La Casa Carbonell

vuelos baratos a Alicante

No está entre los rincones más famosos pero a quien reserve vuelos baratos a Alicante y pase por delante seguro que le entrará curiosidad al ver su espléndida fachada y su imponente aspecto señorial. Hablamos de la Casa Carbonell.

Situado en el número 2 del Paseo de la Explanada, este gran edificio fue encargado por un empresario textil de Alcoy llamado Enrique Carbonell para sus estancias en la ciudad, a donde acudía con frecuencia por considerar beneficioso para su hija el clima local. La leyenda cuenta que en una ocasión en que llegó un tanto desastrado por un accidente durante el trayecto, le denegaron hospedaje en el prestigioso Hotel Palace y, para resarcirse decidió construir su propia mansión haciéndole sombra al establecimiento.

Otra versión habla del menosprecio que le demostró el empreario naviero José Lamaignére, que lo consideraba un nuevo rico porque Carbonell había hecho su fortuna vendiendo paños durante la Primera Guerra Mundial. El caso es que compró el solar del antiguo mercado -886 metros cuadrados en plano- y encargó el diseño al arquitecto Juan Vidal Ramos, el más reputado de Alicante y bajo cuya dirección estuvo listo el palacete en 1925. Por cierto, el Hotel Palace ya cerró.

La Casa Carbonell presenta una ingente fachada modernista de gran simetría y dividida en tres partes que se remata con dos cúpulas y con las esquinas ocupadas por espigados miradores, todo ello decorado al gusto francés de la época. Cada planta tiene cuatro viviendas con comedor, gabinete, sala, tres dormitorios, dormitorio para el servicio, cocina, aseo, servicio, recibimiento y vestíbulo, organizados en torno a patios de luces mediante pasillos de distribución.

La grandiosidad del edificio, sin embargo, le jugó una mala pasada al año de inaugurarse, cuando un hidroavión de correos procedente de Argel se estrelló contra él, quizá al chocar con el pararrayos, aunque no se sabe a ciencia cierta. Murieron los dos tripulantes y varias palomas mensajeras que llevaban; por supuesto, los daños fueron arreglados y, en cualquier caso, la Casa Carbonell ha sido restaurada más de una vez desde entonces.

Foto: Etnacila en Wikimedia