De compras en el Mercado de Valencia

VALENCIA_Depositphotos_16944009_s
©Depositphotos.com/pio3

El Edificio del Mercado o Mercat Central de Valencia reúne a más de 400 comerciantes de productos frescos: carnes, verduras, frutas, pescados, frutos secos y es uno de esos lugares donde se puede ver el lado cotidiano de la ciudad, además de visitar un edificio que en sí mismo, posee su interés ya que está considerado como uno de los más bellos de Europa.

De estilo modernista, se empezó a construir en el año 1914 por Francesc Guàrdia i Vial y Alexandre Soler i March, ambos formados en la Escuela de Arquitectura de Barcelona, discípulos y colaboradores de Domènech i Montaner. La obra la terminaron, en 1928, los arquitectos Enrique Viedma y Ángel Romaní.

El Mercado Central combina el metal, las cúpulas, el vidrio y las columnas, al recuerdo gótico del modernismo. Ocupa una superficie de 8.160 metros cuadrados, dividida en dos zonas. Cuenta con hermosas cúpulas de hierro, cristal y cerámica y entre las veletas que las coronan, destacan la de la cotorra y la del pez.

El gran número de puestos lo sitúan como el mayor centro de Europa dedicado a la especialidad de productos frescos, un buen sitio para hacer sus compras en Valencia, y es además el primer mercado del mundo que ha afrontado el reto de la informatización de las ventas y distribución a domicilio, desde octubre de 1996.

El sótano es de 7.690 metros cuadrados; se dedicó a la subasta del pescado y actualmente lo utilizan para aparcamiento. El Mercado se mantiene gracias al esfuerzo colectivo de los propios vendedores y vendedoras del Mercado, que lo gestionan, animan con actividades y cuidan de su supervivencia desde 1986. Una visita a tener en cuenta cuando tomen vuelos baratos a Valencia.