El Palacio del Elíseo

vuelos baratos a París

Igual que el presidente de EEUU reside en la Casa Blanca, el de Argentina en la Casa Rosada o el Rey de España en La Zarzuela, el máximo mandatario de Francia lo hace en el Palacio del Elíseo, un espléndido complejo arquitectónico situado en pleno centro de París y que tiene su uso actual desde que fue designado para ello en 1848.

Pero es anterior. Lo mandó construir el conde de Evreux en la primera mitad del siglo XVIII, cosa que se llevó a cabo siguiendo un estilo clásico. La entrada al patio desde el exterior es monumental, con una gran balaustrada sostenida por columnas jónicas. Una vez traspasado el arco principal, el jardín francés sirve de vestíbulo al aire libre hasta el edificio, que a lo largo de los tiempos fue experimentando varias reformas, si bien el aspecto general se mantiene.

Su ocupante más ilustre fue madame de Pompadour, quien encargó al célebre arquitecto Lassurance una serie de cambios en la casa pero, especialmente, en los jardines, que se llenaron de detalles decorativos fantasiosos como cenadores, cuevas, un laberinto de setos, cascadas, etc. Luego pasó a manos de Luis XV, que lo destinó a alojar embajadores primero y sala de exposiciones después.

También Luis XVI realizó varias transformaciones, la prinicpal de ellas la conversión de la Sala de Gala creada por Pompadour en un hemiciclo. E intervino, una vez más, en los jardines, sustituyendo su tono romántico por otro más racional, el inglés, que se había puesto de moda en la época. La duquesa de Borbón fue la última aristócrata en instalarse porque al poco estalló la Revolución.

Durante ese turbulento período, el palacio se convirtió en almacén para los muebles incautados por los tribunales revolucionarios. Luego, la duquesa recuperó su propiedad y alquiló la planta baja a un burgués que, para equipararse a la nobleza, daba grandes fiestas; por eso abrió dos entradas más, una de las cuales da a los Campos Elíseos y de ahí el nombre actual del sitio.

Más adelante fue comprado por Murat, el cuñado de Napoleón, que encargó a Vignon y Thibault una nueva y monumental reforma. En 1815 el Emperador utilizó el patio para despedirse de la Guardia Imperial antes de marchar al exilio. Su sobrino Napoleón III también hizo una remodelación, dirigida por Lacroix, que le dio el aspecto actual.

Situado en la rue du Faubourg Saint-Honoré 55, quienes reserven vuelos baratos a París no podrán visitarlo más que por fuera (aunque hay un día de puertas abiertas) pero, al igual que pasa en Londres con Dowining Street, por ejemplo, no es raro ver montones de curiosos agolpados en la verja de entrada para ver la llegada de personalidades.

Foto: TouN en Wikimedia