La casa-museo de Robert Graves en Deiá

vuelos baratos a Mallorca

Robert Graves fue un escritor inglés, nacido en Londres para más señas (¡y en Wimbledon nada menos!) al que en España se recuerda especialmente por dos razones. En primer lugar, haber sido el autor de una novela que, adaptada a serie de televisión, se convirtió en un notorio éxito en los años setenta, Yo, Claudio (después continuada con Claudio, el dios, y su esposa Mesalina). Y en segundo lugar, el haber instalado su domicilio en Deiá, Mallorca, donde vivió muchos años con un par de ausencias temporales y donde falleció en 1985.

Graves está enterrado allí mismo, en el cementerio que hay al lado de la iglesia del pueblo, y su casa fue adquirida por la fundación que lleva su nombre para convertirla en un museo. Tras las correspondientes obras de adaptación a su nuevo uso, en las que se procuró respetar en la medida de lo posible el aspecto que tenía cuando él se reinstaló en 1949 con su nueva familia pero añadiendo una sala de exposiciones, accesos para discapacitados y aire acondicionado, abrió al público en 1996.

Es un edificio construido en 1932 al que el escrito y su esposa llamaban Ca N’Alluny, la Casa lejana. Conserva el mobiliario y la decoración originales por lo que mantiene su carácter y tal parece que Graves aún habitara en ella. No es así, claro, y ya a la entrada se ofrece al visitante un vídeo introductorio sobre la biografía del inquilino con entrevistas de la BBC. Luego se puede pasar a ver cada dependencia y habitación, incluyendo una vieja pero encantadora cocina y la sencilla mesa de escritorio donde trabajaba.

El jardín es parte esencial de la visita. Los olivos, algarrobos y almendros ya estaban allí cuando llegó por primera vez y él añadió un huerto de naranjos, limoneros, mandarinos y otros frutales porque le gustaba tomar fruta y mermelada casera para desayunar. Asimismo, creó otro huerto para hortalizas, hizo un túnel para acceder a una gravera e instaló un depósito de agua para regar.

Los lectores de Robert Graves o cualquier turista interesado en general, sólo han de buscar vuelos baratos a Palma de Mallorca y acercarse a la carretera de Deiá a Sóller. Aproximadamente a un kilómetro, 5 minutos andando, encontrarán esta casa-museo cuya visita no requiere guía y dura unos 40 minutos

El horario es de 10.00 a 17:00 (lunes-viernes) y de 10:00 a 15:00 (sábados) entre abril y octubre, mientras que en invierno abre de 9:00 a 16:00 salvo los sábados, hasta las 14:00. La entrada cuesta 7 euros, 5 para jubilados y estudiantes, 3,50 para menores de 12 años.

Foto: La casa de Robert Graves