Archivo de la etiqueta: EEUU

featuredImage.png

El Monumento a Lincoln

Esta famosa estatua de Lincoln es un monumento nacional estadounidense construido para honrar al decimosexto presidente de los Estados Unidos, Abraham Lincoln. Se encuentra en el extremo occidental del National Mall en Washington, D.C., frente al Monumento a Washington. 

El arquitecto del edificio fue Henry Bacon; el diseñador de la estatua principal de Abraham Lincoln, de 1920, fue Daniel Chester French y fue materializada por los hermanos Piccirilli y el pintor de los murales interiores fue Jules Guerin. Siempre ha sido una gran atracción turística que todo viajero debe visitar y desde la década de 1930 ha sido un centro simbólico centrado en las relaciones raciales.

El edificio tiene la forma de un templo dórico griego y contiene una gran escultura sentada de Abraham Lincoln e inscripciones de dos conocidos discursos de Lincoln, “The Gettysburg Address” y su segundo discurso inaugural. El monumento ha sido el lugar donde se pronunciaron otros muchos discursos famosos, incluido el discurso “Tengo un sueño” de Martin Luther King el 28 de agosto de 1963.

Al igual que otros monumentos en el National Mall -incluyendo el cercano Monumento a los Veteranos de Vietnam, el Monumento a los Veteranos de Guerra de Corea y el Monumento Nacional de la Segunda Guerra Mundial-, el memorial es administrado por el Servicio de Parques Nacionales bajo su National Mall y el grupo de Parques Memorial. Está abierto al público las 24 horas del día. 

La ciudad de Washington cuenta con conexiones desde Boston y Nueva York a muy buenos precios.

magen de RachelBostwick (CC0)

featuredImage.png

El Skywalk de la Torre Prudential en Boston

La torre Prudencial o Prudential de la ciudad de Boston, también conocida como el Pru, es un rascacielos icónico en el complejo Prudential Center y en la actualidad se erige como el segundo edificio más alto de Boston. La torre fue diseñada por Charles Luckman y Asociados, cuenta con 52 plantas. Además hay un restaurante, el Top of the Hub, que ocupa el piso 52, interesante para los viajeros que busquen un lugar para una celebración especial o una cena romántica.

Hay también una plataforma de observación en el piso 50, llamado el Skywalk Observatory, que es actualmente la plataforma de observación más alta de Nueva Inglaterra abierto al público. Se recomienda especialmente visitar el Skywalk en la torre Prudential especialmente alrededor de la puesta del sol: La vista mirando hacia el oeste ofrece hermosas vistas de Fenway Park con una bonita iluminación y la vista del río también es espectacular.

El Pru está entre las calles Belvidere, Dalton, Boylston y Exeter, con vistas a Huntington Avenue. Antes de la construcción del Prudential, el sitio estaba ocupado por edificios del ferrocarril. Visitar el Observatorio Skywalk, ofrece así un punto de vista sobre las nubes de Boston con vistas de 360 grados de la ciudad y más allá, algo que no debes dejar de hacer cuando visites esta apasionante ciudad.

Hay audio guías en varios idiomas:Inglés, español, holandés, francés, japonés y mandarín y está abierto los 7 días de la semana. El horario de invierno es de 10 a 18 horas; el horario de verano es de 10 a 22 horas, la última entrada es a las 21:30 horas.

Imagen de Robbie Shade  (CC BY 2.0)

El Puerto de Boston y su historia

Vuelos a Boston Ofertas
©Depositphotos.com/marcorubino

Boston es la capital y ciudad más poblada de Massachusetts, una de las ciudades más antiguas de los Estados Unidos y posee uno de los puertos más activos y con más historia del país.

Boston fue el lugar donde ocurrieron varios eventos importantes durante la Revolución estadounidense, como la Masacre de Boston y el Motín del té, la famosa Tea Party. Tras la independencia de los Estados Unidos se logró que Boston se convirtiera en un importante puerto marítimo y centro manufacturero, y su rica historia atrae ahora a muchísimos visitantes al año.

Si toman vuelos a Boston, en el puerto, ademas de lugares de ocio puede visitarse el barco Museo de la Fiesta del Té, que rememora el importante suceso que dio lugar a la Guerra de la Independencia, el 16 de diciembre de 1773, cuando 90 colonos se revelaron contra el impuesto británico sobre el té disfrazándose de indios mohawk, asaltando tres cargueros y tirando toneladas de té en el puerto.

Actualmente, actores disfrazados rememoran a diario la Fiesta del Té de Boston a bordo de una réplica a tamaño natural del bergantín, Beaver II. Está próximo a la calle Congress, número 306 de Boston.

Si quieren continuar su recorrido, el centro Old South Meeting House, se encuentra en el centro histórico de Boston, en la esquina de las calles Washington y Milk, allí tuvo lugar la reunión previa a la Fiesta del Té.

Explorando Brooklyn

Vuelos baratos a Nueva York
©Depositphotos.com/tupungato

La vista del skyline de Manhattan desde Brooklyn se ha convertido en una de las imágenes más populares y emblemáticas de Nueva York. Y si Manhattan tiene Park Avenue, Brooklyn tiene Park Slope.

Park Slope es el la zona residencial más cuidada y cara de Brooklyn en la actualidad. Cuando reserven alguno de los vuelos baratos a Nueva York disponibles, no se pierdan esta hermosa zona residencial histórica de Brooklyn, que se sitúa a lo largo de la Avenida Flatbush y Prospect Park West, pasando por la Grand Army Plaza.

Brooklyn es también es muy conocido, entre otras cosas, por ser el lugar de residencia del famoso escritor Paul Auster y varios lugares de esta zona de la gran manzana, están muy bien descritos en sus novelas. El cine ha reflejado muy bien los textos de este escritor sobre Brooklyn, como la esquina de la calle 3 con la séptima Avenida de Brooklyn que es el eje central de la película Smoke.

Otras áreas de interés son Brooklyn Heights con su precioso paseo marítimo desde donde podrá hacer las típicas fotografías del bajo Manhattan; Cobble Hill, donde encontrará elegantes casas de piedra y Carroll Gardens con restaurantes y tiendas pequeñas en la famosa calle Smith.

Si quieren explorar más a fondo Brooklyn, merece la pena echar un vistazo a las casas Weeksville en Bedford-Stuyvesant. Weeksville es un barrio afroamericano de la época de la guerra civil norteamericana.

El encantador barrio de Beacon Hill en Boston

Vuelos a Boston
©Depositphotos.com/sepavone

Beacon Hill es uno de los barrios más antiguos y pintorescos de los Estados Unidos. Se trata de una zona residencial de clase media alta y un destino turístico muy popular, que se encuentra a pocos pasos del distrito de los teatros de Boston.

Cuando reserven vuelos baratos a Boston, entre los recorridos más amenos por esta ciudad norteamericana cargada de elementos que recuerdan su larga historia, es recorrer las calles del barrio de Beacon Hill, con sus cuidadas casa victorianas y muchos rincones preciosos, que reflejan el estilo de vida americano de gente adinerada de Massachusetts.

Esta encantadora zona histórica, con su arquitectura victoriana, es conocida sobretodo por sus muchas tiendas de antigüedades, boutiques y restaurantes y bares. Callejeando se topará por ejemplo, con el bar donde se filmó la serie Cheers, en el nº 84 de la Calle Beacon.

Las aceras son de ladrillo, las casa tienen lámparas de gas guardando el encanto de la época en que se construyó el barrio, quedan algunas calles empedradas, casas con ventanas altas y estrechas, puertas con aldabas elaborados de metal, rejas de hierro forjado y hermosos jardines que se cuidan mucho por sus propietarios.

Beacon Hill está junto al parque de Boston Common, uno de los parques más antiguos del país. El extremo norte es el barrio más antiguo de Boston, con edificios datados en el siglo 17 y las vistas desde el cercano puente Longfellow, que lleva a los campus del MIT y de Harvard, son impresionantes.

El inmenso Met de Nueva York

NYC_MET-Depositphotos_10754193_s
©Depositphotos.com/sepavone

El Metropolitan Museum of Art o simplemente Met, es uno de los más destacados museos de arte del mundo. Cuenta con un extensísimo catalogo de obras en sus fondos: La colección del museo es de más de dos millones de obras de arte de todo el mundo y dadas sus dimensiones, es conservada y exhibida por 19 departamentos separados.

Hablar de los fondos del MET se resume en que “hay de todo lo imaginable” y sólo caminando por sus pasillos encontrarán piezas destacadas de todas las escuelas y estilos y obras de artistas, como un Rodin en un una esquina perdida, una colección de pinturas de Velázquez fabulosa y situaciones que nos pueden sorprender a priori.

Pero desde luego, cuando visiten el Metropolitan de Nueva York y vean la inmesidad de espacios, de contenidos de obras, de estilos para contemplar van a comprenderlo; y van a tener que decidir qué ver entre tanta obra de arte fascinante; vamos a darles unas recomendaciones:

Eligan
entre sus secciones más famosas, como la Egipcia, los elementos y obras que quieran ver y vayan con el plano en la mano para rentabilizar su tiempo. Sino se perderán. Seguro que de camino van a encontrar muchas obras que le van a atraer, así que disfruten de todos los espacios en sus caminatas museísticas.

De la sección de Pintura Europea, es recomendable ver las cinco pinturas de Vermeer conforman su grupo de obras más grande existente en un solo museo; su producción total no llega a cuarenta. Otras obras destacadas son Autorretrato con sombrero de paja de Van Gogh, La cosecha de Brueghel el Viejo, La muerte de Sócrates de Jacques-Louis David y no se pierdan el fantástico retrato de Juan Pareja de Velázquez.

Otra curiosidad será visitar las salas donde verán artesonados, patios, e incluso verjas completas de Iglesias (alguna de origen español) completa. Y también cuentan con una sección de exposiciones temporales variadas muy interesante.

Si reservan vuelos baratos a Nueva York en este verano, hasta el día 10 de agosto hay una sobre moda dedicada a Charles James que exhibe trajes de fiesta antiguos. Situado en la zona de Manhattan en la ciudad de Nueva York, el Met abrió sus puertas en 1872. Hoy sigue siendo uno de los grandes museos del mundo.

Horarios
Domingo–jueves de 10 a 17:30 h
Viernes y sábado: de 10 a 21:00 h
Domingo–jueves de 10 a 17:30 h

Dirección
1000 Fifth Avenue en 82nd Street
Nueva York, Nueva York 10028-0198

El Museo Frick de Nueva York

vuelos a Nueva York

El Museo Frick de Nueva York, lindando Central Park, alberga una de las más completas colecciones de arte reunidas por un coleccionista privado. Henry Cay Frick, un magnate de la industria del acero que hizo su fortuna en Pittsburgh y socio de Andrew Carnegie, es su promotor.

El hermoso edificio que la alberga, está en el Upper East Side, en la Quinta Avenida, entre las calles 70 y 71. Fue además su residencia durante sus últimos años de vida.

La Colección Frick es uno de los pequeños museos de arte más importantes en los Estados Unidos, con una colección de pinturas de maestros de primera fila, que se completa con antiguedades y muebles finos, porcelanas y una minuciosa colección de relojes, alojados en seis galerías dentro de la antigua mansión residencial.

La colección de cuadros cuenta con algunas de las pinturas más conocidas de grandes artistas europeos. Destacan obras impresionantes de firmas como Turner, Constable, Goya, El Greco -uno de los favoritos de Frick- Velázquez, y un largo etcétera, así como una magnífica representación de pintura renacentista italiana e impresionista francesa.

Frick había propuesto la mansión para convertirse en un museo en su testamento. Posteriormente sus herederos cuidaron de este legado que se ha ido ampliando y que merece la pena conocer si reservan vuelos a Nueva York.

Muchas de las pinturas todavía se disponen según la distribución original de Frick en algunas de las salas principales del museo. Destaca por su belleza el patio central y se proyecta un documental que describe la trayectoria vital de Frick. Además de su colección permanente, este museo siempre ha organizado pequeñas exposiciones temporales de gran interés.

El Museo Peabody de Arqueología y Etnología

vuelos a Boston

Fundado en 1866, por la Universidad de Harvard, El Museo Peabody está situado en Cambridge, Massachusetts, en los Estados Unidos. Se trata de uno de los más antiguos y reconocidos museos especializados en material antropológico y muy particularmente en etnografía y arqueología de Mesoamérica.

El Museo está ubicado en la Avenida Divinity, en el campus de la Universidad de Harvard. Si reservan vuelos a Boston, accederán con facilidad al famoso campus universitario, que tiene muy buena comunicación con Boston por metro y autobuses, de manera frecuente.

Hay una estrecha relación con las comunidades indígenas del mundo, cuyas historias y culturas se reflejan en las colecciones históricas de este museo, que mantiene un intenso programa de investigación desde su fundación hasta nuestros días. Explora diez mil años de historia a través de seis continentes.

Entre sus amplios fondos destaca la mayor colección de artefactos que se sabe que han sobrevivido a la expedición Lewis y Clark, la primera expedición terrestre que partiendo desde el este de Estados Unidos alcanzó la costa del Pacífico y regresó, realizada entre 1804 y 1806; así como las importantes colecciones de América del Sur, incluyendo más de 5.000 antiguos textiles peruanos.

Poseen además, la mejor documentación arqueológica de los mayas, así como la más amplia y variada colección de artefactos mesoamericanos y de escultura fuera de México. Hay importantes colecciones históricas procedentes de las Islas del Pacífico, especialmente de Hawaii, Fiji y Tonga.

El Museo Peabody alberga así mismo, uno de los diez más grandes archivos fotográficos, de gran valor antropológico, documentando las culturas de los pueblos indígenas de todo el mundo.

Está conectado con el Museo de Historia Natural de la Universidad de Harvard, y con una sola entrada, podrán ver ambos museos. Ambos quedan muy cerca de Boston.

Peabody Museum of Archaeology and Ethnology
Harvard University, 11 Divinity Avenue, Cambridge, MA 02138
peabody.harvard.edu

Castle Clinton

vuelos baratos a Nueva York

Quien reserve vuelos baratos a Nueva York pensando que durante su visita a la ciudad sólo va a encontrar modernidades se equivoca; los neoyorquinos también tienen su patrimonio histórico, aunque está claro que no tan añejo como el europeo u otros continentes. Un buen ejemplo de ello es Castle Clinton.

Para ver este lugar, protegido bajo la catalogación de Monumento Nacional, hay que cambiar un poco los conceptos y adaptarse a la juventud de EEUU como país. Para nosotros, Fort Clinton, como también es conocido, no resulta demasiado antiguo; pero para Nueva York equivale casi a perderse en la Historia. Lo cual es bueno porque gracias a ello se ha preservado.

Se trata, como indica su nombre, de un fuerte militar, un bastión de forma circular construido en gres y situado en lo que hoy es Battery Park, en la punta sur de Manhattan. Se levantó entre 1808 y 1811 según el diseño de los arquitectos John McComb Jr. y Jonathan Williams, con la misión de reforzar con sus cañones otro bastión, Castle Williams, situado en East Battery, ante la guerra que se desataría con Gran Bretaña al año siguiente. Para ello, Castle Clinton se alzaba sobre un islote de roca que se allanó y conoció como West Battery.

En la práctica nunca a llegó a entrar en combate y en 1823 terminó dedicado a acoger eventos culturales y populares, siendo entonces conocido como Castle Garden. Conciertos y fiestas fueron la tónica de esa primera mitad del siglo XIX, entre ellas algunas funciones del famoso Circo Barnum en 1850. Pewro un lustro después empezó a decaer y pasó a reutilizarse como estación para los inmigrantes.

Así siguió hasta 1890, año en que esa función fue derivada a la Isla Ellis. El sitio renació efímeramente en 1896 al situarse allí el New York Aquarium, pero éste cerró en 1940 y se decidió derribar el inmueble. Algo que no pudo llevarse a cabo ante la oposición vecinal, cuya presión consiguió la protección del lugar como monumento nacional en 1946.

Consecuentemente, en los años setenta del siglo XX fue sometido a la debida restauración. Hoy se lo conoce como Castle Clinton en memoria no del presidente de EEUU, sino de Dewitt Clinton, el gobernador de Nueva York que impulsó las obras de defensa de la bahía, y sirve de taquilla para las entradas del ferry que va hasta la Estatua de la Libertad.

Foto: Nicolas FERELLEC en Wikimedia

El neoyorquino Bryant Park

vuelos baratos a Nueva York

Si hablamos de parques en Nueva York toda la fama se la lleva Central Park, especialmente de cara al turismo. Ahora bien, una ciudad tan grande no puede limitarse a tener una única zona verde, por mucho terreno que abarque. Y, en efecto, hay otras; una de ellas, el pequeño pero atractivo Bryant Park.

Situada en entre la 5ª y la 6ª avenidas, por un lado, y las calles 40ª y 42ª por otro, en pleno Midtown de Manhattan, este área ajardinada rectangular de 3,9 hectáreas que a veces parece encajada entre enormes y abrumadores edificios a pesar de que hileras de árboles tratan de hacer las veces de valla delimitadora, debe su nombre al poeta y periodista William Cullen Bryant.

Su origen se remonta a 1843, cuando se levantó junto a uno de los depósitos de agua que abastecía a la ciudad y que permaneció allí hasta 1890, en que lo sustituyó la Biblioteca Pública. Como se surtía del flujo del río Croton, se lo conocía como Croton Distributing Reservoir y por eso también el primer nombre del parque fue Reservoir Park, mantenido hasta 1884. El depósito constituía de paso un centro de reunión social y eso viene a ser algo que continúa en activo, sólo que trocando los recios muros de 7 metros de espesor por las arboledas y el césped.

El lugar fue utilizado en 1853 para ubicar la Exposición Universal, erigiéndose incluso un pabellón de cristal copiado del de Londres que se perdió en un incendio cinco años después. En 1878 empezó a atravesar el parque una línea elevada de Metro que funcionó hasta los años treinta del siglo XX y en 1912 fue el primer sitio en acoger un memorial en honor de una mujer, Josephine Shaw Lovell.

Desde finales de los años sesenta, Bryant Park sufrió una degradación paralela a la ciudad, llenándose de delincuentes hasta que en 1989 se acometió una reforma que tres años después cambió tanto su fisionomía como la de sus visitantes habituales, entre los que no faltan turistas que llegaron tras reservar sus correspondientes vuelos baratos a Nueva York.

Hoy, equipado con baños públicos, conexión Wi-Fi, clases al aire libre, mercadillos, librerías ambulantes y exposiciones temporales, es escenario para eventos variados, como un festival de cine homónimo, mercado navideño, pistade patinaje sobre hielo en invierno, semana de la moda, etc.

Foto: Jean-Christophe Benoist en Wikimedia