformas que experimentará el Red Light District.

Los amantes de la arquitectura moderna disfrutarán viéndolo y pueden ver además ahora mismo, la muestra llamada Together dedicada a Lina Bo Bardi, si reservan sus vuelos a Amsterdam. Se exhibe hasta el día 25 de mayo.

Lina Bo Bardi: Together es un homenaje al legado de la arquitecta italo-brasileña Lina Bo Bardi (1914-1992) que en este momento inspira a las nuevas generaciones de constructores, arquitectos, y lleva a soñar al público.

ARCAM Prins Hendrikkade 600, 1011 VX Amsterdam, Países Bajos

Foto de roryrory

Agnietenkapel, el Museo Universitario de Ámsterdam

vuelos baratos a Ámsterdam

Parte iglesia, parte cenobio, parte museo, la Agnietenkapel es uno de esos rincones que merece la pena llevar apuntados en la agenda quien reserve vuelos baratos a Ámsterdam y ya conozca lo más típico de la ciudad, queriendo descubrir cosas nuevas.

Situado en el Oudezjids Voorburgwal 231, era un convento fundado en 1397 por monjas clarisas en honor de Santa Agnes que, arrasado por un incendio, fue reconstruido en 1470. Su tamaño resultaba pequeño, al menos comparado con los otros que albergaba la ciudad, contando con iglesia, claustro, cementerio y huerta.

En 1578, tras las luchas religiosas, se cerró, reabriéndose en 1632 como sede del Athaeneum Illustre, germen de la futura universidad. Ésta se encargó de restaurar el sitio y hoy ha instalado allí el Museo Universitario, dedicado a dar a conocer la historia de esa institución. Hasta 1830 albergó también la Biblioteca Municipal, uso recuperado no hace mucho; está ubicada en al ático.

Lo más destacado de una visita sería la iglesia, ya que es una de las pocas capillas góticas que sobrevivieron a los sucesos de la Alteración del siglo XVI, si bien es verdad que durante las obras de restauración a que fue sometida en el primer cuarto del siglo XX se le añadieron elementos arquitectónicos de la Escuela de Ámsterdam.

También hay que ver el auditorio de la primera planta, el más antiguo de la capital holandesa, que se usa para exámenes a gran escala y conferencias. Su hermoso techo tiene pinturas al fresco con motivos típicamente renacentistas, no faltando una imagen de Minerva, la diosa romana de la sabiduría, ni cuatro decenas de retratos de célebres humanistas.

La Agnietenkapel se puede visitar por las mañanas pero un paseo por delante basta para contemplar la bella fachada donde se abre la entrada principal de 1571: un arco enmarcado entre dos columnas dóricas de sillares de dos colores y decoración a base de cabezas de león, todo ello rematado por un escudo de armas y, a cada lado, un jarrón ornamental.

Foto: Jvhertum en Wikimedia

El molino Van Slote de Ámsterdam

vuelos baratos a Ámsterdam

¿Qué elemento iconográfico debería ser considerado más representativo de Holanda? ¿Los tulipanes? ¿Los zuecos? ¿Los canales que cubren parte del país? Desde luego hay uno más a considerar: los molinos, que hasta tienen su Día Nacional (es el 11 de mayo).

Aunque se trata de edificios casi universales, y resultan igualmente representativos en otros sitios (La Mancha castellana, sin ir más lejos), los molinos de los Países Bajos son fácilmente reconocibles por su característica estructura de madera. Y la propia Ámsterdam cuenta con ocho ejemplares de referencia, como es el caso del Molen Van Slote.

Se trata de uno de los pocos ejemplos verdaderamente tradicionales que ya van quedando de ese tipo de arquitectura popular, al menos en un entorno urbano como el de la capital; bien es cierto que, de hecho, se ubica en las afueras, en Akersluis 10: se puede llegar en los autobuses 145 (desde Leidseplein) y 192 (NS-estación Sloterdijk – Schiphol), en excursiones en barca o incluso caminando, en media hora.

Se alza junto al canal Ringvaart y en realidad no es demasiado antiguo pues se construyó a mediados del siglo XIX como molino de pólder (tierra desecada), con planta octogonal. Lo que tiene de especial es que se trata del único que está abierto el público, pudiendo verse por dentro en una visita guiada que permite contemplar el funcionamiento de las aspas y aprender cómo era el trabajo rutinario de un molinero.

El molino Van Sloten también acoge una pequeña exposición sobre Rembrandt (Rembrandt in the attic), que se crió allí, centrada en el campo holandés del siglo XVII (una maqueta muestra cómo era), y el Museo de Fabricación de Barriles. Asimismo, se hace un recorrido especial para niños a base de juegos y una leyenda sobre el fantasma que, cuenta, habitaba el molino.

Para los mayores existe una actividad complementaria tan pintoresca como poder casarse en el mismo molino cualquier día de la semana salvo los domingos. Quien se encuentre en tal tesitura, ya tiene una idea para buscar vuelos baratos a Ámsterdam y localizar allí la boda y la luna de miel de una sola vez.

El molino Van Sloten abre diariamente de 10:00 a 16:30.

Restaurante invernadero en Ámsterdam

vuelos baratos a Amsterdam

Que haya invernaderos en Holanda no ha de constituir sorpresa para nadie, teniendo en cuenta que ese país es uno de los principales productores de flores, y más concretamente de tulipanes, del mundo. Otra cosa es que se tome alguno de los vuelos baratos a Ámsterdam y, a la hora de buscar un sitio donde comer, se tope con De Kas Restaurant.

Porque ese establecimiento es un antiguo invernadero municipal de 1926 que, a punto de ser demolido por no utlizarse ya, llamó la atención del chef Gert Jan Hegerman, premiado con una estrella Michelin. El cocinero, haciendo gala de una gran visión de futuro, decidió adquirir el sitio en 1997 y reformarlo para transformarlo en un moderno restaurante que, además recuperara en parte su función anterior, proporcionándole sus propios productos frescos.

El resultado, abierto al público en 2001, fue -es- un local que ha adquirido cierta popularidad. Ubicado en Kamerlingh Onneslaan 3, en el parque Frankendael (en las afueras de Ámsterdam), se caracteriza por sus paredes acristaladas, su cocina vista y el comedor, diseñado por el interiorista Piet Boon e instalado en el jardín y aromatizado con hierbas naturales. Por supuesto, también por el invernadero, que se sitúa en el piso superior.

Pero eso no es todo. En efecto, dicho invernadero da productos naturales con plenas garantías a los cocineros pero es que el entorno está formado por alrededor de quince mil metros cuadrados de huerta exterior que incrementan esas posibilidades de suministro.

De Kas ofrece a sus clientes un menú degustación de media docena de platos, la mayoría enriquecidos con las verduras y hortalizas de la casa. El precio es de noventa euros. Eso sí, ojo a los horarios: abre de lunes a viernes (sábados en caso de cenar) de 12:00 a 14:00 y de 18:30 a 10:00.

Foto: Restaurant De Kas

Poezenboot, el Barco de los Gatos de Ámsterdam

vuelos baratos a Ámsterdam

Aunque tienen legión de defensores, los gatos también han acumulado enemigos y tragedias a lo largo de su azarosa historia. Así, mientras algunas civilizaciones, como la egipcia, los deificaban por su utilidad para controlar el exceso de roedores, algunos expertos creen que el exterminio a que fueron sometidos en la Europa bajomedieval por identificáselos con el Diablo, provocó que las ratas camparan a sus anchas y difundieran la Peste Negra.

Aún hoy son muchos los que los miran con desconfianza por su independencia y esa tendencia genuina que tienen a convertirse en los amos de la casa, como si los humanos fueran sus mascotas. Y es que conservan reminiscencias de su vida indómita anterior, por lo que no extraña ese dicho indio que reza: «Los dioses crearon al gato para que el Hombre pudiera acariciar a un tigre».

En fín, que si hay un lugar donde los felinos pueden sentirse más o menos seguros es Ámsterdam. En la capital holandesa se puede visitar un Kattenkabinet, es decir, un Museo del Gato, del que ya hablamos en otra ocasión. Pero además, en el canal Singel 38G flota una pintoresca barcaza pintada de color rojo que ha sido acondicionada para servir como una especie de asilo para mininos: De Poezenboot o Barco de los Gatos.

Se trata de una iniciativa de Mevrow van Weelde, que empezó esta actividad altruista en 1966, tras recoger en la calle a una familia felina. Volcada en esa actividad, que la hizo aceedora al sobrenombre de Señora de los gatos, reunió una considerable cantidad de estos animales, entre los que encontraba y los que le daba la gente. Tantos, que su casa del canal Herengracht se quedó pequeña y dos años más tarde adquirió un barco y lo ancló frente a su domicilio, destinándolo a sus nuevos amigos. Se llamaba Tjalk.

Como cabía esperar, con el tiempo se vio obligada a comprar otros dos barcos. Al final, en 2002 y con la ayuda de vecinos y voluntarios, acondicionó el más grande como si fuera una viviendas flotante y hoy no sólo alberga en él a los gatos sino que las autoridades han reconocido su labor y la han autorizado a que funcione como una especie de refugio-museo para conseguir fondos. De esa manera, quien busque vuelos baratos a Ámsterdam y desee ver por sí mismo tan insólito rincón puede hacerlo a diario (excepto miércoles y domingos) en horario de 13:00 a 15:00.

La entrada es gratuita pero no rechazan los donativos voluntarios, necesarios para el mantenimiento y para la financiación de un programa educativo y de concienciación dirigido al público infantil. A cambio aceptan periódicos viejos para las camas de los felinos. También hay una tienda de recuerdos.

Foto: Oxyman en Wikimedia

El Stedelijk Museum

vuelos baratos a Ámsterdam

Aunque al hablar de pinacotecas en Ámsterdam la referencia la constituyen fundamentalmente el Rijksmuseum y el Museo Van Gogh, también hay un importante centro que reúne las obras correspondientes a épocas recientes: es el Stedelijk Museum, que precisamente se alza en el Museumplein o Plaza de los Museos (Paulus Pottersraat 13), muy cerca de los dos anteriormente nombrados.

Su colección nació a partir de la municipal, a su vez procedente de una privada donada a la ciudad en 1890 por Sophia de Bruyn. En 1938 el lugar se convirtió en museo de arte moderno porque la mayor parte de los fondos eran obras de autores contemporáneos como los impresionistas, Picasso, los expresionistas, etc. Luego se irían sumando piezas de otros movimientos como el pop art, De Stijl, etc.

Hay obras desde 1850 hasta la actualidad, aunque la exposición permanente suele cambiar bastante para incorporar las adquisiones recientes, no sólo en pintura sino también en escultura, dibujo, grabado y fotografía e incluso en otros formatos como las vídeoinstalaciones o el diseño industrial.

La parte impresionista, con cuadros de Monet, Cezanne, Renoir está entre las más importantes, junto al citado movimiento De Stijl, que es autóctono, propugnando la claridad, y en el que destacan obras de Mondrian y Van Deosburg. También son reseñables la amplia colección de Malevich y las obras de Picasso, Chagall, Kirchner, Beckmann, Jasper Jones, Tinguely, Appel y Schmidt-Rottluff.

En total, más de 90.000 piezas que se exhiben entre el edificio original, neorrenacentista, construido a finales del siglo XIX pero intensamente reformado entre 2003 y 2012, y el futurista añadido al término de dicha reforma por el arquitecto Mels Crouwel, con 10.000 metros cuadrados destinados a exposiciones temporales.

Sin duda, un nuevo equipamiento a tener en cuenta por los afciionados al arte cuando reserven vuelos baratos a Ámsterdam; hay vida más allá de Van Gogh, Rembrandt y Rubens.

Foto: I Amsterdam