La corona de la Estatua de la Libertad

Visitar la corona de la Estatua de la Libertad es una de las experiencias más gratificantes de cualquier viaje a la ciudad de Nueva York. Debido a su extrema popularidad, los tickets para acceder a la corona son solo con reserva previa. Hay un número limitado de visitantes disponible cada día y los boletos para llegar hasta allí deben comprarse antes de organizar su viaje a la isla, en cuanto tengas los billetes para ir a Nueva York.

Statue Cruises es el único servicio de ferrys autorizado por el Servicio de Parques Nacionales para vender las entradas y proporcionar transporte a las Islas Liberty y Ellis. Hay otros proveedores externos que venden tickets -a precios más altos- o son para embarcaciones que no desembarcan en las islas: Por lo que os recomendamos que las entradas solo se compren en www.statuecruises.com

Si viajas en familia, los niños deben tener al menos 1.2 metros de altura para visitar la corona de la Estatua de la Libertad. Es responsabilidad del padre o tutor asegurarse de que su hijo cumpla con este requisito. Los niños más pequeños pueden ascender solo hasta la cima del Pedestal. Los niños deben estar acompañados por un adulto en todo momento.

Además hay que tener en cuenta otro factor importante: todos los visitantes que quieran subir hasta la corona deben estar en buena forma física. No hay ascensor dentro de la estatua. Se recomienda que no lo hagan a personas con enfermedades del corazón, impedimentos de movilidad, claustrofobia o miedo a los espacios confinados, acrofobia (miedo a las alturas) o vértigo (mareos). Ahora bien, una vez explicado esto, hemos de decir que será un momento inolvidable, por lo que si vais a viajar a Nueva York, es un ¡imperdible!

Imagen de Ronile en Pixabay