Archivo de la etiqueta: Arqueología

Corriendo entre las ruinas romanas de Itálica

La carrera Cross Internacional de Itálica celebra este año 2020 su XXXVIII edición. Se trata de una convocatoria deportiva sobre un trazado muy especial, ya que el circuito discurre por el conjunto arqueológico de Santiponce, a muy pocos kilómetros de Sevilla.

El Conjunto Arqueológico de Santiponce está considerado como uno de los asentamientos romanos más importantes de la Península Ibérica y este evento deportivo, está considerado como uno de los cross más importantes en cuanto a organización y participación, con más de 3.000 atletas y con la participación de los mejores fondistas mundiales actuales.

Además, la asistencia al Cross de Itálica, se ha convertido en una mañana de recreo y esparcimiento para muchos ciudadanos que pueden disfrutar como público del esfuerzo de los atletas en este entorno único, repleto de las ruinas arqueológicas del conjunto romano, que se ven de otra manera durante el evento. El recorrido pasa por la zona del teatro, el parque en torno al Anfiteatro, las Termas Mayores, la Casa de los Pájaros… El general romano Escipión el Africano fundó Itálica para que sus tropas pudieran establecerse y descansar.

Os invitamos a participar en esta convocatoria que fusiona historia y deporte, y que se celebrará el próximo día 21 de enero de 2020, desde las 9 de la mañana en el Conjunto Arqueológico de Itálica, en la Avenida de Extremadura nº 2, en Santiponce. Podeís reservar vuestros billetes y alojamiento a través de este enlace, con las mejores tarifas.

Imagen de skeeze en Pixabay

El yacimiento arqueológico de Lucentum

vuelos baratos a Alicante

Resulta fascinante saber que al tomar alguno de los vuelos baratos a Alicante se está viajando a una ciudad con milenios de existencia, fundada mucho antes de la llegada de los romanos aunque a la postre fueran éstos quienes le dieran el impulso definitivo. Y es que en El Tossal de Manises, una zona del barrio de La Albufereta situada a 3,5 kilómetros del centro urbano y 38 metros de altura, se pueden visitar los restos de Lucentum, la misma que fuera llamada Akra Leuke por los griegos y origen de la actual.

Estaba habitada por los contestanos, un pueblo ibero que mantenía relaciones comerciales con los de su entorno mediterráneo: griegos, fenicios y tartesios primero, y cartagineses después. Tras la Segunda Guerra Púnica y la conquista a manos de Escipión el Africano en el siglo II a. C, los romanos latinizaron el nombre como Lucentum, procediendo a tareas de urbanización que coinciden con el auge del sitio: una nueva puerta de acceso, construcción de dos termas, alcantarillado, un templo, el foro… Este período de esplendor, que llegó a la consideración de Lucentum como municipium en tiempos de Augusto, permitió un crecimiento que rebasó el perímetro amurallado, hasta entonces de 600 metros.

Sin embargo la pujanza de la vecina Ilis (Elche), mejor situada geográfica y estratégicamente, terminó provocando la decadencia en el siglo I d. C, a partir del cual la ciudad fue languideciendo hasta el abandono total. En la Edad Media, hacia los siglos X o XI, los musulmanes incluso levantaron encima una maqbara, es decir, un cementerio.

Las ruinas de Lucentum fue rescatadas del olvido en 1780, cuando el conde de Lumiares llevó a cabo unas excavaciones confirmando su presencia e indicando la posición exacta. A partir de ahí se fueron sucediendo campañas arqueológicas la última de las cuales fue en 1990, cuando se procedió a realizar trabajos de remodelación del yacimiento para acondicionarlo de cara al turismo. Fruto de ellos son los 25.000 metros cuadrados que hoy se pueden ver: la mayoría corresponden a la etapa romana templos, cloacas, viviendas, foro, termas, bastiones defensivos), siendo parte de la muralla lo único que queda de la contestana; también se conserva la necrópolis islámica.

Lamentablemente, entre los años sesenta y setenta el entorno fue urbanizado con torres de pisos que estropean la vista y llegaron a amenazar a las propias ruinas sin que sirviera de nada su catalogación como Monumento Histórico Artístico en 1961. Al final se logró salvar el conjunto, cuyas piezas se pueden contemplar en el Museo Arqueológico de Alicante: vasos, esculturas, cerámica, joyas, pebeteros, etc.

La entrada cuesta 4,80 euros (niños y jubilados 2,40), abriendo al público de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:00 (de martes a sábados) y de 10:00 a 14:00 (domingos y festivos).