Las joyas de la Granja de San Ildefonso

Viajar a Madrid supone no sólo conocer la Capital, desde esta ciudad hay muchas joyas y espacios increíbles a los que se puede llegar con facilidad, porque quedan a poca distancia. La Granja de San Idelfonso es una curiosidad de nuestro Patrimonio que pertenece a la familia Real y que se puede visitar. Está en la provincia de Segovia, y se puede llegar allí en varios medios de transporte, cómodamente, desde Madrid, pudiendo ir en tren AVE o en autobús.

Lo mandó construir Felipe IV, Teodoro Ardemans artista y arquitecto maestro mayor del Real Palacio y de la Villa de Madrid, se encargó del diseño del Palacio y se elegió como responsable del jardín a René Carlier. El Real Sitio de San Ildefonso ha sido declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco desde el 28 Mayo de 2013. Además, La Granja de San Ildefonso es Real Sitio y su casco histórico-artístico está declarado conjunto Histórico Monumental.

Cuenta con varias secciones de gran interés, como son su Palacio, los jardines de la Granja, la  Ermita de San Ildefonso, el museo del vidrio, el Laberinto o el Jardín de la Real Botica. Las visitas a estos últimos jardines se recomienda entre junio y octubre.

El Palacio de la Granja es impresionante y se puede visitar en horario de invierno, entre los meses de octubre a marzo, de martes a domingo entre las 10 y las 18 horas. La taquilla está abierta hasta las 17 horas. En verano, de abril a septiembre abre de 10 a 20 horas, con la taquilla y acceso abiertos hasta 1 hora antes.

La Real Fábrica de Cristales de La Granja abre de martes a viernes, domingos y festivos: de 10 a 14:45 horas y los sábados de 11 a 13:45 horas y de 16 a 17:45 horas. Lo dicho, queda a 11 km de Segovia y a una hora de Madrid, así que se puede visitar en una jornada o planear una escapada de fin de semana cuando vayas a Madrid.

Palacio de la Granja de San Ildefonso  Foto: ©depositphotos/phb.cz