Archivos mensuales: octubre 2016

featuredImage.png

Lo mejor que ver en Londres este otoño

Cada 5 de noviembre hay fuegos artificiales en distintos puntos de la ciudad de Londres. Se recuerda el momento histórico en que Guy Fawkes y su tripulación intentaron volar las Casas del Parlamento, un 5 de noviembre 1605. Los fuegos se ven a lo largo de la orilla sur del río Támesis y hay un montón de ofertas de entretenimiento que se por tal fecha y es uno de los mayores eventos gratuitos de la ciudad.

Además el 12 de noviembre se organiza un desfile espectacular, si vas a viajar a la capital del Reino Unido en estas fechas, ¡no deberías perdértelo! Es The Lord Mayor’s Show. Consiste en un desfile que recorre las calles entre Bank y Aldwych y recuerda otro hecho histórico, cuando se concedió el derecho a elegir al alcalde a los ciudadanos de Londres; tradición que se remonta a 1215, cuando el primer alcalde fue a jurar lealtad a la Corona. Es entra las 11 y las 2:30 de la mañana. Por la noche también hay fuegos artificiales en el Támesis.

Durante noviembre puedes ver los mercados de Navidad que se montan el la plaza de Leicester. Es una de las plazas más famosas de Londres que se transforma para las fiestas y ofrece productos navideños. Se monta el 11 de noviembre y estará funcionando hasta el 8 de enero.

El Museo Tate Modern de Londres, al que se accede atravesando el espectacular puente Millenium desde la City, tiene una siempre completa programación, especialmente atractiva, para los aficionados al arte moderno, aunque el edificio en sí merece la pena visitarse por su ubicación. Ahora exhiben obra del artista Wilfredo Lam. Nacido en Cuba en 1902, la madre de Lam era de la herencia española y africana, y su padre era chino cantonés. Estrechamente conectado a movimientos como el cubismo y el surrealismo y a artistas y escritores como Pablo Picasso, André Breton, Asger Jorn, Lucio Fontana y Aimé Césaire, su obra fusiona distintas culturas y tradiciones. Se puede visitar hasta el día 8 de enero de 2017.

Foto ©depositphotos.com/Copyright:cheekylorns2

featuredImage.png

Lekeitio un puerto pesquero cerca de Bilbao

Una visita a la ciudad vasca de Bilbao puede combinarse perfectamente con un recorrido por el litoral, donde se encuentran pueblos tan bonitos como Lekeitio y no está lejos, a sólo 70 km. Hay autobuses de cercanías de Bizkaibus que llegan hasta este pueblo, saliendo de la estación de autobuses de Bilbao.

Lekeitio es un pueblo marinero, uno de los puertos pesqueros más atractivos de la costa vasca vizcaína. Tiene un bonito casco histórico, donde se pueden tomar pintxos y txakolí; el puerto es uno de los más importantes de esta zona del país vasco, y destaca en su paisaje el faro de Santa Clara, que se puede ver en visita guiada. Pero, además de un puerto pesquero tradicional vasco y una Basílica gótica preciosa, la ciudad tiene efectivamente una isla, se encuentra rodeado por montañas y tiene ¡una gran playa y también tiene un río muy bonito, la ría del Lea!

Para los viajeros más aventureros, lo más curioso que hacer en Lekeitio es esperar a que la marea baje y luego hacer el recorrido caminando hasta la isla San Nicolás -Garraitz en euskera- a través del banco de arena saliendo desde el espigón. Parece imposible cuando se ve esta la pequeña isla rodeada de agua con la marea alta, y desde luego hay que regresar antes de que suba la marea; pero con la marea baja, es un paseo rápido y fácil y las vistas desde la parte superior de la isla son excelentes.

La playa principal de Lekeitio es Isuntza, frente a la Basílica, famosa en el siglo 19 ya que la reina Isabel II y la emperatriz Zita acudían allí a tomar baños. Además hay otras playas interesantes en los alrededores y la playa de Karraspio que queda cerca, y la playa Salvaje, en la desembocadura del Lea. Desea playa de Isuntza hay excelentes vistas de la isla de San Nicolás. La Basílica es Monumento Nacional y datada en el siglo 15 y os recomendamos acercaros a ver el Playa de Ondarzábal, un antiguo barco pesquero utilizado como museo en el puerto.

La estación de autobuses de Bilbao, está en Gurtubay Kalea, 1 cerca de San Mamés. El bus a Lekeitio de Bizkaibus -los verdes-, salen de la dársena número 22 y suelen parar en Larrotegi s/n (frente al ambulatorio)  y hay buses en invierno de 7 a 14 horas; en verano hasta las 20:30 horas.

Foto ©depositphotos.com/Copyright:javiergil

featuredImage.png

Fragas do Eume Parque Natural en Galicia

Galicia es un paraíso para los viajeros y viajeras que disfruten del turismo más natural y les guste visitar entornos naturales de gran belleza. El otoño invita a pasear por los bosques preciosos que tenemos en la Península Iberica y disfrutar del colorido que va apareciendo, lleno de dorados rojizos. Entre  los parques naturales que se pueden visitar en Galicia, Fragas do Eume es uno de los bosques mejor conservados de Europa.

El Parque Natural Fragas do Eume está en A Coruña a orillas del río Eume, a una hora aproximadamente de Santiago de Compostela, por la Rúa do Vilar. Las Fragas son un importante ejemplo de la vegetación que hay en Galicia y cuentan con una gran biodiversidad. También se aprecia su riqueza en fauna, desde anfibios como salamandras a aves con buhos y mirlos preciosos, que se ven durante los paseos a través de diversas rutas de tsenderismo  que hay en este parque.

El parque tiene cuatro puntos de acceso. El más popular ese del Monasterio de Caaveiro, pero los paseos por el bosque parten desde el refugio de pescadores de Cal Grande. Si quieres conocer a fondo las Fraguas de Eume te recomendamos unirte a los grupos de senderismo que te guiarán por este paisaje excepcional, con un guía acompañante. Te informarán en el Centro de Recepción de Visitantes del Parque Natural, desde donde parten las rutas que organizan que tienen distinta duración, dependiendo lo que te apetezca.

En Centro de Recepción de Visitantes está en la carretera que va de Ombre a Caaveiro, en el kilometro 5. Puedes llamar por teléfono al 981 432 582. Desde la carretera Cabanas-As Pontes se accede a la presa del Eume, y el Monasterio de Caaveiro se visita sólo los fines de semana y festivos en invierno, de junio a septiembre se puede visitar todos los días.

Foto ©depositphotos.com/Copyright:ramonespelt1

featuredImage.png

La Plaza Mayor de Palma de Mallorca y sus alrededores

Para quienes nunca hayan visitado Mallorca, esta es una de las muchas plazas de Palma, pero como el nombre dice, es la Plaza Mayor, en el casco antiguo y es uno de los lugares característicos de la ciudad. Tiene arcadas alrededor de la plaza, con edificios de 3 o 4 alturas, y en el subsuelo hay un aparcamiento. Las arcadas llena de locales de tiendas y reastaurantes. Esta plaza guarda un encanto especial y es uno de esos sitios de interés para los viajeros y viajeras que buscan conocer otra faceta de Palma, el día a día, y vale la pena ir a esta isla en cualquier momento del año. 

Es un buen sitio para sentarse a tomar algo y ver la gente pasar, disfrutar de no hacer nada durante un rato. Para los viajeros curiosos por la ciudad, está cerca de otros lugares de interés y monumentos de Palma de Mallorca. Además organizan un mercadillo, sobretodo de artesanía en esta misma plaza, habitualmente los sábados durante todo el año y a veces también los martes por la mañana.

Para los viajeros interesados en la arquitectura, saliendo hacia la Plaza del Marqués del Palmer, en el número 1 se encuentra el edificio El Águila, de principios del siglo 20. Se conecta desde aquí en seguida con las zonas comerciales que se extienden desde Jaume III hasta la Iglesia de San Miguel, Colón y Sindicat. Está muy cerca de una iglesia importante como es la de Santa Eulalia y del edificio del Ayuntamiento. 

Es una buena zona para ir de compras, tomando la salida de la derecha por Carrer del Sindicat verás tiendas de zapatos que parecen no terminar nunca y la gente suele ir a buscar aquí artículos con los precios más baratos. Encontrarás tiendas de marcas conocidas también. En Sant Miquel o San Miguel se pasa a una amplia variedad de tiendas de ropa. La calle lleva a Carrer des Oms, la calle de los Olmos. Esta calle peatonal está llena de librerías y otras tiendas. El fondo de la calle se une de nuevo a la Rambla después de un paseo caminado por el centro de Palma.

Foto ©depositphotos.com/Copyright:lunamarina

featuredImage.png

El Castillo de Sax

Sax es una pequeña ciudad del interior de Alicante, en la Comunidad de Valencia. Es un destino popular sobretodo en febrero coincidiendo con la fiesta local más importante de los Moros y Cristianos. Sin embargo, es un hermoso lugar con una arquitectura impresionante en un bonito entorno y gente cordial, lo que la hace apetecible para visitar en cualquier momento del año. 

No hay duda de que la pintoresca localidad de Sax es sobretodo conocida por su castillo. El castillo es de origen islámico. Fue conquistado por la Corona de Aragón en 1239 y posteriormente cedido a la Corona de Castilla bajo los términos del Tratado de Almizra. Desde su posición, se domina toda la ciudad. La Torre del Homenaje, cuyas bases se establecen sobre una cueva, y la torre bastión son los elementos que han sobrevivido hasta nuestros días, y están muy bien conservados.

Las torres Castillo de Sax sobresalen encima de la ciudad como se aprecia en la imagen y se pueden ver desde kilometros de distancia. Gran parte del castillo data del siglo 10, aunque la Torre Levante se añadió en el siglo 12. El castillo se mantiene bastante bien, como si hubiera sido construido ayer y si puedes con la empinada subida, las vistas son excelentes. Merece la pena. Además, muchas de las estrechas y empinadas calles han conservado sus estilo morisco.

El castillo se puede visitar gratuitamente y todos los domingos hay visitas guiadas -también gratis- que duran unos 45 minutos a las 10:30 horas. Hay que reservarlas con antelación aquí. El Castillo suele estar abierto de 16 a 21 horas de lunes a viernes. Sax se encuentra en el lado de la A31 hacia el sur en dirección a Murcia. También se puede acceder por la carretera de Alcoy. Desde el aeropuerto queda a 48 kilometros.

Foto ©depositphotos.com/Copyright:lunamarina

featuredImage.png

Colegio del Patriarca un museo importante de Valencia

Construido entre 1586 y 1610, el Colegio del Patriarca, es un encantador edificio renacentista con un elegante patio porticado. El Colegio del Patriarca fue fundado por Juan de Ribera, arzobispo de Valencia, como un seminario para capacitar a sacerdotes. Los edificios del seminario, con sus obras de arte excepcionales, se han convertido en un museo, y es un museo dedicado al arte religioso

Los distintos edificios y estancias se articulan alrededor de un gran claustro renacentista. La Capilla de la Concepción muestra valiosos tapices flamencos del siglo 16. En el edificio hay muchas maravillosas pinturas de los grandes maestros Dierick Bouts, Rogier Van der Weyden, Juan de Juanes, Francisco Ribalta, Luis de Morales, y El Greco, así como tapices finos de Bruselas. En el seminario de Iglesia Corpus Christi, una pintura magnífica de la Última Cena de Ribalta adorna el altar mayor.

Se trata de un edificio arquitectónicamente importante para lo que refleja la importancia del renacimiento italiano tenía en España. La estructura ocupa una manzana entera de la ciudad, construido deliberadamente delante de la Universidad original para que los estudiantes y seminaristas fácilmente podrían asistir a las clases pertinentes. La entrada principal en la calle La Nave muestra una mezcla de estilos arquitectónicos, y el principal portal doble o distribuidor separa la iglesia de la “Capilla de la Inmaculada”, ambos son dignos de una visita

La característica más importante de este seminario es, arquitectónicamente, el patio enclaustrado, considerado uno de los más bellos dentro del renacimiento español. El Museo del Patriarca es donde se puede contemplar la selección de pinturas, tapices y otras obras de arte. Hay visitas guiadas de lunes a sábado a las 10:30, 11:30, 12:30, 16:30, 17:30 y 18:30 horas.

Colegio del Corpus Christi o del Patriarca

Dirección: Calle de la Nave 1 (Plaza del Patriarca), Valencia

Foto ©depositphotos.com/Copyright:kossarev56 @ mail.ru

featuredImage.png

2 días en Madrid

Una visita a la Capital en esta época permite combinar los recorridos culturales clásicos, como la ruta de los Museos por el Paseo de la Castellana, acabando la jornada con un paseo por el Parque del Retiro que durante el Otoño luce espectacular y nos sentiremos por un rato como si no estuviéramos en el corazón de una gran ciudad como es Madrid.

Además en octubre se reactiva toda la intensa programación cultural, así que podemos aprovechar para acudir a ver algo de Teatro, buenos conciertos en el Auditorio Nacional de Música y en otras salas de conciertos, y el clima permite seguir disfrutando de tomar unas tapas mientras callejeamos. Hace buen tiempo en Madrid y el sol siempre hace agradable sentarse en las terrazas del exterior hacia el mediodía.

Para los viajeros amantes del arte, hasta el 16 de octubre sigue exhibiéndose la muestra titulada “ De Caravaggio a Bernini. Obras Maestras del Seiscientos” en el Palacio Real; El arte Modernos tiene su cita en La Fundación Canal, con la muestra de fotografía de Robert Doisneau: La Belleza de lo Cotidiano que esta programada hasta la primera semana de enero; el Espacio Fundación Telefónica homenajea al famoso director de Cine Alfred Hitchcock con la exposición “Hitchcock más allá del suspense” hasta el 5 de febrero… Sea cual sea nuestra afición, hay tiempo para encontrar ofertas a precios muy bajos y disfrutar de lo que más nos gusta durante un fin de semana en Madrid.

Dos días en Madrid permiten disfrutar del Madrid que mas apetezca a cada viajero o viajera y si es la primera vez que vas, no dudes en tomar el bus turístico Madrid City Tour para tener una visión general de la ciudad. Hay tickets para dos días que facilitan usarlo cuantas veces queramos, y para los niños es gratis.

Foto ©depositphotos.com/Copyright:aquizeta

featuredImage.png

Ocio en el Casco Antiguo de Bucarest

Untitled Blog Post Name

Conocido como Centru Vechi (Antiguo Centro), el casco antiguo o la parte más vieja de Bucarest se define geográficamente estar rodeada por el río Dambovita por el sur, hacia el oeste hasta la Calle Victoria, el Bulevardul Brătianu al este y Regina Elisabeta al norte. Aunque gran parte de Bucarest cambiado bastante desde 1989 hay que destacar la transformación de la parte vieja de la ciudad rumana. Antes era una zona con poco que ofrecer a los visitantes y ahora es uno de las distritos de ocio más animados de la capital rumana. Gran parte de ese desarrollo se debe a los restaurantes y clubes de moda.

En Bucharest se pueden admirar maravillosos edificios art nouveau, muchos fantásticos museos, antiguas iglesias y monasterios, exuberantes zonas verdes, lagos y elegantes bulevares. Pero para disfrutar del ocio, una buena comida, una copa o un rato de relax se debe acudir a la parte antigua. También se concentra allí principalmente la vida nocturna de la ciudad. Por encima de todo, se ha convertido en el barrio de la ciudad de salida, donde quedar después del trabajo o para una noche cualquiera para los propios lugareños y suele haber bastante animación.

A finales de otoño es el momento perfecto para explorar los inesperados placeres de esta ciudad sabiendo que además tendremos donde acudir cuando anochezca para completar nuestras jornadas de actividad viajera. Caru ‘cu Bere, en el número 5 de Strada Stavropoleos, literalmente “compra de cerveza”, es el primer restaurante que visitan muchos turistas pero también es un lugar frecuentado por lugareños lleno de autenticidad. Un buen lugar para probar los platos más sabrosos y disfrutar de la cerveza artesanal según la receta tradicional. Abre de 8 a 24 horas, los viernes hasta las 2 de la madrugada.

Foto ©depositphotos.com/Copyright:outchill