Joyas del Museo de Bellas Artes de Valencia

El Museo de Bellas Artes de Valencia es la segunda mayor pinacoteca de España por el valor de su colección. Cuenta con obras relevantes de los siglos XV al XIX, y destacan las salas dedicadas a Sorolla, así como las destinadas a Francisco de Goya, y a los pintores y escultores Pinazo y Benlliure. Además, no hay que perderse tampoco el Patio del Embajador Vich y la obra única de Velázquez que guarda este gran museo.

Este museo es además de entrada gratuita y se puede llegar cómodamente en autobús tomando las líneas 94, 6, 11, 16, 26, 28, 79 y/o 95. Está en la zona turística de Valencia, en la calle de San Pío V, nº 9 frente a los jardines del Turia.

El Colegio de San Pío V, actual sede del Museo de Bellas Artes de Valencia, es un proyecto de Juan Pérez Castiel datado en 1683. En su fachada destaca el almohadillado de las esquinas, en forma de puntas de diamante. Entre 1820 y 1826 fue sede de la Beneficencia, y en 1835 pasó a depender del Estado. Durante la Guerra Civil funcionó como hospital militar y después pasó a albergar el Museo de Bellas Artes de Valencia, que ha mantenido su ubicación hasta hoy.

Alberga unas 2.000 obras, la mayoría de los siglos XIV-XVII, incluido el autorretrato de Diego Velázquez que merece la pena verse en vuestra visita a esta ciudad. También tiene secciones dedicadas a la escultura, al arte contemporáneo y a piezas arqueológicos.

Imagen de cineliv en Pixabay