El molino Van Slote de Ámsterdam

vuelos baratos a Ámsterdam

¿Qué elemento iconográfico debería ser considerado más representativo de Holanda? ¿Los tulipanes? ¿Los zuecos? ¿Los canales que cubren parte del país? Desde luego hay uno más a considerar: los molinos, que hasta tienen su Día Nacional (es el 11 de mayo).

Aunque se trata de edificios casi universales, y resultan igualmente representativos en otros sitios (La Mancha castellana, sin ir más lejos), los molinos de los Países Bajos son fácilmente reconocibles por su característica estructura de madera. Y la propia Ámsterdam cuenta con ocho ejemplares de referencia, como es el caso del Molen Van Slote.

Se trata de uno de los pocos ejemplos verdaderamente tradicionales que ya van quedando de ese tipo de arquitectura popular, al menos en un entorno urbano como el de la capital; bien es cierto que, de hecho, se ubica en las afueras, en Akersluis 10: se puede llegar en los autobuses 145 (desde Leidseplein) y 192 (NS-estación Sloterdijk – Schiphol), en excursiones en barca o incluso caminando, en media hora.

Se alza junto al canal Ringvaart y en realidad no es demasiado antiguo pues se construyó a mediados del siglo XIX como molino de pólder (tierra desecada), con planta octogonal. Lo que tiene de especial es que se trata del único que está abierto el público, pudiendo verse por dentro en una visita guiada que permite contemplar el funcionamiento de las aspas y aprender cómo era el trabajo rutinario de un molinero.

El molino Van Sloten también acoge una pequeña exposición sobre Rembrandt (Rembrandt in the attic), que se crió allí, centrada en el campo holandés del siglo XVII (una maqueta muestra cómo era), y el Museo de Fabricación de Barriles. Asimismo, se hace un recorrido especial para niños a base de juegos y una leyenda sobre el fantasma que, cuenta, habitaba el molino.

Para los mayores existe una actividad complementaria tan pintoresca como poder casarse en el mismo molino cualquier día de la semana salvo los domingos. Quien se encuentre en tal tesitura, ya tiene una idea para buscar vuelos baratos a Ámsterdam y localizar allí la boda y la luna de miel de una sola vez.

El molino Van Sloten abre diariamente de 10:00 a 16:30.