La estación de metro dedicada a Julio Verne

Si disfrutasteis de las profundidades del océano en el Nautilus con el Capitán Nemo, cuando visiteís París debeís ir a ver el Museo de Artes y Oficios en el distrito 3, y lo ideal es hacerlo usando el metro como medio de transporte, porque hay una sorpresa.

Cuando el tren se detiene en la estación de “Arts et Métiers” de la línea 11, entras en un mundo mágico. Es el mundo de las veinte mil leguas bajo el agua de Julio Verne que se evoca de manera elegante en esta estación, con elementos de maquinaria pesada y engranajes, metal liso y reluciente y pequeños ojos de buey redondos que buscan nuevos mundos.

Además de las brillantes cabezas de cobre y remaches, la primera impresión es simplemente la inmensidad y una curiosa sensación de desconexión de estar en una línea de Metro. Hay un gran engranaje y una rueda que sobresalen del techo y reflejan el estilo steampunk y la industria del siglo XIX. Estos elementos están más escondidos que expuestos, e invitan a los espectadores a crear su propio significado e historia.

Incluso los asientos de la estación son diferentes a las de otras estaciones y evocan el mundo fantástico del célebre escritor. La estación se rediseñó en el bicentenario de la fundación de la Escuela Nacional de Artes y Oficios (Arts et Métiers) fundada en 1794. El museo al que se accede por esta parada de metro es un buen lugar para pasear, contemplar y fascinarse con el trabajo del muchos siglos de mentes inventivas. ¿Y por qué Julio Verne? Porque fue elegido para representar dos siglos de ciencia y tecnología francesa.

Veas o no el museo, la estación de Artes y Oficios (dedicada a Julio Verne) es un mundo subterráneo poético en el metro de París que no debes perderte.

Imagen de Maatkare en Pixabay