Archivos mensuales: octubre 2013

Restaurante invernadero en Ámsterdam

vuelos baratos a Amsterdam

Que haya invernaderos en Holanda no ha de constituir sorpresa para nadie, teniendo en cuenta que ese país es uno de los principales productores de flores, y más concretamente de tulipanes, del mundo. Otra cosa es que se tome alguno de los vuelos baratos a Ámsterdam y, a la hora de buscar un sitio donde comer, se tope con De Kas Restaurant.

Porque ese establecimiento es un antiguo invernadero municipal de 1926 que, a punto de ser demolido por no utlizarse ya, llamó la atención del chef Gert Jan Hegerman, premiado con una estrella Michelin. El cocinero, haciendo gala de una gran visión de futuro, decidió adquirir el sitio en 1997 y reformarlo para transformarlo en un moderno restaurante que, además recuperara en parte su función anterior, proporcionándole sus propios productos frescos.

El resultado, abierto al público en 2001, fue -es- un local que ha adquirido cierta popularidad. Ubicado en Kamerlingh Onneslaan 3, en el parque Frankendael (en las afueras de Ámsterdam), se caracteriza por sus paredes acristaladas, su cocina vista y el comedor, diseñado por el interiorista Piet Boon e instalado en el jardín y aromatizado con hierbas naturales. Por supuesto, también por el invernadero, que se sitúa en el piso superior.

Pero eso no es todo. En efecto, dicho invernadero da productos naturales con plenas garantías a los cocineros pero es que el entorno está formado por alrededor de quince mil metros cuadrados de huerta exterior que incrementan esas posibilidades de suministro.

De Kas ofrece a sus clientes un menú degustación de media docena de platos, la mayoría enriquecidos con las verduras y hortalizas de la casa. El precio es de noventa euros. Eso sí, ojo a los horarios: abre de lunes a viernes (sábados en caso de cenar) de 12:00 a 14:00 y de 18:30 a 10:00.

Foto: Restaurant De Kas

Palacio de Ferias y Congresos de Málaga

vuelos baratos a Malaga

No hace mucho que Málaga cuenta con un equipamiento espectacular para determinados eventos masivos: el FYCMA, Palacio de Ferias y Congresos que fue inaugurado en 2003 y se ubica en el distrito Cruz del Humilladero, una zona muy bien situada, junto a la ronda Oeste.

Como corresponde a los edificios de nuevo cuño, presenta una arquitectura moderna, vanguardista y funcional con un total de 60.000 metros cuadrados en los que se pueden encontrar un par de pabellones, 15 salas multiusos, otra de exposiciones, 2 de conferencias para 375 y 400 asistentes y 2 auditorios para 900 y 600 personas cada uno.

Todo ello completado con una serie de servicios, como un aparcamiento de 1.200 plazas de automóvil y 20 de autobús, 3 áreas de restauración con un restaurante y 2 bares, y una capacidad total en el recinto para 20.000 visitantes.

La iniciativa correspondió al Ayuntamiento, deseoso de contar con una infraestructura adecuada para impulsar la celebración de grandes eventos en la ciudad, revitalizando de paso la economía local y provincial en diversos sectores que se verían beneficiados. Para ello encargó el diseño al arquitecto Ángel Asensio, que dotó a su creación de un etéreo aspecto basado en una estructura metálica de líneas irregulares con un aspecto general muy dinámico y alusiones a la vocación marinera.

La gestión del FYCMA corresponde a la sociedad anónima municipal Promálaga, que ha conseguido la realización de un millar de actos y un centenar de ferias a lo largo de los diez años que lleva funcionando el Palacio.

El Palacio de Ferias y Congresos está en el número 201º de la Avenida Ortega y Gasset, a medio camino entre el aeropuerto de Málaga-Costa del Sol -por lo que no es mala idea llegar mediante vuelos baratos a Málaga– y el centro histórico de la ciudad.

Foto: teclasorg en Wikimedia

La iglesia Kretulezsku de Bucarest

vuelos baratos a Bucarest

Cualquiera que tome vuelos baratos a Bucarest para visitar turísticamente la ciudad tendrá que acercarse tarde o temprano a la Plaza de la Revolución. Ese amplio espacio abierto fue el escenario principal de los acontecimientos que supusieron el fin del régimen de Ceaucescu y allí tuvo lugar la matanza de estudiantes que hoy se recuerda con un monumento. Pero un sitio tan trágico y turbulento también guarda un recodo para la religión, el arte y la tranquilidad: la biserica Kretulezscu.

Esta pequeña iglesia de ladrillo rojo contrasta en tamaño, estilo y aspecto con los edificios que la rodean, guardando cierto parecido, en ese aspecto, con la Trinity Church de Nueva York, abrumada por las altura de las torres circundantes. De hecho casi sorprende que aún se conserve, puesto que justo enfrente, en plan intimidador, se erigió la sede del Partido Comunista Rumano, hoy reconvertida en Ministerio del Interior.

Pero la biserica estaba antes. Concretamente desde 1722, cuando se construyó en honor del boyardo Iordache Kretulezsku, para sustituir a otra iglesia anterior de madera. Kretulezsku estaba casado con la princesa Safta, hija de Constantin Brâncoveanu, rey de Valaquia entre 1689 y 1714. Todos ellos están retratados en el interior del templo, justo a la entrada.

El edificio es del estilo llamado brancovenesco, aunque conviene aclarar que el buen aspecto que presenta se debe a una restauración realizada entre 1932 y 1933 que incluyó también las pinturas de las paredes interiores que estaban firmadas por el artista rumano decimonónico Gheorghe Tattarescu.

Esas obras se hicieron para recuperar el aspecto original, ya que a principios del siglo XIX se habían hecho otras que desvirtuaban el conjunto. En 2003 aún hubo una intervención más para limpiar el ennegrecimiento de los frescos, debido al humo de las velas.

La iglesia Kretulezscu sigue en activo hoy en día, oficiando ceremonias religiosas. Ello no impide que sea uno de los lugares recomendables para visitar durante la estancia en Bucarest, puesto que además está en plena ruta turística y su pequeño tamaño permite echarle un vistazo en pocos minutos.

Foto: Joe Mabel en Wikimedia

Las Barrancas de Belgrano

Vuelos baratos a Buenos Aires

Más de una vez hemos dicho aquí que quienes reserven vuelos baratos a Buenos Aires para visitar la ciudad por motivos turísticos deberían darse una vuelta por los barrios típicos que la forman. Uno de ellos es Belgrano, una zona residencial y comercial de cierto nivel que limita con Palermo al sudeste, Colegiales al sur, Villa Ortúzar al sudoeste, Villa Urquiza al oeste, Coghlan al noroeste, Núñez al norte, y el Río de la Plata al este.

Y uno de los elementos destacados de ese lugar es, sin duda, un parque que ocupa lo que eran los terrenos de una antigua terraza fluvial de las riberas del Río de la Plata. Se trata de Las Barrancas de Belgrano que, a pesar de desarrollarse en pendiente en buena parte, es uno de los rincones de referencia del vecindario.

Jalonado por un elegante paseo delimitado por tres manzanas, la añeja quinta de Valentín Alsina -que aún sigue en pie en la calle 11 de Septiembre 1966- fue elegida en 1862 para colocar las vías del Ferrocarril del Norte, que discurren sobre lo que era el Camino del Bajo y que se completó con una estación. El propio terraplén del trazado servía para contener las crecidas del río.

En 1871 el parque de la quinta pasó a manos municipales y fue abierto al público tras una refoma que lo rehabilitó como paseo. Era un primer paso para un proyecto más ambicioso: convertirlo todo en un parque. Para ello se recurrió a los servicios del célebre arquitecto y paisajista francés Charles Thays, que ya había hecho algo parecido en la propia Buenos Aires con el Parque Tres de Febrero. Así nació el aspecto actual de Las Barrancas de Belgrano; era el año 1892.

Amplias zonas verdes de césped y arbolado que reúnen hasta 67 especies distintas, senderos adoquinados para pasear salpicados de bancos de descanso, juegos de mesa, áreas de juegos infantiles, plazuelas para tango, esculturas (entre ellas una réplica de la Estatua de la Libertad neoyorquina) y otros equipamientos caracterizan al parque, que viene a ser una continuación del citado Tres de Febrero, muy cercano y principal pulmón verde de la ciudad

Foto: Banfield en Wikimedia

La Lonja de Pescado de Alicante

vuelos baratos a Alicante

Las lonjas de pescado han perdido importancia hoy en día respecto a tiempos anteriores pero esa bajada de actividad la han compensado por otra parte, convirtiéndose muchas de ellas en monumentos históricos que atraen el turismo. Es lo que ocurre, por ejemplo, con la Lonja de Alicante, a pesar de no ser tan antigua como otras.

Fue construida a principios del siglo XX, entre 1917 y 1921, siguiendo el diseño del ingeniero Próspero Lafarga, por encargo de la Junta de Obras del Puerto. Se alza en el paseo Almirante Julio Guillén Tato presentando un estilo historicista con elementos ornamentales neoárabes.

Se trata de un edificio de planta en forma de E, con una nave longitudinal atravesada por otras transversales cuyas intersecciones originan dos grandes patios semiinteriores que se abren a la fachada sur y que eran los sitios donde se manipulaba el pescado. La principal característica del complejo es la estructura metálica realizada en hierro fundido y laminado.

La lonja pasó a manos del Ayuntamiento alicantino, que decidió someterla a una serie de reformas de rehabilitación y adaptación para transformarla en una sala de exposiciones municipal. En 1992 empezó este nuevo uso, al que se sumaron otros eventos como mercadillos, festivales, presentaciones literarias, entrega de premios, etc.

Para ello dispone de tres salas diferentes que ofrecen una variada programación sociocultural. Algo que deben tener en cuenta quines reserven vuelos baratos a Alicante y le hagan una visita; no sólo resultará interesante el edificio en sí sino también su contenido.

Los horarios de visita cambian según los meses y dependiendo también del evento que acojan las salas. Así, de enero a junio y de septiembre a diciembre abre de 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 22:00 entre martes y viernes; de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 22:00 los sábados; y de 10:00 a 14:00 los domingos ; cierra los lunes. En los meses de verano, julio y agosto, el horario es de 16:00 a 22:00 (entre martes y sábados).

Foto: Urbipedia

El nuevo San Mamés

vuelos baratos a Bilbao

En el mundo del fútbol el nombre de San Mamés resulta casi mítico, no en vano era conocido como la Catedral. Es casi imposible encontrar a alguien que ignore que se trata del estadio del Athletic Club, aunque sí puede ocurrir que alguno no se haya enterado de que en realidad… ya no existe. Al menos el original porque el pasado mes de junio fue inaugurado su sustituto, el nuevo San Mamés, después de tres años de trabajos.

Ubicado en la calle Felipe Serrate de Bilbao, fue diseñado por el arquitecto César Azcárate (tras barajarse prestigiosos profesionales como Santiago Calatrava o Norman Foster) para dotar al club vizcaíno de un nuevo campo, ya que el anterior había sido sometido a muchas reformas, la última en 1982 para el Mundial de España, y a pesar de todo se quedaba obsoleto en cuestiones de seguridad y confort, al menos para cumplir con las normas dictadas por la UEFA.

Así, se designó para ello el terreno que ocupaba la antigua feria de muestras, incluyendo el proyecto en el plan para la renovación urbanística de la zona de Basurto-San Mamés. En realidad, parte del espacio corresponde también al antiguo San Mamés, que fue demolido.

Los planos estuvieron listos en 2007. Presentaban un exterior que imitaba las escamas de un pez, realizadas en cristal y sujetas por una red metálica iluminada en cuatro tonos. Luego hubo que introducir modificaciones para abaratar los costes y se eliminó ese aspecto junto al tercer graderío, demorando de paso el inicio de las obras hasta 2010.

Por fin, el pasado 16 de septiembre se inauguró oficialmente el nuevo San Mamés con un partido de Liga entre el equipo local y el Celta de Vigo. Son 21.000 metros cuadrados con un campo de 105 x 68 y aforo para 53.332 espectadores, todos sentados y con plazas rservadas para personas con movilidad reducida. También está dotado con un módulo de atletismo, un centro de medicina deportiva, otro de investigación y un polideportivo municipal, asñí como oficinas, palcos, museo y tienda.

Seguro que muchos de los que reserven vuelos baratos a Bilbao para visitar turísticamente la ciudad se acercarán a ver este nuevo equipamiento, máxime si son aficionados al fútbol.

Foto: Euskaludaa en Wikimedia

El estadio Stamford Bridge

vuelos baratos a Londres

La Premier League inglesa se ha vuelto tan popular en España y juegan en ella tantos futbolistas de nuestro país que conocemos casi todos los equipos que participan en ella. Uno de los destacados es el Chelsea, club de Londres, del distrito homónimo aunque su campo se halle en los de Hammersmith y Fulham. De hecho, su estadio fue construido originalmente para el Fulham, que lo rechazó y terminó en manos del Chelsea football Club, entonces llamado London Athletics Club.

Dicho estadio se llama Stamford Bridge por hallarse en la proximidad un cercano afluente del Támesis que daba nombre a otro recinto deportivo vecino, Lillie Bridge. Aaunque en su versión primigenia nació nada menos que en 1877, diseñado por el arquitecto Archibald Leicht, como es lógico ha sido sometido a unas cuantas remodelaciones, la última de ellas en la década de los noventa del pasado siglo, así que del original apenas conserva la grada Este.

Es un recinto catalogado por la UEFA con cuatro estrellas, con unas dimensiones de 103 x 67 metros y aforo para 41.837 espectadores sentados y atechados. Moderno y práctico, ha reducido su capacidad inicial -hasta 100.000 aficionados llegaron a juntarse en él- a cambio de obtener mayor seguridad y confortabilidad. De hecho, el complejo llegó a contar con la Chelsea Village, que tenía dos hoteles, apartamentos, bares, restaurantes, el Chelsea Megastore, y una atracción interactiva denominada Chelsea World of Sport. El millonario ruso Roman Abramovich la cerró por deficitaria cuando compró el equipo.

Lo que sí permanece es el Museo del Centenario, abierto en 2005 para conmemorar los cien años del club. Se ubica en la antigua Shed Gallery y muestra un recorrido por la historia del Chelsea, con fotos, camisetas, trofeos, etc. Un vídeo presentado por el actor sir Richard Attenborough, que es vicepresidente de la entidad, sirve de introducción.

De todas formas, no se sabe cuánto tiempo seguirá jugando el Chelsea en Stamford Bridge. Su escasa capacidad y la imposibilidad de crecer han llevado a plantear la necesidad de trasladarse a otro sitio donde levantar un nuevo estadio para 80.000 espectadores; a ser posible en el distrito que da nombre al club. Los aficionados ingleses tendrán la última palabra. Si dan el sí, los turistas y futboleros españoles deberán buscar vuelos baratos a Londres para ver Satmford Bridge antes de que desaparezca.

Foto: Alexdeangelis86 en Wikimedia

El faro de Formentor

vuelos baratos a Mallorca

Una de los momentos más gratos que pueden pasar quienes reserven vuelos baratos a Mallorca y recorran la isla por su cuenta en un coche es ir descubriendo pequeños rincones y detalles que se encuentran perdidos por sus cuatro puntos cardinales y que no constituyen una llamada al turismo masivo, por lo que se obtiene el plus añadido de verlos en solitario o con poca gente.

En ese sentido, el Faro de Formentor es especialmente interesante porque combina su esbelto perfil con un paisaje bellísimo, la foto potencial con un pedazo de historia local, la visita de ocio con la cultural. La torre se alza a 210 metros sobre el nivel del mar, encaramada a un acantilado en la península que hay al final de la Sierra de Tramuntana.

Una sinuosa y estrecha carretera de 20 kilómetros permite su acceso desde la localidad de Pollença, dejando atrás el Mirador de Colomer, la playa de Formentor y las calas de Murta y Figuera. De camino, curvas, pinos, farallones de piedra asomados al Mediterráneo y cabras, muchas cabras, hasta que por fin aparece la alargada silueta, de 56 metros de altura, recortándose contra el cielo. Un pequeño aparcamiento da paso al faro, una cafetería y unos servicios.

El faro ya tiene años, puesto que empezó a construirse en 1857, siguiendo el diseño de Emili Pou, y se terminó en 1863 tras unos duros trabajos en una época en la que no existía la mencionada carretera (aún tardaría en hacerse casi un siglo) se cuenta que los obreros trabajaban también los domingos, previa dispensa del obispo, a cambio de que oyeran misa en un altar improvisado.

Los materiales se llevaban por un camino que ocupaba parte de la vía actual y del que aún quedan restos. También llegaban por mar al cercano Moll del Patronet, desde donde subían una escalera tallada en la piedra con 272 peldaños, hoy rehabilitada para senderistas.

Durante décadas, los torreros emplearon aceite, parafina y petróleo para la linterna, de doce paneles que emitían un destello de luz blanca cada medio minuto. Hasta una fecha tan cercana como 1962 no se instaló electricidad, que, de todas formas, no pudo mantenerse debido a las tormentas que abundan en la zona; hoy en día funciona con energía solar fotovoltaica. Antes, en 1971, se cambió la linterna por una de paneles catadióptricos que hoy en día ha pasado a ser una lámpara de bajo consumo con 21 millas náuticas de alcance y 4 destellos cada 20 segundos.

En suma, una visita recomendable para todo aquel que llegue a Mallorca. Además, si el día acompaña, podrá vislumbrar a lo lejos la silueta de la isla vecina, Menorca.

Foto: Dirk Goldhahn