Archivo de la etiqueta: Faros

El faro de Formentor

vuelos baratos a Mallorca

Una de los momentos más gratos que pueden pasar quienes reserven vuelos baratos a Mallorca y recorran la isla por su cuenta en un coche es ir descubriendo pequeños rincones y detalles que se encuentran perdidos por sus cuatro puntos cardinales y que no constituyen una llamada al turismo masivo, por lo que se obtiene el plus añadido de verlos en solitario o con poca gente.

En ese sentido, el Faro de Formentor es especialmente interesante porque combina su esbelto perfil con un paisaje bellísimo, la foto potencial con un pedazo de historia local, la visita de ocio con la cultural. La torre se alza a 210 metros sobre el nivel del mar, encaramada a un acantilado en la península que hay al final de la Sierra de Tramuntana.

Una sinuosa y estrecha carretera de 20 kilómetros permite su acceso desde la localidad de Pollença, dejando atrás el Mirador de Colomer, la playa de Formentor y las calas de Murta y Figuera. De camino, curvas, pinos, farallones de piedra asomados al Mediterráneo y cabras, muchas cabras, hasta que por fin aparece la alargada silueta, de 56 metros de altura, recortándose contra el cielo. Un pequeño aparcamiento da paso al faro, una cafetería y unos servicios.

El faro ya tiene años, puesto que empezó a construirse en 1857, siguiendo el diseño de Emili Pou, y se terminó en 1863 tras unos duros trabajos en una época en la que no existía la mencionada carretera (aún tardaría en hacerse casi un siglo) se cuenta que los obreros trabajaban también los domingos, previa dispensa del obispo, a cambio de que oyeran misa en un altar improvisado.

Los materiales se llevaban por un camino que ocupaba parte de la vía actual y del que aún quedan restos. También llegaban por mar al cercano Moll del Patronet, desde donde subían una escalera tallada en la piedra con 272 peldaños, hoy rehabilitada para senderistas.

Durante décadas, los torreros emplearon aceite, parafina y petróleo para la linterna, de doce paneles que emitían un destello de luz blanca cada medio minuto. Hasta una fecha tan cercana como 1962 no se instaló electricidad, que, de todas formas, no pudo mantenerse debido a las tormentas que abundan en la zona; hoy en día funciona con energía solar fotovoltaica. Antes, en 1971, se cambió la linterna por una de paneles catadióptricos que hoy en día ha pasado a ser una lámpara de bajo consumo con 21 millas náuticas de alcance y 4 destellos cada 20 segundos.

En suma, una visita recomendable para todo aquel que llegue a Mallorca. Además, si el día acompaña, podrá vislumbrar a lo lejos la silueta de la isla vecina, Menorca.

Foto: Dirk Goldhahn

El Faro de Botafoc

vuelos baratos a Ibiza
Probablemente uno de los rincones más vistosos y fotogénicos de Ibiza sea el islote de Botafoc, situado en la parte norte de la entrada al puerto. Es un promontorio rocoso y pelado que desde muy antiguo ha servido como lugar estratégico para encender hogueras que sivieran de guía a los barcos que se aproximaban a la costa con intención de atracar. De ahí su nombre (bota foc=sale fuego) y que el uso haya pervivido hasta la actualidad.

Y es que a aquellas fogatas las ha sustituído el Faro de Botafoc, aunque el edificio que se ve hoy es relativamente reciente. Fue empezado a construir en 1859 bajo la dirección de Andrés Rosas, siguiendo el diseño de Emilio Pou, inaugurándose un par de años más tarde. Una de sus características es que desde el principio contó con una vivienda de dos plantas para los torreros que le servía de base, dado que en el islote apenas hay sitio para más.

El faro está hoy unido a la isla por una lengua artificial pero este dique no existía al principio y era necesario suministrar víveres al personal transportándolos en lancha. No sería ése el único cambio experimentado con el paso del tiempo; otros afectaron al sistema de iluminación pues si el primero que se instaló era de óptica de 6º orden y luz fija blanca, con una linterna de cristales planos y planta octogonal, en 1910 se sustituyó por uno de cristales curvos y montantes verticales.

Asimismo, se colocó una nueva óptica de 4º orden BBT para luz fija, con pantallas para producir una apariencia luminosa de ocultaciones cada 20 segundos que hoy forman parte de la colección de Señales Marítimas del faro de Portopí. Pero además fue uno de los primeros faros que electrificó su sistema de alumbrado. Se llevó a cabo en 1918, el mismo año en que se hizo también en los faros de la Punta de Sa Creu, Ciutadella, Mahón y Portopí.

El faro de Botafoc mide 16 metros de fuste cilíndrico a partir del techo de la vivienda, elevándose 31 sobre el nivel del mar. Su alcance actual es de 14 millas náuticas, usando luz blanca o roja, según la visibilidad, con ocultaciones cada 2 segundos en ciclos de 7. También tiene instalada una sirena que emite señales sonoras de 2 segundos en un intervalo total de 10 segundos.

Si bien el faro n o se puede visitar por dentro, ya que sigue en funcionamiento, sí es posible verlo por fuera, con especial recomendación para hacerlo desde alguna embarcación. Antes habrá que buscar vuelos baratos a Ibiza.

Foto: Daniel Sancho en Wikipedia

El Faro de Maspalomas

vuelos baratos a Gran Canaria

Si hay una visita casi fija en la isla para quienes reservan vuelos baratos a Gran Canaria es Maspalomas, un lugar playero del municipio de San Bartolomé de tirajana que tiene gran afluencia turística por su fantástico sistema de dunas. Y si hay algo que identifique iconográficamente tal paisaje es la silueta alta e imponente del Faro de Maspalomas al final de la punta oeste del litoral.

Se trata de una inconfundible torre cilíndrica que no parece concordar con el pequeño edificio-vivienda que hay en su base sirviendo de zócalo para contrarrestar el peso. Fue construido entre 1884 y 1889, cuando la zona estaba deshabitada (incluso hubo que habilitar un muelle para descargar los materiales por mar), siguiendo un diseño del ingeniero Juan León y Castillo para balizar la navegación -especialmente la de tráfico con América- entre Punta Arinaga y Punta del Castillo, ambas también alumbradas hoy por sendos faros.

Mide 54,70 metros de altura por 6,20 de diámetro, con un fuste de sillería gris salpicado de unas pocas ventanas que va rebajando su grosor a medida que se asciende y que está coronado por una cúpula en la que se alojan la lámpara (halógena, de un millar de vatios) y los reflectores; el conjunto emite un destello cada 13 segundos que alcanza 19 millas náuticas, funcionando automáticamente aunque en su día llegó a tener 3 torreros.

El Faro de Maspalomas, auténtico símbolo de Gran Canaria, está catalogado desde 2005 como Monumento histórico Artístico, subrayando así la consideración que ya tenía de Bien de Interés Cultural. Además está rodeado por un Parque Natural constituido por 3 ecosistemas: la charca, el palmeral y las dunas. También por miles de turistas que aprovechan la enorme playa para tomar el sol, bañarse, practicar deportes náuticos o hacer nudismo en la zona ad hoc.

Foto: Christian Bortes en Flickr

El faro de San Antonio, en Jávea

vuelos baratos a Alicante

Los vuelos baratos a Alicante no tienen por qué servir exclusivamente para una visita urbana. Toda la provincia está salpicada de rincones interesantes, unos naturales y otros fruto de la mano del Hombre. En algunos casos incluso se da una combinación de ambas cosas, como ocurre con la Reserva Natural del Cabo San Antonio, donde a la belleza del paisaje hay que añadir otro foco de atención: su faro.

En el extremo Este de esa superficie de 110 hectáreas, protegida desde 1993, se alza la citada torre lumínica que empezó a alumbrar la costa para orientar a los barcos en 1861. Asomado a las aguas desde lo alto de un impresionante acantilado de más de 150 metros de altura, el faro no es exactamente el mismo que se construyó en 1855 pero sí su sustituto, ubicado de todas formas muy cerca.

Como es habitual en la costa mediterránea, se le puede considerar heredero de aquellas atalayas de vigilancia que servían tanto para anunciar la proximidad de la costa a los marinos como para advertir a la población de la llegada de piratas berberiscos. De hecho, su origen se remonta al siglo XIV, cuando unos monjes edificaron una ermita en honor de San Antonio, nombre que terminó aplicado al cabo.

Éste, situado entre Jávea y Denia, es una prolongación del Montgó, macizo montañoso que resulta visible desde Ibiza en los días claros y goza de interesantes flora (corales, posidonias) y fauna marinas (pulpos, meros). Hay un aparcamiento para quienes se acercan al mirador anexo (en realidad hay 15 contorneando el cabo), desde donde hay vistas casi aéreas de Jávea y, con suerte, se puede otear la silueta lejana de la costa ibicenca.

En cuanto al faro en sí, su torre es pequeña y achaparrada, sensación que se incrementa por el tamaño del edificio de debajo. La doble balconada queda rematada directamente por la linterna y aunque no es una construcción precisamente espectacular, sí puede ser punto de referencia para hacer una excursión por esta parte del litoral de Alicante.

Foto: vtebfaros

El faro de Porto Pí

Vuelos baratos a Palma de Mallorca

Quizá más de uno se sorprenda de saber que los faros no son un invento moderno. Existen desde la Antigüedad, desde que navegan barcos y se construyeron puertos. Al fin y al cabo, la necesidad de una luz que sirva de referencia a los marinos avisando de su proximidad a la costa ha existido siempre.

El caso es que muchos faros que funcionaban siglos atrás continúan haciéndolo hoy en día. Los dos más antiguos son la coruñesa Torre de Hércules y la Laterna de Génova. El tercero en edad también está en España: en Palma de Mallorca, en el barrio de Porto Pí, cerca de la base naval.

Aunque ya los romanos habían erigido un faro al que conocían como Turris faraone, durante la Edad Media se construyó otro, dado el estado de ruina que presentaba. Así aparece en el testamento de Jaime II de Aragón y otros documentos de la época, como las leyes dictadas por el gobernador para castigar al que rompiera con la honda, arma común en Baleares, alguna de las lámparas que componían la linterna: un día en la picota para los niños y corte de una mano para adultos (muerte si se hacía de noche).

En 1612 hubo que desplazar el faro, ya que el sitio fue elegido para construir el Castillo de San Carlos y el retumbar de los cañonazos rompía sus vidrios. De manera que se trasladó a la Torre de Señales, un edificio del siglo XV al que se añadió un cuerpo octogonal en altura. La torre continuaría su doble cometido (alumbrar y reseñar el número y tipo de barcos que arribaban) hasta 1971.

Pero antes la linterna experimentó algunas reformas, pasando a instalarse una giratoria que fue funcionando con los diferentes tipos de combustible que iban apareciendo: parafina, petróleo, electricidad… También hubo que acometer rehabilitaciones exteriores por la acción del mar, los temporales y los rayos. Y aunque en 1972 quedó fuera de servicio por contar el puerto con un nuevo sistema de balizamiento, 2 años después se recuperó atendiendo a su valor histórico. De hecho, hoy está catalogado como Monumento Histórico Artístico y cuenta con un pequeño museo.

Reservando vuelos baratos a Palma de Mallorca se podrá ver este faro de piedra cuadrangular y de inconfundible aspecto, cuya altura (38 metros) descuella sobre los edificios colindantes y las aguas del Mediterráneo. Si se llega navegando de noche, se podrá ver su luz desde 27 millas de distancia, en destellos cada 15 segundos.

Foto: Antoni I. Alomar en Wikipedia