La Plaza de la Villa de Madrid

Una estatua de bronce de Don Alvaro de Bazán, que fue un célebre militar y almirante español del siglo 16, preside la entrañable Plaza de la Villa de Madrid. Se sitúa en el Madrid de los Austrías, un área en el centro de la Capital que es muy agradable para recorrer caminando, pasando por la zona de Ópera, la Plaza de la Cebada, etc en el casco histórico de la ciudad cuando se visita la capital. Era una de las zonas de paso principales de la capital en la antigüedad, puerta de entrada de la Villa en la Edad Media.

La magnífica escultura de Bazán está en frente de la Casa que ocupó el Cardenal Cisneros. La obra artística es del año 1891 y es un trabajo del famoso escultor Mariano Benlliure. La Casa de Cisneros es de estilo plateresco y se construyó en 1537 promoviendo el proyecto de su edificación el sobrino del propio cardenal. La fachada que da a la calle Sacramento, que en su origen fue la principal, es la que reúne los mayores valores histórico-artísticos. 

Sobre las historia de la casa palaciega y sus habitantes hay mucho escrito, pero apuntamos que aquí nació Álvaro de Figueroa y Torres, conde de Romanones en 1863 y fue donde falleció el ministro Ramón María Narváez en 1868.

En esta plaza también se encuentra la Casa de la Villa que da nombre al lugar. Es de estilo barroco, del siglo 17 y es hoy  una de las sedes del Ayuntamiento de Madrid, se vé en la zona occidental de la plaza y la galería de columnas de la fachada que da a la calle Mayor es obra de Juan de Villanueva, arquitecto destacado del periodo neoclásico en España , que también diseñó el Museo del Prado, entre otros edificios de interés que se pueden ver en Madrid.

Fotos ©Depositphotos.com/billperry