Las Joyas del Museo de Orsay de París

Paris-Orsay_Depositphotos_13943253_s
©Depositphotos.com/victor_palych

El Museo de Orsay, situado en una antigua estación de tren de París, es el tercer museo nacional francés en cuanto a visitantes se refiere, con lo que las colas para entrar son frecuentes. Sin embargo, acudir temprano por la mañana o hacerse con la Paris Museum Pass puede hacernos evitar esta engorrosa espera, y un ahorro de tiempo y de dinero.

Llegar al Orsay es muy fácil, está situado junto al Sena con una bonita entrada y acceso y el metro casi para en la puerta. En su interior se pueden apreciar algunas piezas muy interesantes que van a llamar la atención de entendidos y profanos. Incluso para quienes no sean muy fans de los museos y del turismo cultural, este museo es totalmente recomendable, porque prácticamente todas las obras son muy conocidas hasta para los menos adeptos al arte.

En la planta superior es donde están las obras de Monet, Renoir, Cézanne,Van Gogh, etc. Podrán ver maravillas como “La habitación en Arles” o “Autorretrato” o “La noche estrellada” de Van Gogh, el maravilloso “Peregrinos yendo a la Meca” de L. Belly, “Arearea” de Gauguin, “El origen del mundo” de Courbet o el hermoso “Bal du Moulin de la Galette” de Renoir, como muestra.

Orsay posee además de los grandes nombres de la pintura impresionista, una muy buena colección de escultura, fotografía y muebles modernistas. En escultura encontrarán muchas piezas deliciosas como por ejemplo, la Pequeña Bailarina de 14 años y los Caballos, de Edgar Degas.

Si van a reservar vuelos a París no dejen de visitar este gran museo que les dejará uno de los mejores recuerdos de la Ciudad de la Luz. La dirección es 1, rue de la Légion d’Honneur, 75007 Paris.

Horarios
9:30 a 18 horas
hasta las 21:45 horas los jueves
cerrado los lunes