El Pall Mall de Londres

vuelos baratos a Londres

Seguro que quien reserve alguno de los vuelos baratos a Londres lleva en mente la imagen de los famosos clubes ingleses decimonónicos, esos centros exclusivos y elitistas donde los caballeros pasaban la tarde jugando a las cartas, leyendo la prensa, discutiendo la actualidad o simplemente consumiendo el tiempo en un ambiente muy particular, hasta hace poco vetado a las mujeres. Pues bien, la mayoría de esos sitios se situaban, y muchos ahí siguen, en el Pall Mall.

El Pall Mall es una calle paralela al Mall que empieza en St. James y confluye en la popular Trafalgar Square a través de Waterloo Place y Regent Street. Sin duda es la más elegante de la zona, y eso que el entorno es de bastante nivel. El peculiar nombre procede de la expresión palle-malle, un juego de pelota y palo que estaba de moda en el siglo XVII y entusiasmaba al rey Carlos I, quien mandó construir una cancha en lo que hoy es la avenida.

De hecho, buena parte de los edificios e inmuebles del Pall Mall pertenecen a la Corona, caso del Palacio de St. James o la Marlborough House. Y es que si de algo no anda escasa la calle es de residencias de la sangre azul, ya que también se pueden localizar allí Schomberg House, la War Office (conjunto de edificios en torno a la Cumberland House, centro administrativo gubernamental en su día) y la Buckingham House (que, como se puede deducir de su nombre, era el hogar del duque de Buckingham).

Por si no hubiera bastante, el Pall Mall acogió por un tiempo las sedes de la Royal Academy, la National Gallery y la famosa casa de subastas Christie’s. Pero, sin duda, fueron los clubes los que dieron carácter a la calle. Nacieron a partir de los coffe-houses del siglo XVII, lugares donde el público en general podía entretenerse con las tranquilas actividades citadas antes. Sin embargo, un siglo más tarde empezaron a imponerse restricciones y normas que culminaron en el XIX alcanzaron cotas de extravagancia: el Travellers exigía que sus socios hubieran viajado un mínimo de 500 millas desde Londres; el Savoy instituyó el té de las cinco…

Por increíble que parezca, algunos siguen esa tónica, exigiendo vestir de etiqueta (o, al contrario, únicamente ropa deportiva), admitiendo sólo libras para pagar, etc. Y la mayoría no permiten la entrada más que a sus miembros. Aparte de los citados, destacan el Reform (al que pertenecía Philleas Fogg en la novela de Julio Verne La vuelta al mundo en ochenta días pero que tuvo como socios auténticos a Churchill, Arthur Conan Doyle, E.M. Forster, Henry James, H. G. Wells, Lloyd George. Palmerston o Thackeray), el Atheneum (también Churchill y Conan Doyle, Coleridge, Darwin, Joseph Conrad, Faraday, T.S. Eliot, Disraeli, Kipling, Walter Scott, Dickens, Yeats o Wellington), el Army and Navy, el Oxford and Cambridge y el Royal Automobile.

Foto: Panhard en Wikipedia