Archivos mensuales: febrero 2013

MoSex, Museo del Sexo neoyorquino

vuelos baratos a Nueva York

Seguramente no entraba en los planes iniciales, entre otras cosas por desconocer su existencia, pero es probable que muchos de los que tomaron vuelos baratos a Nueva York y pasaron por el 233º de la Quinta Avenida (cruce con la calle 277) se sorprendieron al descubrirlo, entrando a hacer una visita. Hablamos del MoSex, Museo del Sexo.

Este centro tan pintoresco abrió sus puertas hace poco, en 2002, por iniciativa de Daniel Gluck, que quería mostrar una imagen del sexo alejada de prejuicios, reflejando “la importancia de la historia, evolución y cultural de la sexualidad humana”. Así, la entrada al lugar supone un paseo por el tema a lo largo de los tiempos, desde los magníficos desnudos clásicos del arte de la antigua Grecia hasta la actualidad, repasando toda la imaginería temática que se ha desarrollado a lo largo de los siglos y cuya variedad ni se llega a imaginar la mayoría del público.

El concepto es, pues, eminentemente didáctico. Ahora bien, el grado de explicitud de algunas piezas obliga a que legalmente la entrada se restrinja a mayores de edad. De hecho, Gluck trató de alejarse de la industria pornográfica rechazando sus ofertas de patrocinio, aunque eso no le granjeó el favor de otros mecenas, como la Universidad, que no consideró “serio” su proyecto.

Ésa es la razón por la que tuvo que sacarlo adelante en solitario, pese a la oposición de algunos sectores de la ciudadanía de Nueva York, y ahora debe cobrar una tarifa de entrada considerable. Y eso que del diseño interior se encargó la prestigiosa firma británica Casson Mann, la misma que se ocupó de la Tate Gallery de Londres

Sin embargo, desde 2009 inició un crecimiento que le ha hecho ganar espacio expositivo, con una galería más, y de almacén, casi el doble. También ha permitido abrir un bar muy especial, afrodisíaco, que toca la relación entre erotismo y gastronomía. Así que, como decía su propia publicidad: “Si te aburre el MoMa puede que sea la hora de que visites el MoSex”.

Foto: David Shankbone en Wikimedia

El bonaerense Edificio Kavanagh

vuelos baratos a Buenos Aires

Quienes hayan tomado alguna vez vuelos baratos a Buenos Aires y visitado la ciudad seguramente apreciarían un curioso detalle, poco habitual en América Latina: los recorridos turísticos suelen incluir bastantes muestras de arquitectura contemporánea. Ello es debido a que la capital argentina se zambulló plenamente en la moda de los rascacielos que caracterizó el primer tercio del siglo XX.

Y uno de sus mejores ejemplos en el Edificio Kavanagh, que se alza aún en el 1.065º de la calle Florida del barrio de Retiro, frente a la plaza de San Martín. Se trata de una torre de 105 apartamentos diseñada por el estudio Sánchez, Lagos y De la Torre con planta triangular y en estilo racionalista, construida por la empresa del ingeniero Rodolfo Cervini para Corina Kavanagh, la promotora, que también da nombre al pasaje que lo separa del Hotel Plaza.

La leyenda -falsa- dice que pretendía rivalizar con Mercedes Castellanos de Anchorena, propietaria del Palacio Anchorena (actualmente Palacio San Martín), tapando las vistas de éste a la Basílica del Santísimo Sacramento por un amor frustado. El caso es que Corina se instaló en el piso 14, que era el más grande con 726 metros cuadrados (ocupaba toda la planta) y vistas panorámicas en 360 grados. En 2008 fue adquirido por un aristócrata británico al módico precio de 5,9 millones de dólares.

Inaugurado en 1936, el Edificio Kavanagh medía 120 metros de altura, lo que lo convirtió en el edificio de hormigón más alto de Sudamérica. Contaba con 32 plantas, 16 ascensores, 5 escaleras y una piscina, a pesar de lo cual se erigió en un tiempo bastante corto, pues los trabajos empezaron en 1934.

Es un complejo distribuido en una serie de terrazas escalonadas en una de las cuales se colocó una cruz con motivo de un evento religioso en Buenos Aires, aunque la mayoría acogía jardines. Lo más curioso, sin embargo, es la forma que adopta el conjunto, un cuerpo central con otros 2 adosados, similar a la de la proa de un barco que precisamente apunta al Río de la Plata.

Otra curiosidad es que no fue equipado con garaje ni tiene portero eléctrico, recurriendo a una recepción como si de un hotel se tratase. En cambio, fue el primer edificio de viviendas de la ciudad que gozó de aire acondicionado. Y, por seguir con detalles, en 1994 fue declarado Hito histórico internacional de la ingeniería por la Asociación de Ingeniería Civil de EEUU. Cinco años más tarde era declarado Monumento Histórico Nacional.

Foto: Marcos Prack en Wikimedia

Museo de Prehistoria de Valencia

vuelos baratos a Valencia

El Museo de Prehistoria de Valencia es un centro ubicado en la calle Corona 36 que fue creado en 1927 junto al Servicio de Investigación Prehistórica como una institución científica dedicada a conservar, investigar y difundir el rico patrimonio arqueológico valenciano. Sus fondos, obtenidos de diveros yacimientos y campañas de excavaciones, constituyen una de las colecciones más importantes de España.

En el año 1982 se ubicó definitivamente en la antigua Casa de Beneficencia, un edificio construido en 1841, de planta baja y dos pisos dispuestos en torno a cinco patios. Del complejop destaca especialmente la iglesia decimonónica, decorada de estilo bizantino en 1881.

En 1995, tras la restauración dirigida por Rafael Rivera, se abrieron al público las actuales Salas de Prehistoria, Cultura Ibérica y Mundo Romano, así como la Biblioteca. La planta baja se destina a exposiciones temporales y la iglesia se ha convertido en el salón de actos. Además hay otras dependencias, como la Biblioteca, situada en el centro del edificio, laboratorios de restauración, talleres, almacenes, tienda y cafetería.

La primera planta está dedicada al Paleolítico, donde destacan los primeros restos humanos fósiles de la Cova del Bolomor o las plaquetas grabadas de la Cova del Parpalló. También aquí se ubican las salas dedicadas al Neolítico, con la famosa colección de vasos con decoración cardial de la Cova de l’Or de Beniarrés, y a la Edad de los Metales.

En la segunda planta se exhiben las piezas correspondientes a la Cultura Ibérica, destacando la famosa colección de vasos pintados con decoración figurada de Sant Miquel de Llíria o los plomos escritos ibéricos. Por último, la sala dedicada al Mundo Romano exhibe algunas de las piezas más importantes del museo, como el mosaico de Font de Mussa o el Apolo de Pinedo. No obstante, se puede decir que las instalaciones se extienden a las mismas excavaciones, caso del poblado ibérico de la Bastida de les Alcusses o a la Ruta Edetana, en torno a la zona de Llíria.

Las colecciones repasan una amplia perspectiva del pasado valenciano, desde la Edad de Piedra hasta Roma pasando por la fauna del Cuaternario, el Neolítico, el arte ibérico y el Bronce, así como una colección numismática de 20.000 piezas y otra de arte precolombino de Rubén Vela.

Quienes reserven vuelos baratos a Valencia pueden visitar el sitio gratuitamente todos los días excepto los lunes de 10:00 a 20:00.

Foto: Dorieo en Wikimedia

El Faro de Botafoc

vuelos baratos a Ibiza
Probablemente uno de los rincones más vistosos y fotogénicos de Ibiza sea el islote de Botafoc, situado en la parte norte de la entrada al puerto. Es un promontorio rocoso y pelado que desde muy antiguo ha servido como lugar estratégico para encender hogueras que sivieran de guía a los barcos que se aproximaban a la costa con intención de atracar. De ahí su nombre (bota foc=sale fuego) y que el uso haya pervivido hasta la actualidad.

Y es que a aquellas fogatas las ha sustituído el Faro de Botafoc, aunque el edificio que se ve hoy es relativamente reciente. Fue empezado a construir en 1859 bajo la dirección de Andrés Rosas, siguiendo el diseño de Emilio Pou, inaugurándose un par de años más tarde. Una de sus características es que desde el principio contó con una vivienda de dos plantas para los torreros que le servía de base, dado que en el islote apenas hay sitio para más.

El faro está hoy unido a la isla por una lengua artificial pero este dique no existía al principio y era necesario suministrar víveres al personal transportándolos en lancha. No sería ése el único cambio experimentado con el paso del tiempo; otros afectaron al sistema de iluminación pues si el primero que se instaló era de óptica de 6º orden y luz fija blanca, con una linterna de cristales planos y planta octogonal, en 1910 se sustituyó por uno de cristales curvos y montantes verticales.

Asimismo, se colocó una nueva óptica de 4º orden BBT para luz fija, con pantallas para producir una apariencia luminosa de ocultaciones cada 20 segundos que hoy forman parte de la colección de Señales Marítimas del faro de Portopí. Pero además fue uno de los primeros faros que electrificó su sistema de alumbrado. Se llevó a cabo en 1918, el mismo año en que se hizo también en los faros de la Punta de Sa Creu, Ciutadella, Mahón y Portopí.

El faro de Botafoc mide 16 metros de fuste cilíndrico a partir del techo de la vivienda, elevándose 31 sobre el nivel del mar. Su alcance actual es de 14 millas náuticas, usando luz blanca o roja, según la visibilidad, con ocultaciones cada 2 segundos en ciclos de 7. También tiene instalada una sirena que emite señales sonoras de 2 segundos en un intervalo total de 10 segundos.

Si bien el faro n o se puede visitar por dentro, ya que sigue en funcionamiento, sí es posible verlo por fuera, con especial recomendación para hacerlo desde alguna embarcación. Antes habrá que buscar vuelos baratos a Ibiza.

Foto: Daniel Sancho en Wikipedia

La Domus Áurea

vuelos baratos a Roma

Si se pide citar nombres de emperadores romanos no cabe duda de que uno de los que no se le olvidaría a nadie sería Nerón. Con razón o sin ella (últimamente los historiadores rebajan su mala fama), el hijo de Claudio y Agripina ha pasado a la posteridad monumental en primera línea por la construcción de dos grandes obras: la estatua que dio nombre al Coliseo y la Domus Áurea.

Puesto que la primera no se conserva, centrémonos en analizar la segunda. La Casa de oro fue construida precisamente a raiz de uno de los acontecimientos más conocidos de su mandato, el tristemente famoso incendio de Roma del año 64 d.C, que arrasó buena parte de la ciudad (y cuyo origen se considera hoy accidental). Las llamas despejaron una enorme extensión de terreno en los montes Celio, Oppio y Palatino y el césar decidió aprovecharla para edificar allí su nuevo palacio, el más grande de la Antigüedad con 50 hectáreas.

Del tamaño basta para hacerse una idea el hecho de que, según cuenta Suetonio, su vestíbulo estaba adornado por la mencionada estatua, que medía 35,5 metros de altura, por lo que recibió el nombre de Colosseo (el Coliseo aún no existía). Representaba a Nerón como personificación del sol y, de hecho, todo el complejo seguía esa idea; por eso la fachada estaba pintada en un espectacular color dorado.

Había docenas de salas para eventos y banquetes -se conservan “sólo” 45-, habitaciones para la familia imperial y los sirvientes, baños, terrazas, jardines con viñedos, un lago artificial… Las paredes se cubrían con frescos con escenas mitológicas que dieron lugar a la denominación de un estilo artístico, el grutesco o grotesco, en alusión a los subterráneos (grutas) que decoraban.

Pero Nerón no dejó un buen recuerdo y tuvo que suicidarse ante un golpe de estado. Sus sucesores aplicaron entonces una variante de la damnatio memoriae y poco a poco fuero destruyendo el palacio: Domiciano levantó el suyo propio en el Palatino sobre los restos del anterior, Vespasiano desecó el lago y erigió en su lugar el Coliseo, Trajano situó las termas que llevan su nombre en el Oppio… Así, actualmente es difícil distinguir lo que pertenece al edificio original.

El caso es que unas excavaciones en el siglo XV permitieron redescubrir el sitio y que los pintores de la época admiraran los frescos. Y los turistas de nuestra época que toman vuelos baratos a Roma pueden disfrutar de las salas que discurren bajo tierra, justo debajo de las termas, desde su apertura al público, tras las obras para arreglar las filtraciones de agua que provocaron el desmoronamiento de un techo. Abre de 9:00 a 18:30 pero hay que reservar con antelación.

Foto: Matthias Kabel en Wikimedia

El Convento de la Encarnación sevillano

vuelos baratos a Sevilla

Cuando se reserva alguno de los vuelos baratos a Sevilla con la finalidad de visitar la ciudad desde el punto de vista turístico hay que ser consciente de una cosa: los edificios y monumentos religiosos van a ser una constante, acorde con el espíritu de la región. Catedral, iglesias, conventos, monasterios, ermitas, capillas, retablos, tallas, Vírgenes, Cristos… Toda la imaginería está más que sobradamente representada.

Uno de esas visitas podría llevar hasta la plaza Virgen de los Reyes para ver el Convento de la Encarnación, fundado por la orden de las Agustinas Ermitañas en 1591 aunque originalmente se habían establecido en la plaza de la Encarnación y no se traen el solar del antiguo Hospital de Santa Marta, fundado por Fernán Martínez en 1.385 y cuyos terrenos fueron cedidos a las monjas por el obispo Cienfuegos. Se alza frente a la Catedral y el Palacio Arzobispal.

Aparte de la plaza homónima que está detrás del convento y a la que se entra por la calle Mateos Gago, y donde la obra literaria sitúa el rapto de doña Inés por don Juan Tenorio, del antiguo hospital se conserva, en muy buen estado, la iglesia. Es de estilo mudéjar, del siglo XIV, y en ella se venera a Santa Marta, patrona de la hostelería.

Está formada por una sola nave cubierta con bovedas de nervaduras góticas sostenida por cuatro mensuras y conserva un retablo mayor neoclásico, así como otro del siglo XVII con un Calvario y el dedicado a Santa María de Cascia, entre otros. Es probable que la torre, dotada de espadaña y cúpula con azulejos, formara parte antiguamente del sistema defensivo almohade, indicado por la decoración de sus vanos, fechándose por tanto a mediados del siglo XII. De hecho también se conservan vestigios de la antigua mezquita de los Osos

Del resto del edificio, cabe destacar que es de planta irregular, con muros exteriores de inmaculado color blanco con ventanas tapadas por celosías y 3 cuerpos de altura, el central con arcada de ladrillo visto en medio punto, sobre la que corre un pequeño tejadillo que da paso al cuerpo superior.

De todas formas el conjunto no es visitable, salvo la iglesia, porque aún habita allí una comunidad de monjas. Pero una auténtica tradición en Sevilla es acudir al torno de entrada para comprarles recortes de obleas.

Foto: Carlosrs en Sevillapedia

Ermita de San Antonio Abad, en Las Palmas de Gran Canaria

vuelos baratos a Gran Canaria

Parece ser que la primera calle de Las Palmas de Gran Canaria, la más antigua y seminal de su fundación sobre el Campamento Real, es la de San Antonio Abad. Un nombre que también ostentan una plaza y la ermita que se alza en ella, templo tan pequeño y sencillo, pese a que con el paso de los siglos ha experimentado unas cuantas remodelaciones, la última de ellas en el siglo XVIII, que no deja de sorprender que originalmente fuera usado como catedral del archipiélago canario.

La ermita de San Antonio Abad está situada en la plaza homónima en pleno barrio de La Vegueta, en la confluencia de las calles Armas, Colón, Pedro de Algaba, Audiencia y Montesdeoca, muy cerca de la Casa-Museo de Colón. Esta proximidad al lugar donde dicen que se alojó el Almirante durante su estancia en las islas en el primer viaje a América, parece hacer lógica la otra tradición, la que cuenta que Colón rezó ante su altar antes de zarpar; así lo recuerda una placa junto a la puerta.

Ésta es de planta rectangular, en la que se encajan la nave, el presbiterio y otras estancias. En la fachada se abre la entrada, adintelada, sobre la cual está el coro y que da paso a un interior terminado en el retablo mayor barroco y dos altares enfrentados laterales. El púlpito también esta a un lado de la nave central, colocado en voladizo y ricamente tallado en madera, aunque es de construcción posterior.

Exteriormente, la iglesia está rematada por un tejado a dos aguas con una espadaña barroca de la típica cantería color gris canaria, que contrasta con la blancura de los muros encalados.

Una ermita que pese a su sobriedad promete sensaciones especiales por retrotarese a los orígenes de la ciudad y haber acogido las oraciones del Descubridor. Por eso y por su cercanía a otros lugares de interés turístico, quien tome vuelos baratos a Gran Canaria puede reservar unos minutos para hacerle una visita.

Foto: Alavisan en Wikipedia

La Torre del Gerro

vuelos baratos a Alicante

Ya hemos dicho en más de una ocasión que visitar una ciudad turística no tiene por qué limitarse a su casco urbano, puesto que a menudo hay muchas posibilidades en el entorno. Es la ventaja que tendrán quienen busquen vuelos baratos a Alicante y estén tiempo suficiente o ya conozcan la capital provincial, que pueden acercarse a otros rincones. Uno de ellos es Dénia, una de las localidades clave de la llamada Costa Blanca.

En este caso tampoco vamos a centrarnos en la zona urbana de esa población sino en un elemento arquitectónico que se repite con cierta frecuencia en el litoral levantino, un torreón de vigilancia con siglos de existencia y que se encuentra al final de Las Rotas, entre Dénia y el cabo San Antonio, en la zigzagueante carretera que lleva hasta Jávea: la Torre del Gerro, también conocida como Torre de l’Aigua Dolça.

En realidad, el coche sólo llegaría hasta una urbanización y después habría que hacer el resto del camino a pie por un terreno empinado pero habilitado. Esta atalaya no es medieval, como muchos creen, sino de época moderna: fue construida por el duque de Maqueda en 1552, en tiempos de Carlos V, como indica el escudo de armas imperial, con su águila bicéfala, más el emblema del Reino de Valencia, labrado en piedra y asomado al mar, sobre el que eleva a 132 metros, como indicando la propiedad de ese suelo a quien llegara en barco. Algo lógico si se tiene en cuenta que estos torreones servían para vigilar las frecuentes incursiones de piratas berberiscos.

Gerro
quiere decir jarro, y es que ésa es la forma del edificio: un cuerpo troncocónico casi insólito en el siglo XVI y que se debe a la necesidad de aplicar un muro de refuerzo perimetral hasta la mitad de la torre por problemas de cimentación, de ahí que presente esa peculiar forma en dos partes. Por dentro también tiene 3 plantas, todas abovedadas.

Aunque la puerta está situada muy alta -había que usar una escalera de madera- se ha practicado otra entrada para el público en la zona trasera, permitiendo así subir hasta lo alto. Allí, justo encima del escudo de armas, hay 2 matacanes, un sistema defensivo que permitía arrojar a través suyo líquidos o proyectiles manteniendo a cubierto a los soldados.

En fin, terminado su servicio original gracias al cambio de los tiempos, hoy es un monumento catalogado desde 1985 como Bien de Interés Cultural que engrosa la lista de lugares de interés de Alicante.

Foto: Espencat en Wikipedia