El Castillo de Játiva

vuelos baratos a Valencia

Una vez más hay que insistir en lo interesante que puede resultar no ceñirse estrictamente a la capital cuando se visita una provincia. Es algo que podrá comprobar quien busque vuelos baratos a Valencia y, tras ver la hermosa ciudad del Turia, se desplace apenas unos 60 kilómetros hasta Játiva.

Aparte de un buen puñado de monumentos religiosos y civiles, es espectacular la visita al formidable Castillo de Xátiva, que se alza encaramado sobre una colina de la sierra Vernissa, dominando la población desde una altitud de 300 metros. De su importancia da fe el hecho de que su silueta forme parte del escudo municipal.

Aunque así suele creerse, los castillos no son exclusivos de la Edad Media y éste tampoco es una excepción. Sus orígenes se remontan a las fortificaciones de pueblos iberos, aún visibles en lo que hoy se denomina Castell Menor. Después, los romanos lo ampliaron y reforzaron con el llamado Castell Mayor, de manera que el conjunto presentaba dos torres que protegían el paso por la Vía Augusta. Los árabes unieron las dos partes mediante una recia muralla, en la que se abre la entrada -la moderna Puerta Ferrisa- a un patio de armas.

Durante la Reconquista, el enclave fue tomado por Jaime I para la Corona de Aragón, que lo usó como prisión de Estado. Luego, con el paso de los siglos, se fue revelando como un importante enclave estratégico para diversos conflictos y avatares de la Historia, desde la revuelta de las Germanías hasta las revoluciones decimonónicas, pasando por la Guerra de Sucesión o la Guerra de la Independencia, si bien en estas últimas ya había perdido importancia ante el poder de la artillería.

El edificio combina elementos arquitectónicos islámicos y góticos pero hay que tener en cuenta que una parte considerable se perdió cuando las tropas napoleónicas intentaron demoler los muros. Por eso en el siglo XX sufrió una reconstrucción parcial de estilo neogótico, especialmente en su parte central. Ello no ha impedido que se lo declarara Monumento Nacional.

La visita empieza tomando el tren turístico desde el aparcamiento y hay una serie de rincones que merecen la pena verse. Es el caso de los jardines andalusíes, las estructuras defensivas, los cañones, la Capilla de la Reina María (en cuyo interior está la tumba de Jaime II, las mazmorras, la Torre con el Balcón de la Reina, etc. Resultan especialmente curiosas las visitas guiadas teatralizadas y no faltan servicios, tienda de regalos y cafetería.

El horario es de 10:00 a 19:00 entre marzo y octubre (ojo, cierra los lunes) y de 10:00 a 18:00 el resto del año. La entrada cuesta 2,40 euros (1,20 para edades entre 10 y 18 años y gratis los menores).

Foto: Lillyallen21 en Wikimedia