Museo del Vidrio y Cristal de Málaga

vuelos a Malaga

En el último post dedicado a Málaga ya decíamos que esta ciudad, y la provincia entera, están llenas de atractivos no siempre bien conocidos. En ese sentido, otro ejemplo de rincón a apuntar para una visita podría ser el Museo del Vidrio y Cristal.

Se ubica en la antigua Posada de San Felipe Neri, una casona del siglo XVIII que presenta una magnífica fachada barroca llena de pinturas al fresco y cuya dirección es el número 2 de la Plazuela del Santísimo Cristo de la Sangre, lo que antes era la calle Gaona. Es un inmueble de gran tamaño, de 900 metros cuadrados distribuidos en torno a un patio. También hay un pequeño jardín.

Ese atrio sirve de vestíbulo de acceso a las 3 salas de exposición, que acogen una colección de cerca de 3.000 piezas. Aunque éstas son fundamentalmente de los materiales que dan nombre al complejo, también incluyen la colección personal del erudito Gonzalo Fernández-Prieto, compuesta por muebles, obras de arte y objetos decorativos diversos.

Las salas exponen las piezas ordenadas cronológicamente, empezando por el siglo VI a.C. y pasando por todos los siglos hasta la actualidad. Es decir, se pueden ir contemplando obras en vidrio de fenicios, romanos, bizantinos, persas, venecianos y muchos más lugares de producción en épocas sucesivas, desde la Antigúedad hasta el modernismo catalán, pasando por la Edad Media y la Moderna.

En suma, un museo de artes decorativas que quiere ser una entidad viva, que sirva de aliciente para rehabilitar el antiguo barrio artesano de San Felipe Neri, y un núcleo de referencia y estudio para los artesanos modernos.

Quienes busquen vuelos a Málaga y estén interesados en hacer una visita al lugar pueden hacerlo de martes a domingo, entre las 11:00 y las 19:00, por 5 euros (3 en tarifa reducida para mayores de 65 años y niños de 7 a 12 años). Son recorridos guiados en español, inglés, francés e italiano.

Foto: Museo del Vidrio y Cristal de Málaga