La Capilla Sixtina aumenta la capacidad de visitantes

Vuelos a Roma
©Depositphotos.com/markrhiggins

Como ya cocerán, las hermosas pinturas de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina han sido objeto de numerosas restauraciones, siendo la más reciente de ellas la realizada entre 1980 y 1994, cuando colores y detalles ocultos, que no se habían visto durante siglos salieron a la luz. Es desde luego, una de las joyas del Vaticano en Roma.

El equipo de restauración estaba encabezado por Colalucci entre otros restauradores que tomaron como referencia las Reglas para la restauración de obras de arte que estableció en 1978 Carlo Pietrangeli, el director del Laboratorio Vaticano para la Restauración de Pinturas. Dichas reglas establecen el procedimiento y métodos empleados en la restauración.

Entre junio de 1980 y octubre de 1984 se llevó a cabo la primera parte de la restauración, que comprendía trabajar en las lunetas hechas por Miguel Ángel. Después de eso, el trabajo se enfocó en la bóveda, que fue completada en diciembre de 1989 y para finalizar se trabajó en el Juicio Final. La restauración se mostró al público el 8 de abril de 1994 cuando Juan Pablo II la reinauguró.

Es uno de los lugares más emblemáticos del Vaticano que se deben visitar cuando reserven vuelos a Roma por su doble importancia, como obra de arte y por estar en el lugar donde se realizan los conclaves para elegir a los nuevos papas de la Iglesia, entre otras celebraciones religiosas.

Un nuevo aliciente es que la Capilla Sixtina contará desde el próximo octubre con un nuevo sistema de climatización e iluminación para reforzar la conservación de los frescos de Miguel Ángel y aumentar el acceso de 700 a 2.000 personas al mismo tiempo. Se esperan reducir de esta manera, las colas de acceso notablemente.