La catedral de Saint Eustache

vuelos baratos a París

Dentro del grupo de monumentos que no son de primera magnitud turística pero que pueden interesar a quienes hayan usado los vuelos baratos a París varias veces y quieran ver cosas nuevas, está la catedral de Saint Eustache.

Se trata de una iglesia que mezcla elementos góticos (los arquitectónicos) y renacentistas (los decorativos), sobre todo en el interior, debido a su reforma en 1532. De lo anterior se desconoce prácticamente todo: ni cuando se erigió -hay todo un siglo de margen, entre 1532 y 1632 pero a partir de otra anterior medieval- ni quién fue su autor. Sólo consta un pequeño detalle: originalmente estaba dedicada a Santa Agnes, mártir de tiempos romanos.

Es un imponente edificio de un centenar de metros de longitud y 40 de anchura, con 5 naves, triforio, bóvedas nervadas, capillas radiales, magníficas vidrieras y una notable acústica que permite que hoy sigan celebrándose en su interior conciertos de órgano; ello se debe a la buena conservación (y restauración) del espléndido órgano de 7.000 tubos.

Situada a la entrada de París, en la rue Montorguell de Les Halles, fue consagrada por el obispo Francois de Gondi en 1637. La fachada actual es del siglo XVII, pues la anterior la demolieron para hacer unas capillas, siendo varios los arquitectos que incorporaron elementos a lo largo del tiempo.

Precisamente los avatares de la Historia la golpearon, desacralizándola durante la Revolución para ser convertida en templo dedicado a la agricultura para más tarde transformarse en sede de la secta Teofilntrópica. Los sucesos de la Comuna de 1871 dañaron el campanario y los arbotantes, cañoneados. Y aunque todos la usaron siempre como punto de encuentro debido a su ubicación, los reyes la tenían como parroquia.

De hecho, allí se bautizaron Richelieu, Moliére y la marquesa de Pompadour e hizo la primera comunión Luis XIV, al igual que sirvió de escenario para las exequias fúnebres de Ana de Austria, Mirabeau y la madre de Mozart. En ese sentido hay que destacar también que en una de las capillas está la tumba de Colbert.

Foto: Pavel Krok en Wikimedia