El Museo de Historia Natural Grigore Antipa de Bucarest

El Museo Nacional de Historia Natural de Bucarest lleva el nombre de Grigore Antipa, el más famoso biólogo rumano cuyos logros fueron importantísimos: Grigore Antipa fue, entre otros, el primer rumano que alcanzo el Polo Norte. Fue establecido originalmente como el Museo Nacional de Historia Natural. Su nombre se cambió en 1990 por el de Grigore Antipa.

Se trata del mayor museo de historia natural en el país rumano y su impresionante edificio alberga grandes exposiciones etnográficas, aunque, sin lugar a dudas, los aspectos más destacados se refieren a las colecciones mineralógicas y a los hallazgos zoológicos y paleontológicos. Es ideal para ver si se viaja en familia, porque este tipo de museo fascina a los más jóvenes.

La historia de la institución se remonta a 1834, cuando las colecciones estaban siendo reunidas para un propósito revolucionario en su día. El resultado final es, desde su fundación hasta hoy, que se trata de una de las colecciones más interesantes en su área y que se han mejorado gradualmente, de tal manera que en la actualidad el museo cuenta con unos 2 millones de objetos expuestos.

Dos de los elementos más destacados del museo destacan un fósil de un dinosaurio y una extensa colección de mariposas. Cuando visiten Bucarest, hay que considerar seriamente la posibilidad de hacerse un hueco de tiempo para ver este lugar, ya que resultará apasionante para cualquier visitante.

Dirección:Șoseaua Pavel Dimitrievici Kiseleff 1, Bucarest 011341, Rumanía

Foto ©Depositphotos.com/etrarte