La Estación Términi

vuelos baratos a Roma

Las estaciones de tren no constituyen, en sí, lugares turísticos que a priori se apunten en la lista de rincones a visitar. Sin embargo hay un puñado de ellas que muy bien podrían resultar interesantes por su historia, sus peculiariedades arquitectónicas o su relación con el arte. En este último apartado podrían figurar varias de Francia, inmortalizadas en los cuadros impersionistas; pero la de Roma lo haría por haber dado título a una célebre película de Vittorio de Sica: la Estación Términi.

Claro que no sólo es recomendable por eso. También es la principal estación ferroviaria de la capital, con un tráfico de casi un millar de trenes y más de medio millón de pasajeros diarios en tránsito por sus andenes. Su nombre se debe a la demarcación que ocupa frente a las Termas de Diocleciano, sobre la colina del Esquilino, en el mismo sitio donde el cardenal Felice Peretti (que después sería el papa Sixto V) construyó una villa particular en el siglo XV denominada Montalto-Peretti.

Y encima es de gran belleza: construida en 1867, ha sido varias veces remodelada, la última en el año 2000 con ocasión del Jubileo, aunque quizá la más importante, a efectos prácticos, fue la 1950. Fue entonces cuando se levantó el edificio exterior de mármol y vidrio para terminar la reforma inconclusa de 1939, que estaba prevista para una Exposición Universal en 1942 que el estallido de la guerra mundial impidió.

Al poco de su inaguración se rodó in situ la mencionada película, que difundió e inmortalizó su nombre. Pero hoy en día, la mayoría de los turistas la conocen por ser el principal nudo ferroviario del país, como acreditan sus 24 andenes, por su gigantesco salón, lleno de restaurantes y comercios, cobijado por una enorme y elegante marquesina de cemento, y por la multitud de hoteles que la rodean. También destaca la llamada Lámpara Osram, un punto de referencia para los recién llegados por su altura y situación, frente a la fachada de la terminal.

Los vuelos baratos a Roma trasladan a los viajeros extranjeros pero si van a trasladarse por el país por vía terrestre, a buen seguro tendrán la oportunidad de pasar por la Stazione Términi. En tal caso, es recomendable que se detengan un rato a admirarla.

Foto: Marcos90 en Wikimedia