La Plaza del Castillo de Pamplona

La fiesta de San Fermín se ha convertido en mundialmente famosa y miles de turistas acuden a la ciudad vasca cada julio para participar en la diversión y la locura de las fiestas de Pamplona. El primer día, 6 de julio por la noche, se dá la apertura de estas famosas celebraciones y hay tantas personas como puedan caber y más en la Plaza del Castillo, el Ayuntamiento y sus alrededores para dar el comienzo a la fiesta. 

La Plaza del Castillo es una Plaza porticada, y allí puede verse el Palacio de Navarra, el edificio del Nuevo Casino y el famoso Café Iruña, donde el célebre escritor Ernest Hemingway tiene su rincón de homenaje. En la esquina está el Gran Hotel La Perla, un  lugar emblemático por sus clientes selectos que incluyen al escritor, a Orson Welles, Charles Chaplin, el torero Manolete y otros muchos visitantes ilustres que Pamplona ha tenido.

En el centro destaca su kiosco de la música, que fue colocado en 1943 y es un símbolo del corazón urbano y espacio de ocio de los residentes en esta ciudad. En su entorno suelen desarrollarse importantes actividades de celebración de la Navidad cada año. La Plaza del Castillo contaba con un kiosco de madera hasta 1903, enfrente del Café Iruña. Desde ahí se trasladó a la Plaza de San Francisco cuando se sustituyó por el de piedra con estructura metálica que hoy puede verse presidiendo la plaza peatonal.

La mayoría de los edificios que rodean esta plaza son del siglo 18 y destacan sus pintorescos y cuidados balcones, las torres y torretas de sus áticos y los miradores de madera que miran a la misma y a sus terrazas, donde se aprovecha del espacio al aire libre para socializar, sentarse a leer o mirar la gente pasar. ¡Algo que te gustará hacer en tu próxima escapada a esta ciudad! Es un lugar de Pamplona que siempre se visita.

Foto ©depositphotos.com/Copyright: Fani014