La Galería Borghese

vuelos baratos a Roma

Quienes han echo uso de los vuelos baratos a Roma probablemente conocerán los monumentos y museos de más renombre, los más turísticos, como el Vaticano, el Coliseo, el Foro, la Fontana de Trevi… Pero una nueva visita a la capital italiana puede descubrirles aún muchos sitios de interés menos populares y uno de ellos, sin discusión, es la Galería Borghese.

Este museo de arte se encuentra en uno de los grandes parques urbanos, la Villa Borghese, así llamada porque pertenecía a esa ilustre familia de mecenas y coleccionistas de arte. El cardenal Scipione Borghese fue quien empezó esa afición en pleno Renacimiento, reuniendo un importantísimo conjunto de obras, algunas de maestros inmortales como Botticelli, Caravaggio, Tiziano, Rafael, etc. Mención especial para Bernini, protegido de la familia.

Todas ellas se exponen hoy en el palacio, la Villa Borghese Pinciana, así llamada por haber sido diseñada por el arquitecto Flaminio Ponzio en 1613, aunque murió pronto y tuvo que ser sustituido por Giovanni Vasazio. Se trata de un edificio renacentista situado en lo que entonces eran las afueras de Roma, lo que permitió rodearlo de un amplísimo y bello jardín, luego transformado al estilo inglés. En el siglo XVIII otro arquitecto, Antonio Asprucci, reordenó todas las piezas de arte temáticamente, dando lugar al primer museo.

Incapaces de sufragar su mantenimiento, los descendientes lo vendieron en 1902 al estado italiano que, a su vez, revendió los jardines al Ayuntamiento para que los abriera al público. El palacio quedó como sede museística para exhibir la colección en sus 2 plantas, dedicada la principal a la Antigüedad Clásica (incluyendo el Neoclasicismo de principios del siglo XIX, pues a este estilo corresponde una de las obras estrella, la Paulina Borghese de Canova) y la otra a pinacoteca (donde además de los pintores antes mencionados brillan José Ribera el Españoleto, Lucas Craanach y Rubens).

Para evitar que el exceso de visitantes masifique el pequeño palacio durante las 2 horas que se tarda en recorrerlo, es necesario hacer una reserva previa, bien por teléfono, bien por Internet, del día y la hora.

Foto: Alesio Damato en Wikipedia