La iglesia Stavropoleos de Bucarest

vuelos baratos a Bucarest

Una de las características más llamativas que observarán los turistas que tomen vuelos baratos a Bucarest y paseen la ciudad es la gran cantidad de iglesias que hay, con la curiosidad añadida de que muchas son de muy pequeño tamaño y se alzan al lado de grandes y modernos edificios, proporcionando una imagen bastante pintoresca.

Un buen ejemplo de esto lo tenemos en la biserica Stavropoleos, situada en una esquina entre la calle homónima y la popular Victoriei, en el no menos frecuentado barrio de Lipscani, junto al Museo de Historia. Es un templo de reducidas dimensiones y profusa decoración exterior que contrasta con la desnuda pared del bloque trasero, haciéndola parecer fuera de sitio.

El célebre monje griego Ioaniche Stratonikeas, que vivía exiliado en Bucarest, la mandó construir en 1724, durante el reinado del príncipe valaco Nicolae Mavrocordat, para satisfacer la petición que le hicieron los comerciantes helenos afincados en la ciudad rumana para poder realizar el culto. De hechop el lugar acogía también una hosperdería para las caravanas, ya desaparecida.

De estilo Brancoveanu tardío, tiene la estructura clásica de las bisericas ortodoxas, con un elegante vestíbulo entre columnas y cúpula sobre el crucero. La decoración combina motivos vegetales y zoomórficos, religiosos y mitológicos, pintados al fresco, y un jardín con una fuente proporciona un aire de tranquilidad monástica.

Es más, los fines de semana un coro de monjes interpreta cantos bizantinos en el interior. Algo que no ha de extrañar si se tiene en cuenta que allí se ubica un cenobio cuya biblioteca contiene ocho mil volúmenes multitemáticos (entre ellos ochenta valiosos manuscritos), y la colección de música litúrgica más grande del país.

Sendos terremotos en 1802 y 1838 provocaron graves daños en el edificio, incluida la caida del campanario, por lo que el aspecto actual es fruto de una restauración llevada a cabo en 1900 por el prestigioso arquitecto Ion Mincu.