Archivo de la etiqueta: Francia

Las Joyas del Museo de Orsay de París

Paris-Orsay_Depositphotos_13943253_s
©Depositphotos.com/victor_palych

El Museo de Orsay, situado en una antigua estación de tren de París, es el tercer museo nacional francés en cuanto a visitantes se refiere, con lo que las colas para entrar son frecuentes. Sin embargo, acudir temprano por la mañana o hacerse con la Paris Museum Pass puede hacernos evitar esta engorrosa espera, y un ahorro de tiempo y de dinero.

Llegar al Orsay es muy fácil, está situado junto al Sena con una bonita entrada y acceso y el metro casi para en la puerta. En su interior se pueden apreciar algunas piezas muy interesantes que van a llamar la atención de entendidos y profanos. Incluso para quienes no sean muy fans de los museos y del turismo cultural, este museo es totalmente recomendable, porque prácticamente todas las obras son muy conocidas hasta para los menos adeptos al arte.

En la planta superior es donde están las obras de Monet, Renoir, Cézanne,Van Gogh, etc. Podrán ver maravillas como “La habitación en Arles” o “Autorretrato” o “La noche estrellada” de Van Gogh, el maravilloso “Peregrinos yendo a la Meca” de L. Belly, “Arearea” de Gauguin, “El origen del mundo” de Courbet o el hermoso “Bal du Moulin de la Galette” de Renoir, como muestra.

Orsay posee además de los grandes nombres de la pintura impresionista, una muy buena colección de escultura, fotografía y muebles modernistas. En escultura encontrarán muchas piezas deliciosas como por ejemplo, la Pequeña Bailarina de 14 años y los Caballos, de Edgar Degas.

Si van a reservar vuelos a París no dejen de visitar este gran museo que les dejará uno de los mejores recuerdos de la Ciudad de la Luz. La dirección es 1, rue de la Légion d’Honneur, 75007 Paris.

Horarios
9:30 a 18 horas
hasta las 21:45 horas los jueves
cerrado los lunes

Inolvidable París en Verano

Vuelos baratos a París
©Depositphotos.com/Goodluz

La capital francesa es una ciudad que nunca deja de inspirar y donde se organizan gran parte de los mejores eventos de arte y cultura en sus grandes museos. Pero los muchos conciertos, festivales y sesiones de Djs son también algo a tener en cuenta para un viaje que además resulte divertido a todas horas.

Los jóvenes también reservan vuelos a París y hay muchas propuestas para tener en cuenta en esta hermosa ciudad durante este verano 2014. Para los más animados está Rock en Seine, que se celebra entre los días 22 y 24 agosto, que ha crecido hasta convertirse en uno de los mayores festivales de música en Francia.

Cuenta con famosos artistas del pop y de rock como Arctic Monkeys, Lana del Rey, The Prodigy, Die Antwoord y muchos más. De hecho, más de 60 artistas subirán al escenario. Es genial para combinar las visitas de los lugares importantes de ciudad de día, con los conciertos de tarde, noche.

El festival tiene lugar en Saint-Cloud Domaine, a 10 minutos del centro de París, tomando el metro. El lugar está muy cerca del metro y la estación de autobuses y los conciertos terminan antes del cierre de los medios de transporte públicos.

Y si necesitas un rato de descanso por el centro de París, en verano están instaladas sus playas artificiales en distintos puntos de las orillas del Sena. ¡Paris Plages porgrama muchas actividades entre tumbonas, palmeras y arena de playa!

La ajetreada historia de Plaza de la Concordia de París

PARIS_Depositphotos_9042352_s
©Depositphotos.com/netfalls

Uno de los lugares imperdibles en cualquier visita a la capital francesa, por su céntrica ubicación es la Plaza de la Concordia en el corazón de París y es uno de los grandes lugares emblemáticos del período revolucionario, sobre todo cuando la guillotina estuvo allí instalada.
Está situada al comienzo de la Avenida de los Campos Elíseos.

En 1753, se inicia un concurso para la organización de la explanada, reservado para los miembros de la Academia Real de Arquitectura. A cambio de los terrenos que ceden, los herederos recibirán el edificio situado en el noroeste de la plaza así como los terrenos que hay que construir de una y otra parte de la futura calle Real.

Ange-Jacques Gabriel, director de la Academia en su calidad de Primer arquitecto del Rey, es encargado de establecer un proyecto que toma las mejores ideas emitidas por los competidores. Su proyecto es aceptado en 1755.

Durante la Revolución Francesa es donde Luis XVI y María Antonieta fueron ejecutados. Se estima unas 1.119 personas fueron decapitadas en la Plaza de la Concordia, era llamada entonces La Plaza de Luis XV que se rebautizó como la Plaza de la Revolución. Con el fin de este período, el gobierno decide rebautizar la Plaza de la Revolución como Plaza de la Concordia.

El obelisco de Luxor que se erige en el centro de 23 metros de altura y de 230 toneladas, llegó a París en agosto de 1834 después de remontar el Sena. Entre 1836 y 1846, el lugar se remodela por el arquitecto Jacques-Ignace Hittorff que mantiene el concepto de Gabriel y añade las hermosas fuentes momumentales.

Cuando tomen vuelos a Paris observen todos los detalles de la Plaza de la Concordía, que con sus edificios, su suelo, sus fuentes, estatuas, torres, balaustradas, columnas y lámparas posee la clasificación de Monumento Histórico desde 1937.

Bois de Boulogne

vuelos baratos a París

Si después de haber buscado alguno de los vuelos baratos a París y recorrido la ciudad de arriba a abajo visitando sus mil maravillas, uno está cansado de tanto museo y tanta iglesia y desea pasar una jornada de descanso, al aire libre y rodeado de naturaleza, tiene una magnífica opción de escapar del ruido y el ajetreo a unos kilómetros al oeste, en el Bois de Boulogne.

El Bosque de Bolonia, tal es su traducción, es el pulmón de la capital francesa. No alcanza el tamaño descomunal de la Casa de Campo madrileña pero sí dobla a Central Park y triplica a Hyde Park con sus 846 hectáreas de árbolado, césped y vegetación.

Lugar donde se levantaban varios monasterios por donación de la dinastía merovingia, luego pasó a ser coto real y campo de batalla de muchas escaramuzas durante la Guerra de los Cien Años. Con Francisco I y sus sucesores se convirtió en una especie de enorme jardín acotado en el que se celebraban fiestas e incluso desde allí se dio el primer paso en la conquista del aire, con el despegue del globo de los hermanos Montgolfier.

Napoleón III intensificó las refomas para acondicionarlo como parque, incorporándole los elementos característicos: senderos, cascadas, especies exóticas, lagos… Con el tiempo, y especialmente tras pasar a formar parte de la ciudad de París en 1929, se añadieron más cosas como carriles para biciletas, pistas de patinaje e incluso un hipódromo.

En la parte norte se encuentra el Jardin d’Acclimatation, idóneo para visitar con niños al albergar un parque de atracciones, una zona botánica y una reserva de animales. También es destacable el Jardín de Shakespeare, que tiene teatro al aire libre y áreas de juego. Asimismo, los dos lagos artificiales, unidos por la cascada, permiten remar en barcas e incluso pescar.

Otro sitio de referencia es el Chateau de Bagatelle, que tiene su propio parque dentro del mismo Bois de Boulogne.

Foto: Remi Jouan en Wikimedia

La catedral de Saint Eustache

vuelos baratos a París

Dentro del grupo de monumentos que no son de primera magnitud turística pero que pueden interesar a quienes hayan usado los vuelos baratos a París varias veces y quieran ver cosas nuevas, está la catedral de Saint Eustache.

Se trata de una iglesia que mezcla elementos góticos (los arquitectónicos) y renacentistas (los decorativos), sobre todo en el interior, debido a su reforma en 1532. De lo anterior se desconoce prácticamente todo: ni cuando se erigió -hay todo un siglo de margen, entre 1532 y 1632 pero a partir de otra anterior medieval- ni quién fue su autor. Sólo consta un pequeño detalle: originalmente estaba dedicada a Santa Agnes, mártir de tiempos romanos.

Es un imponente edificio de un centenar de metros de longitud y 40 de anchura, con 5 naves, triforio, bóvedas nervadas, capillas radiales, magníficas vidrieras y una notable acústica que permite que hoy sigan celebrándose en su interior conciertos de órgano; ello se debe a la buena conservación (y restauración) del espléndido órgano de 7.000 tubos.

Situada a la entrada de París, en la rue Montorguell de Les Halles, fue consagrada por el obispo Francois de Gondi en 1637. La fachada actual es del siglo XVII, pues la anterior la demolieron para hacer unas capillas, siendo varios los arquitectos que incorporaron elementos a lo largo del tiempo.

Precisamente los avatares de la Historia la golpearon, desacralizándola durante la Revolución para ser convertida en templo dedicado a la agricultura para más tarde transformarse en sede de la secta Teofilntrópica. Los sucesos de la Comuna de 1871 dañaron el campanario y los arbotantes, cañoneados. Y aunque todos la usaron siempre como punto de encuentro debido a su ubicación, los reyes la tenían como parroquia.

De hecho, allí se bautizaron Richelieu, Moliére y la marquesa de Pompadour e hizo la primera comunión Luis XIV, al igual que sirvió de escenario para las exequias fúnebres de Ana de Austria, Mirabeau y la madre de Mozart. En ese sentido hay que destacar también que en una de las capillas está la tumba de Colbert.

Foto: Pavel Krok en Wikimedia

El Palacio del Elíseo

vuelos baratos a París

Igual que el presidente de EEUU reside en la Casa Blanca, el de Argentina en la Casa Rosada o el Rey de España en La Zarzuela, el máximo mandatario de Francia lo hace en el Palacio del Elíseo, un espléndido complejo arquitectónico situado en pleno centro de París y que tiene su uso actual desde que fue designado para ello en 1848.

Pero es anterior. Lo mandó construir el conde de Evreux en la primera mitad del siglo XVIII, cosa que se llevó a cabo siguiendo un estilo clásico. La entrada al patio desde el exterior es monumental, con una gran balaustrada sostenida por columnas jónicas. Una vez traspasado el arco principal, el jardín francés sirve de vestíbulo al aire libre hasta el edificio, que a lo largo de los tiempos fue experimentando varias reformas, si bien el aspecto general se mantiene.

Su ocupante más ilustre fue madame de Pompadour, quien encargó al célebre arquitecto Lassurance una serie de cambios en la casa pero, especialmente, en los jardines, que se llenaron de detalles decorativos fantasiosos como cenadores, cuevas, un laberinto de setos, cascadas, etc. Luego pasó a manos de Luis XV, que lo destinó a alojar embajadores primero y sala de exposiciones después.

También Luis XVI realizó varias transformaciones, la prinicpal de ellas la conversión de la Sala de Gala creada por Pompadour en un hemiciclo. E intervino, una vez más, en los jardines, sustituyendo su tono romántico por otro más racional, el inglés, que se había puesto de moda en la época. La duquesa de Borbón fue la última aristócrata en instalarse porque al poco estalló la Revolución.

Durante ese turbulento período, el palacio se convirtió en almacén para los muebles incautados por los tribunales revolucionarios. Luego, la duquesa recuperó su propiedad y alquiló la planta baja a un burgués que, para equipararse a la nobleza, daba grandes fiestas; por eso abrió dos entradas más, una de las cuales da a los Campos Elíseos y de ahí el nombre actual del sitio.

Más adelante fue comprado por Murat, el cuñado de Napoleón, que encargó a Vignon y Thibault una nueva y monumental reforma. En 1815 el Emperador utilizó el patio para despedirse de la Guardia Imperial antes de marchar al exilio. Su sobrino Napoleón III también hizo una remodelación, dirigida por Lacroix, que le dio el aspecto actual.

Situado en la rue du Faubourg Saint-Honoré 55, quienes reserven vuelos baratos a París no podrán visitarlo más que por fuera (aunque hay un día de puertas abiertas) pero, al igual que pasa en Londres con Dowining Street, por ejemplo, no es raro ver montones de curiosos agolpados en la verja de entrada para ver la llegada de personalidades.

Foto: TouN en Wikimedia

El parisino Puente de las Artes

vuelos baratos a París

Todos quienes han tomado alguna vez vuelos a París y visitado la ciudad se habrán visto en la frecuente tesitura de tener que cruzar de una ribera a otra del Sena por alguno de los numerosos y emblemáticos puentes que atraviesan el río. Quizá los más famosos sean el de Alejandro III y el Pont Neuf pero hay otros que también tienen su encanto: uno de ellos es el Puente de las Artes.

El Pont des Arts se halla en el VI distrito, uniendo el Museo del Louvre, a la derecha, con el Institut de France, en la orilla izquierda, y proporcionando las mejores panorámicas de la Ille de la Cité y del propio Sena. Ésa es la doble razón, de hecho, por la que recibe su nombre: si antes el Lovre se llamaba Palais des Arts, hoy pintores, músicos y todo tipo de artistas en general suelen instalarse en él para aprovechar las vistas y el trasiego de gente.

Diseñado por Louis Alexandre de Cessart, fue construido entre 1801 y 1804 como el primer puente de la ciudad hecho de metal, con nueve arcos. Sin embargo el actual no el original ya que éste se encontraba en tan mal estado de conservación que una parte se vino abajo en 1977, cuando una de las típicas barcazas que navegan el curso fluvial chocó contra uno de sus pilares. Así que cuatro años más tarde Louis Gerald Arretche dirigió la reconstrucción de una réplica que no era exacta porque se la dotó de dos pilares menos para facilitar el paso de embarcaciones y prevenir nuevos accidentes.

El excalde Jacques Chirac lo inauguró en 1984 y presenta una pasarela peatonal con suelo de madera, de 155 metros de longitud por 11 de ancho y sostenida por un entramado de hierro fundido que resulta muy frecuentada por ciudadanos y turistas. Al igual que otros puntos de París, el Pont des Artes ha aparecido en el cine y la TV con cierta frecuencia, como en la película Amelie o las series Sexo en Nueva York y Gossip girl. Asimismo ha sido homenajeado en la música, en una canción de George Brassens, y la literatura, en la novela de Albert Camus La caída.

Como también es un punto de encuentro clásico para enamorados, las parejas lo eligieron para colgar candados en sus barandillas. Desde 1975 está catalogado como Monumento Histórico.

Foto: Myrabella en Wikipedia

Saint-Étienne-du-Mont

vuelos baratos a París

Una de las visitas que suelen llevan planeadas quienes reservan vuelos baratos a París es la del Panteón, edificio que combina una fachada clásica con una imponente cúpula y sirve de mausoleo a personalidades históricas ilustres. Ahora bien, el Panteón se alza en la Montaña de Santa Genoveva y esto permite conocer otro importante e interesante monumento: la iglesia de Saint-Étienne-du-Mont.

Su atractivo es múltiple. En primer lugar se trata de un templo renacentista del siglo XV (que aún conserva elementos góticos previos como el rosetón), lo que para muchos lo convierte en el más bello de la ciudad, por diferente. Se alza sobre los restos de la antigua abadía de Clovis (del siglo XVI) consagrada a Santa Genoveva, la que según la leyenda detuvo a las hordas hunas de Atila y que hoy es la patrona de París (y de los gendarmes).

Durante los movimientos revolucionarios que se produjeron en Francia, su sepulcro fue abierto y el cadáver profanado, quemándose y arrojándose al Sena; en su lugar se levantó precisamente el Panteón. No obstante, aún se conservan algunas reliquias de la santa, básicamente algunos dedos y huesos, que reposan junto al sepulcro del rey Clodoveo. No son éstas las únicas tumbas importantes, pues a ambos lados del presbiterio yacen el matemático y filósofo Blaise Pascal y el dramaturgo Jean Racine..

Las peregrinaciones medievales para rendir culto a Santa Genoveva crecieron tanto que hubo que acometer obras de ampliación en la iglesia original hacia el norte de la abadía. Se iniciaron en el siglo XIII pero continuaron durante un par de centurias más, de ahí la alternancia de elementos arquitectónicos tan distintos. Primero se hicieron el ábside y el campanario; luego, unos cien años más tarde, el coro, la galería, las bóvedas de la nave y el crucero.

El interior, divido en tres naves separadas por altísimas columnas, destaca sin embargo por lo que en Francia llaman jubé: una especie de puente elevado en medio de la nave, mitad gótico y mitad renacentista, que hacía las veces de púlpito para los sermones. Diseñado por Laurent de La Hire y esculpido por Claure Lestocart, es de mármol blanco y se accede a él por dos escaleras helicoidales.

Por fuera, la fachada tiene un frontón triangular clásico sostenido por cuatro columnas y encima otro fronton semicircular con el rosetón en medio. La singuylar tlar torre aparece por detrás con otro detalle añadido posteriormente, el reloj, en 1624. Todo ello hace de Saint-Étienne-du-Mont una de las iglesias más peculiares de París, sin duda.

Foto: Velual en Wikimedia Commons

Los zoológicos de París

vuelos baratos a París

Un par de siglos atrás todas las grandes capitales y las ciudades más importantes contaban con su zoológico. Siguiendo las costumbres de entonces, solían tratarse de simples casas de fieras, lugares donde se exhibían animales exóticos en jaulas para que el público pudiera verlos, sin mayor pretensión didáctica. Por supuesto, París fue una de las ciudades que contaron con uno.

En realidad no hay uno solo. El más grande es el Zoo de Vicennes, llamado así por su ubicación en el bosque de Vicennes, en el número 53 de la Avenue de Saint Maurice. Dependiente del Museo de Historia Natural, fue inaugurado en 1934 y se extiende por una superficie de 15 hectáreas. Cuenta con un millar de especies, entre ellas algunas en serio peligro de extinción como el okapi.

Normalmente abre de 9:00 a 17:30 y la entrada cuesta 5 euros (gratis los niños menores de 4 años), pero para visitarlo habrá que esperar hasta el año 2013 porque actualmente se encuentra cerrado por obras de remodelación.

Así que los aficionados a la fauna tendrán que acudir al otro centro de la ciudad, el conocido como La Menagerie. Se trata del Zoológico del Jardín Botánico, en el Barrio Latino, que es más antiguo que el anterior -y del mundo- porque nació a iniciativa de la Asamblea Nacional en 1793.

Se formó con los animales que en principio estaban destinados a ser disecados por proceder del Zoo Real de Versalles; cosas de la coyuntura política postrevolucionaria. Sin embargo se decidió mantenerlos vivos para disfrute del pueblo y el naturalista Jacques-Henri Bernardin de Saint-Pierre fue el designado para dirigir la nueva institución. De Saint llevó a cabo su función con criterios modernos, procurando proporcionar a los animales un ambiente natural similar al de su ecosistema de origen y facilitando al público una visita didáctica.

Como se puede deducir por el nombre, este zoológico está en el Jardin des Plantes, el parque botánico situado entre la plaza Valhubert y las calles Cuvier, Buffon y Geoffroy-Saint-Hilaire, cerca de la Ille de la Cité. Aparte de la colección vegetal, comparte espacio con el Museo Nacional de Historia Natural.

Los vuelos baratos a París permiten así descubrir un pequeño oasis en medio de la jungla de asfalto que se puede visitar a diario de 9:00 a 18:00 (domingos hasta las 18:30) salvo los martes, que cierra, por una entrada de 9 euros (7 en tarifa reducida).

Pero aún hay una tercera opción: el Zoo-Parque de Ocio de Thoiry, que se encuentra en las afueras, a unos 40 minutos en coche (hay visitas organizadas desde la ciudad). Son 150 hectáreas con más de mil ejemplares de 130 especies africanas que se distribuyen por una finca en la que también resultan atractivos un castillo y un laberinto vegetal.

El Museo Marmottan Monet

vuelos baratos a París

Una gran ciudad como París tiene a la vez una ventaja y un inconveniente: la presencia de algunos de los museos más importantes del mundo, como el Louvre, el Orsay o el Pompidou, entre otros. Es una ventaja indudable porque atraen masas de turistas y son lugares espléndidos para hacer más de una visita. Y al mismo tiempo resultan un problema para otros muchos museos, más pequeños y modestos que pasan desapercibidos a pesar de ser también magníficos.

Un buen ejemplo es el Museo Marmottan Monet que, como se puede deducir del nombre, es el más grande del mundo dedicado a uno de los genios y creadores del movimiento impresionista, Claude Monet. Está ubicado en un palacete de la calle Louis Boilly, a un par de kilómetros de la torre Eiffel. En 1882 era un pabellón de caza cercano al Bois de Boulogne que pertenecía al duque de Valmy y fue comprado por Jules Marmottan para acoger las colecciones familiares de arte.

Eran dos, la del propio Jules, centrada en miniaturas y pinturas de la Edad Media y el Renacimiento, y la de su hijo Paul, que prefería el Primer Imperio. Pero este último legó el edificio a la Academia de Bellas Artes francesa tras su fallecimiento, en 1932. Dos años más tarde se abrió al público engrosándose los fondos Marmottan con las aportaciones de otros mecenas, muchas de los cuales eran cuadros impresionistas; por ejemplo, la donada por el médico de Eduard Manet.

En 1966 el segundo hijo de Claude Monet, Michel, cedió la colección de pinturas de su padre junto con la mansión de Giverny, en la afueras, sede de la Fundación Monet. Entre ellas figuran algunas de la serie Nympheas, la Gare Saint Lazare, el Parlamento Británico y, sobre todo, la obra maestra que vemos en la imagen de arriba y que fue la que dio nombre al movimiento: Impresión sol naciente.

Así que en total se pueden contar un centenar de obras impresionistas de los mejores representantes: además del que da nombre figuran Manet, Renoir, Gauguin, Degas, Caillebotte, Pisarro, Signac, Sisley y Morisot. Suficientes para buscar vuelos baratos a París y hacerle una visita. La entrada cuesta 10 euros, aunque se puede sacar una combinada para ver también la casa de Giverny, y abre todos los días (salvo los lunes) de 10:00 a 18:00 (los jueves hasta las 20:00).