El Castillo de Ibiza

vuelos a Ibiza

Calas, fiestas y mercadillos hippies aparte, Ibiza tiene un patrimonio monumental interesante para todo aquel viajero que no quiera limitar su estancia a los tópicos, por muy atractivos y representativos que éstos sean. Y el casco antiguo de la capital tiene montones de sitios que merece la pena ver; uno de ellos es el Castillo.

Situado entre los baluartes de Sant Bernat y Sant Jordi, constituye el punto más alto de Dalt Vila y se puede vislumbrar desde el mar, a la sombra de la Catedral. De planta rectangular con torres en las esquinas -si bien llegó a tener una docena-, su estructura es típicamente medieval y, más concretamente, de inspiración musulmana, aunque Tito Livio da noticias de una construcción anterior -quizá púnica- de la que aún quedan algunos restos.

Se accede por la puerta de Levante, ubicada entre las torres segunda y tercera, probablemente la entrada original. Dentro, sobre los citados cimientos antiguos, hay una torre del homenaje de época cristiana edificada en tiempos de Felipe II, aunque hay que tener en cuenta que todo el conjunto, junto con la Almudaina, fue sometido a sucesivas reformas durante diez siglos, entre el VIII y el XVIII.

En esa última centuria fue cuando se demolió la torre que separaba al castillo de la Almudaina, con vistas a albergar unos cuarteles diseñados por Simon Poulet en los que se asentaría un cuerpo militar de guarnición permanente. En la parte sur del recinto se alza la Casa del Gobernador, en la que se supone que se alojó el rey Alfonso III de Aragón en su visita a la isla en 1286. Tiene elementos góticos y renacentistas salvo en la planta baja, donde se conservan otros de origen árabe.

El Castillo no es visitable por dentro y exteriormente no resulta algo especialmente vistoso para quienes sólo buscan belleza estética o tema para su cámara de fotos. Sin embargo, es un pedazo de historia de la ciudad y echarle un vistazo puede servir para hacerse una idea de cuán diferentes eran los tiempos. Téngase en cuenta al reservar vuelos a Ibiza.

Foto: Eivissa Web