El Portal de la Azucarera Jerezana

Los orígines de este lugar misterioso se remontan a la época de Alfonso X el Sabio que fundó una villa llamada El Portal. Ocurría en la edad media a orillas del río Guadalete donde existía un embarcadero y contaba con dos imágenes: una de Nuestra Señora de El Portal y otra de San Nicolás. Desde este lugar partían los barcos que llevaban vinos y otros productos a Europa. Luego se ampliaría, por el comercio con América.

Ahí se construirían los primeros edificios que fueron las oficinas y las viviendas de la fábrica de la Azucarera, que ha sido una actividad que ha dado trabajo a los gaditanos desde hace mucho tiempo. Su habitantes se dedicaron a la agricultura de la remolacha azucarera, la pesca, y en la década de 1950 se construyen los edificios que hoy constituyen el barrio de El Portal. 

En este barrio existen aún varios edificios curiosos que dejan testigo de su pasado: una gran estación señorial en desuso, que se conserva como edificio histórico y que está medio en ruinas. Se encuentra en la carretera que va a Jerez de la Frontera. Se construyó en 1899 y la vida de esta azucarera fue muy corta, una crisis del sector llevó a su cierre en 1906.

Hay una recorrido a pie que va desde la Cartuja de Jerez, pasa por El Portal por la estación y cerca de la antigua Azucarera Jerezana, que estuvo en pie durante dos décadas. 

Las región de Jerez es líder del mercado de azúcar en España desde hace décadas y las zucareras siguen en funcionando en Jerez, es una de los mayores lugares de producción en Europa. Las fabricas producen ahora azúcar de caña durante todo el año, a través de materia prima procedente de terceros países como Sudáfrica y Brasil.