Archivos de la categoría París

L’Atelier des Lumieres nueva atracción en París

Desde el pasado día 13 de abril de 2018, día de la inauguración del Atelier des Lumières, se puede visitar este nuevo espacio cultural en la capital francesa. Para su inauguración, el Atelier des Lumières presenta un viaje inmersivo alrededor de los principales representantes de la escena artística vienesa, de la cual Gustav Klimt es el mascarón de proa. Con motivo del centenario de su muerte, sus obras cobran vida con la música en el espacio de proyección XXL de la antigua fundición, una nueva experiencia que está causando furor en París.

Cuatro años más tarde, después de un extenso trabajo de remodelación, el Atelier des Lumières abre sus puertas al público con 3 inauguraciones. Hay 3 espacios expositivos dedicados a: “Gustav Klimt” y “Hundertwasser”, dirigido por Gianfranco Iannuzzi, Renato Gatto y Massimiliano Siccardi -que están abiertas al público hasta noviembre de este año- y “POETIC_AI” ,y una instalación contemporánea propuesta por el colectivo Ouchhh que se puede visitar hasta finales de agosto en el nº 38 rue Saint Maur 75. 

Gustav Klimt es uno de los grandes pintores decorativos de los suntuosos monumentos de la Ringstrasse. En los albores del nuevo siglo, se impuso a la cabeza de la Secesión vienesa, una tendencia que aspira a regenerar el arte en profundidad. El oro y los motivos decorativos, característicos de sus obras, seguirán siendo un símbolo de esta revolución artística. 

La exposición inmersiva presenta las obras que hicieron la singularidad y el éxito de Klimt: su período dorado, sus retratos y sus paisajes. También presenta obras de importantes artistas vieneses como Egon Schiele y Friedensreich Hundertwasser, influenciados por el trabajo de Klimt. Impulsado por la efervescencia artística característica de finales del siglo XIX, Schiele es parte de una nueva forma de representación del paisaje y el cuerpo humano. 

Si planeas visitar París no te pierdas esta experiencia artística innovadora. En metro se accede por la línea 9 paradas Voltaire y Saint-Ambroise; línea 3 bajando en Rue Saint-Maur y por la línea de metro 2 en la parada de Père Lachaise.

Imagen de skeeze (CC0)

Vermeer en el Louvre en 2017

La exposición “Vermeer y los Maestros de Pintura de Género” se programa este año en el Museo del Louvre de París. Está organizada en colaboración con la Galería Nacional de Irlanda en Dublín y la Galería Nacional de Arte de Washington; la exposición presentará las grandes obras maestras de Vermeer y las de sus contemporáneos 

“La Esfinge de Delft”, descripción acuñada por el periodista y crítico de arte francés Théophile Thoré-Bürger cuando reveló a Vermeer al mundo a finales del siglo XIX, esta famosa expresión ha servido principalmente para promover una enigmática imagen del pintor. El mito del genio solitario ha hecho el resto. Sin embargo, Johannes Vermeer (1632-1675) no alcanzó su nivel de dominio creativo en aislamiento del arte de su tiempo.

A través de las comparaciones con las obras de otros artistas de la Edad de Oro -entre ellos Gerrit Dou, Gerard Borch, Jan Steen, Pieter de Hooch, Gabriel Metsu, Caspar Netscher y Frans van Mieris– la exposición pone de manifiesto la pertenencia de Vermeer a una red de pintores que se especializaron en la representación de la vida cotidiana mientras se admiraban, inspiraban y competían entre sí. Lo curioso es que aunque estaban pintando en diferentes ciudades de los Países Bajos, sus cuadros muestran marcadas similitudes de estilo, tema, composición y técnica. 

Esta rivalidad entre colegas y muy dinámica jugó su parte en la calidad notable de sus trabajos respectivos; En este contexto podríamos estar tentados a pensar en Vermeer como un pintor entre otros, pero en realidad este contacto recíproco tendía a hacer su temperamento más nítido y más individual. Más que un innovador estilístico, emerge como impulsor de un cambio, de una evolución. Una exposición muy interesante para los amantes del arte que disfrutarás viendo si viajas a París entre el 22 de febrero de 2017 al 22 de mayo de 2017.

Imagen de emoro (CC0 Public Domain )

Nochevieja en París

París es una de las ciudades más románticas y especiales para pasar una velada extraordinaria como es la despedida del año y la entrada del año nuevo. Las celebraciones en esta noche suelen ser muchas y para todos los gustos: desde una velada íntima en algún restaurant de Montmartre, una cena de gala en algún lujoso local, espectáculos de café teatro y como no, una estupenda cena con vistas inolvidables si reversas mesas en los restaurantes de la Torre Eiffel, ¡vas a vivir algo único!.

También puedes apuntarte a ver los monumentos emblemáticos de París iluminados con las decoraciones de Navidad en un autobús de dos pisos: desde la Torre Eiffel a la Catedral de Notre Dame, pasando por la Ópera Garnier y el Museo del Louvre: o disfrutar de una Nochevieja muy especial con un Crucero por el Sena con cena incluida. Veréis los magníficos monumentos de París mientras navegaís y degustaís de una cena refinada en un barco. Los espectáculos oficiales de fuegos artificiales han estado ausentes en París el 31 de los últimos años, por desgracia, pero siempre se puede ver alguno en el horizonte nocturno durante la víspera de Año Nuevo. A partir de las 9 de la noche, la gente comienza a acudir a la famosa Avenida de los Campos Elíseos, desde donde hay una buena vista de la Torre Eiffel, que generalmente muestra una un baile de luces en el trazo de la medianoche. También hay un montón de lugares para ir a bailar o cenar antes o después de la medianoche en la zona.

Si quieres sorprender a tu pareja para celebrar juntos el año  nuevo, te recomendamos darte prisa en reservar tus billetes y mesa: son fechas muy solicitadas, así que ¡date prisa! París siempre merece la pena y en estas fechas más! 🙂

Foto ©depositphotos.com/Copyright:erika8213

La encantadora Plaza de los Vosgos de París

La antiguamente llamada Place Royale, rebautizada como Plaza de los Vosgos en 1800, es un lugar lleno de encanto que visitar en la Capital francesa, parte de los distritos 3ª y 4ª. Diseñada por Louis Métezeau, es la “hermana” de la Place Ducale en Charleville-Mezieres. Esta es la plaza más antigua de París, justo antes de la Place Dauphine.

La plaza tiene fama por ser el lugar de residencia de muchas personalidades de personalidades de la política, vida artística o medios de comunicación de París. Es casi cuadrada, con edificios de ladrillo, con las ventanas de plomo. Por un edicto real del siglo XVII, se impone una altura uniforme a todos los edificios, excepto en el lado sur, donde son intencionalmente más altos. Se componen de una planta baja porticada de dos plantas y dos pisos de altura que le aportan un encanto romántico muy especial. 

Los planos son de los arquitectos Jacques Androuet du Cerceau y Claude Chastillon. Iniciada en 1605, el trabajo fue terminado en 1612, dos años después de la muerte del buen rey Enrique. Este lugar fue inaugurado por el rey Luis XIII y Ana de Austria. 

El centro de la plaza de los Vosgos está ahora forrado con hileras de árboles y en el centro hay cuatro fuentes diseñadas por Jean-Pierre Cortot.  Entre los famosos que vivieron allí destacan en el  n.º 1 Madame de Sévigné, en el n.º 6 Victor Hugo, en el n.º 7 Maximilien de Béthune, duque de Sully, ministro de Enrique IV. En el n.º 8 el poeta Théophile Gautier y el escritor Alphonse Daudet. En el n.º 21, el Cardenal Richelieu de 1615 a 1627. Cerca hay muchos cafés y restaurantes.

Foto ©depositphotos.com/Copyright:packshot

El París Bohemio en Montmartre

Uno de los lugares favoritos para conocer el lado más bohemio de París es la zona de Montmartre, el barrio de colinas donde Sacre Coeur, que se posa en lo alto con vistas a París excepcionales desde allí. Este barrio fue donde muchos artistas tuvieron y tienen sus estudios y donde estaban los lugares de trabajo de muchos artistas célebres en el pasado como Picasso, Van Gogh y Dalí, zona de vida bohemia, es uno de los lugares donde se puede apreciar cómo era París y porque goza de su fama mundial y tantos viajeros que la visitan.

Si quieres pasar un día a la parisina vais a disfrutar recorriendo la zona, así como de los locales de comerciantes y los bares tan característicos de Montmartre. Verás como son las barras de de los bares, donde en muchos se puede jugar juegos de mesa, beber y probar queso recién cortado de una máquina de cortar queso gigante y sirven hasta bastante tarde.

Esta ruta no es la visita a Sacre Coeur estándar, hace falta ser un poco más aventurero, pero creo que vale la pena adentrarse en la vida cotidiana del barrio para comprender la ciudad y su latir. Así que una vez que hayaís caminado más allá de la zona Moulin Rouge, hay que dirirgirse hasta la pendiente, rue de Steinkerque, e ir más allá de todas esas tiendas de venta de enormes pilas de ropa y recuerdos. Desde allí podrás llegar al corazón de los alrededores Sacre Coeur.

Pasando por la boca de metro de Abbesses, toma cualquier escalera hacia abajo y luego vé en la dirección opuesta del Sacre Coeur. Así, poco a poco llegarás caminando por la colina y alrededores hacia Rue Ravignan donde encontrarás algunos rincones pintorescos. Gira a la izquierda en la intersección y camina hacia la pequeña tienda de comestibles Au Marché de la Butte en la Rue des Trois Frères, que aparece en la hermosa película francesa Amélie.

Foto: ©Depositphotos.com/Copyright:Maugli

El Café Le Voltaire de París

Untitled Blog Post Name

Un café que merece la pena ver cuando se visite París, es el Café Le Voltaire, que queda en pleno centro, junto al Museo de la Gare d’Orsay, mirando al Sena, en la acera de enfrente de Quai des Tulleries; la Pirámide del Louvre queda un poco más a la derecha.

El establecimiento fundado en 1750, fue frecuentado por Lucile y Camille Desmoulins que vivían al lado antes de su detención. Este café ha sido también descrito por Balzac en 1877 en un estudio filosófico: Los mártires ignorados. Durante los últimos años del Segundo Imperio, a Gambetta y sus amigos les gustaba reunirse allí. Alrededor de 1880, ofrece ya una auténtica clientela de personajes célebres que lo frecuentaban, políticos y literarios: hay anécdotas como las deudas que el poeta Verlaine dejó allí, André Gide, Jean Moréas, Anatole France, y Alfred Valette Rachilde son otros nombres ilustres que lo frecuentaban. 

Más tarde se convirtió en el lugar predilecto de los poetas simbolistas, con Mallarmé y sus tertulias, que solía ponerse una boina para visitarlo. Además lo frecuentaron la “generación perdida” de los escritores estadounidenses que vivieron en París: Ernest Hemingway, Francis Scott Fitzgerald, Sinclair Lewis, Thomas Sterns Eliott, Gertrude Stein, entre otros.

Está en el número 27,Quai Voltaire, París, Francia.

Foto: ©Depositphotos.com/Copyright: dutourdumonde

La Noche de los Museos de Paris 2016

Cada año tenemos la ocasión de visitar los museos de la Capital Francesa gratis, durante la jornada de la Noche de los Museos o Nuit des Musées que este año será el día 21 de mayo. ¿Has reservado tus billetes? ahora es el momento de encontrar muy buenas promociones.

Este día se comenzó a celebrar en 2005 por iniciativa del Ministerio de Cultura francés, y es que los franceses saben venderse muy bien. La Noche de los Museos es una oportunidad para que los museos en Francia -y en otras ciudades de Europa- para unir a todo el público invitándoles a visitar sus colecciones en una noche especial. 

Este evento ha promovido la acción escala europea para que los museos sean de libre acceso al publico esa jornada, y se programan muchas actividades paralelas desde por la tarde, con espectaculares inauguraciones,performances y sorpresas. Exposiciones, conciertos, espectáculos, excursiones …

La Noche de los Museos es para todos los amantes de la cultura una excelente excusa para ir a París a visitar o volver a ver su museo favorito, sin pagar, hasta altas horas de la noche. La diversión, el buen ambiente no falta esa noche. Cada museo tiene algo que ofrecer y ¡la noche se queda escasa en París! No podía ser menos en esta ciudad pionera en muchos aspectos del panorama cultural europeo.

Podéis ver la información de los eventos de ese día en París en este enlace

Louvre de noche. Foto de Yann Caradec (CC BY-SA 2.0

Los Jardines de Luxemburgo de París

Es fácil que, cuando visitamos la capital francesa, pasemos alrededor del céntrico espacio de los Jardines de Luxemburgo, que es el segundo parque más grande de París y es el jardín del Senado francés. Merece la pena fijarse en algunos detalles.

Este bonito jardín, que fue construido en el siglo 17, contiene cientos de estatuas, monumentos y fuentes – incluyendo el primer modelo de la Estatua de la Libertad por Frédéric Bartholdi – donde se tropieza con esta cuando se camina a través del bien cuidado jardín. 

Estos jardines tienen como telón de fondo el Palacio de Luxemburgo, construido en la década de 1620 para María de Médici, consorte de Enrique IV, inspirándose en el Palacio Pitti de Florencia, donde esta había pasado su infancia. Desde 1958 el palacio alberga el Senado, la Cámara Alta del Parlamento francés, que en ocasiones se puede visitar. Al este del palacio está la fuente de 1630 Fontaine des Médici, que tiene un estanque con decoración de peces.

Los jardines incluyen varias zonas de juegos ideal si viajan con niños pequeños, y cerca hay un popular teatro de guiñol y un tiovivo. Está a pocos pasos de muchos de los principales lugares de interés de París, el parque es el lugar perfecto para cualquier turista para descansar, leer algo y disfrutar de un rato de relax cuando se visita esta ciudad. El Teatro del Odeón está al lado de los Jardines de Luxemburgo.

Rue de Médicis-Rue de Vaugirard, distrito 6

 Foto: ©depositphotos/ NeydtStock 

Las Fuentes de la Plaza de la Concordia

La hermosa Place de la Concorde de París cuenta con dos fuentes esplendorosas en su explanada que representan una alegoría de las fuerzas acuáticas de la naturaleza y su mitología: una es La Fuente de los Mares y la otra es la Fuente de los Ríos. En el medio se vé el gran Obelisco de Luxor.

La fuente dedicada a los ríos se compone de figuras sentadas que representan el Rin y el Ródano, con ornamentación de los productos de las zonas regadas como las uvas, trigo, frutas, flores, y tiene estatuas de la mítologías que aluden a la navegación fluvial, la agricultura e industria.

La fuente marítima cuenta con seis esculturas que representan los colosos del Océano, el Mediterráneo, la pesca de peces, los corales, perlas y conchas. Hay cisnes que se mezclan con los tres genios que simboliza la navegación marítima, el comercio y la astronomía

La Plaza de la Concordia fue construida entre 1755 y 1775 por el arquitecto de Luis XV, Gabriel, tomando entonces el nombre de Plaza de Luis XV. Entre 1836 y 1846, la plaza es remodelada por el arquitecto Jacques-Ignace Hittorff que conserva esencialmente el diseño de Gabriel y añade estas dos fuentes monumentales. 

Las estatuas y elementos decorativos de la fuentes fueron un encargo del arquitecto a los escultores: Jean-François Theodore Gechter, Honoré Jean Aristide Husson, François Lanno, Nicolas Brion, Auguste-Hyacinthe Debay, Desboeufs Antoine, Jean-Jacques Feuchère, Antonin Marie Moine, Jean-Jacques Elshoecht y Louis-Perfect Merlieux.

Cuando visites esta Plaza en tu próxima escapada a París fijaté además que en la parte más exterior de la Place de la Concorde hay también otras 8 estatuas que representan a las ciudades francesas de Brest, Ruan, Lyon, Marsella, Burdeos, Nantes, Lille y a la ciudad de Estrasburgo.

Fuente Plaza Concordia con Luz diurna Foto: ©depositphotos/stelario

La Fundación Louis Vuitton de París

El impresionante edificio de Gehry es el último reclamo entre las muchas atracciones y recorridos culturales que se pueden realizar en París. Está en el Bois de Boulogne y ha sido promovido por la conocida marca de moda y de accesorios de viaje francesa.

Con una estructura de cristal y acero diseñada por Frank Gehry -con sus formas características que recuerdan a una ballena o a un barco elevándose hacia el cielo-, este magnífico ejemplo de la arquitectura del famoso arquitecto, es para muchos uno de sus mejores proyectos junto con el Museo de Bilbao.

El lujo es la característica principal de Vuitton y no se ha escatimado lo más mínimo en su Fundación del Bois de Boulogne parisino. El edificio tiene varias Salas de Exposiciones, un delicioso Auditorio que deja visible una preciosa escalinata exterior por la que desciende agua, aportando además un leve sonido acogedor y frescura. Además se puede disfrutar de increíbles vistas panorámicas desde las diferentes terrazas del edificio. 

El edificio posee un restaurante, que está decorado con algunos de los baúles antiguos originales de Vuitton y por una escultura de peces, diseñada por el propio Gehry, instalada a modo de móvil colgante iluminado. En el exterior hay un entorno natural maravilloso, que cuenta además con el cercano Jardín d’Acclimatation para pasear y donde se puede ver flora y fauna

El edificio de la Fondation Louis Vuitton está situado al Norte del Bois de Boulogne y se inauguró el año pasado; abrió sus puertas al público en octubre de 2014, por lo que es uno de los puntos de la capital francesa más novedosos y que merece la pena ver en la actualidad cuando se visite París

Hay un autobús lanzadera que conecta el centro de París con la entrada de la Fundación. Sale desde la Place de l’Étoile cada 15 minutos y cuesta 1 euro. Entrada: 9- 14 Euros. El horario habitual es de 11 a 20 horas, pero puede variar según la programación y estación del año. En invierno abre de 12 a 19 horas. Los viernes cierra a las 23 horas. Dirección: número 8 de la Avenida de Mahatma Gandhi, 75116 Paris, Francia

©Depositphotos.com/Fani014