El castillo mallorquín de Capdepera

vuelos baratos a Palma de Mallorca

Mallorca también es tierra de castillos. Puede sonar raro en principio, pero si se tiene en cuenta su azarosa historia de combate continuo con piratas berberiscos y posteriores guerras napoleónicas no lo resulta tanto. El más famoso es el de Bellver, por estar en la capital y porque allí estuvieron prisioneros algunos personajes ilustres como Jovellanos. Pero no es el único y basta desplazarse hasta el noreste insular para comprobarlos visitando el Castillo de Capdepera.

Se trata de una construcción amurallada con orígenes muy antiguos, fechados en el siglo IV, aunque su apariencia actual es fruto de una remodelación posterior sobre una villa musulmana. Y es que el lugar fue fundamental para que el rey Jaime I el Conquistador arrebatara Menorca al Islam, pues necesitando retirar el grueso de sus tropas para tomar Valencia, decidió aparentar que las dejaba en el castillo de Capdepera a base de encender muchas hogueras por las noches.

Por eso, una vez recuperada la isla vecina y derrotados los sarracenos, se firmó el acuerdo de paz tras sus muros permitiendo a las gentes de esa religión quedarse allí como tributarios. Pero, ante la insistencia de los ataques piratas, en el año 1300 Jaime II decidió reunir a todos los habitantes en un recinto amurallado construido en torno a la llamada Torre Miquel Nunis, un lugar estratégico que permitía vigilar el archipiélago por su ubicación en una posición elevada. Hubo que ayudar económicamente a las familias a trasladarse, constituyéndose medio centenar de viviendas.

Las murallas, de planta triangular, acogen dentro una serie de edificios, algunos restaurados por el Ayuntamiento, como la Casa del Gobernador (siglo XVIII), la mencionada torre, la casa de los guardas, la vicaría y la iglesia de San Juan. En el interior de ésta se conserva una talla de Cristo del siglo XVI y otra gótica de la Virgen de la Esperanza, a la que la leyenda atribuye la protección del sitio ante una flota berberisca ocultándolo tras una espesa niebla; por eso uno de los torreones recibe el nombre de Sa Boira, es decir, de la Niebla.

Los turistas que deseen conocer el que es el castillo más grande de la isla, que además está protegido como Bien de Interés Cultural, no tienen más que buscar vuelos baratos a Palma de Mallorca y acercarse hasta Capdepera, un pueblo de algo menos de 12.000 habitantes. La entrada cuesta 3 euros y abre todos los días de 9:00 a 20:00 entre el 15 de marzo y el 15 de octubre, mientras que el resto del año cierra a las 17:00.

Foto: Bluecherry 1408 en Flickr