Archivos mensuales: octubre 2012

El Palacio de Linares

vuelos baratos a Madrid

Dado que se acerca el primero de noviembre, cuando se celebra el Día de Difuntos o su popular versión anglosajona de Halloween, llenándose las calles de brujas, zombies y seres de ultratumba, quizá sería una idea divertida acercarse a la esquina entre el paseo de Recoletos y la calle de Alcalá de Madrid y contemplar uno de los edificios que durante un tiempo gozaron de peor fama en ese sentido: el Palacio de Linares.

Durante unos años, aprovechando su estado de abandono, esta mansión señorial decimonónica se convirtió en tema de estudio favorito para cazafantasmas, revistas esotéricas y gente con no demasiados escrúpulos que, magnetófono y cámaras en ristre, recorrían los salones en busca de fotos espectrales y psicofonías.

Aprovechaban para ello una folletinesca e improbable leyenda que giraba en torno a ella, la protagonizada por sus mismos propietarios, los marqueses de Linares: el marqués habría enviado a Londres a su hijo para evitar que se viera con su enamorada, quien era hija extramatrimonial suya; pero una vez fallecido el padre ambos retomaron la relación y se casaron, descubriendo el secreto después a través de una carta póstuma. Merced a una bula papal se perdonó el incesto pero a cambio de prometer una castidad que no respetaron; la hija que nació fue asesinada o emparedada, según versiones, siendo su espectro el que vaga por el palacio.

Lo cierto es que el lugar, edificado por los marqueses en 1877 sobre unos antiguos almacenes de grano, se hallaba casi en estado de ruina debido a los bombardeos sufridos durante la Guerra Civil, ofreciendo un perfecto aspecto desolado y siniestro. De hecho sólo la declaración como Monumento Histórico Artístico en 1976 lo salvó de ser derribado aunque permaneció años cerrado. Esto, paradójicamente, resultó positivo para conservar los muebles originales, de varios estilos franceses.

Había sido diseñado por Carlos Colubí, que lo dotó de un estilo neobarroco, también de inspiración gala como era la moda, si bien algunas partes del edificio corrieron a cargo de Manuel Aníbal Álvarez, caso de la imponente escalera de mármol de Carrara. el palacio tenía 4 plantas, siendo el sótano para el servicio, el entresuelo para hogar, la siguiente la noble (para vida social) y la última para galería de arte e invitados.

Finalmente, con la celebración del Quinto Centenario del Descubrimiento de América en 1992 se decidió su rehabilitación para Casa de América, centro de intercambio cultural entre España y los países iberoaamericanos. El arquitecto Carlos Puente Fernández fue el encargado de llevarlo a cabo. Quien busque vuelos baratos a Madrid y lo visite (sólo los fines de semana a las 11:00, 12:00 y 13:00 por 8 euros) probablemente no encontrará fantasmas pero sí una preciosa decoración a base de lámparas de araña, bronces de París, cristales de Amberes, alfombras de la Real Fábrica de Tapices y frescos de pintores como Pradilla, Valeriano Bécquer, Domíngez o Ferrant, entre otros.

El Palmeral de Alicante

vuelos baratos a Alicante

Aparte de playas, fiestas, monumentos y yacimientos arqueológicos, los vuelos baratos a Alicante pueden abrir al visitante la posibilidad de hacer una jornada turística diferente, relajada, paseando por alguno de los parques de la ciudad. Si el elegido es El Palmeral, además se podrá entender parte de la concepción del terreno agrícola en otros tiempos.

Ello se debe a que antaño los campos de labranza se dividían en parcelas más o menos cuadrangulares en las que la separación, siguiendo los cauces de acequias y senderos, estaba hecha a base de hileras de palmeras que formaban auténticas pantallas. Estos árboles proporcionaban, de paso, sombra contra el exceso de sol a los cultivos. El sistema se conservó durante mucho tiempo pero luego decayó y quedó sumido en el abandono.

En 1997 un concurso público otorgó al arquitecto Juan Antonio Espejel y al ingeniero forestal Ignacio Lloret Lloret la creación de un parque, rodeado de un muro de piedra y con los correspondientes accesos habilitados. Salvo algunos restos de las acequias, el aspecto de los huertos se perdió entre los nuevos equipamientos, que incluyen columpios, kioskos, un río artificial 8de agua salada, pues viene del mar), un lago con barcas, una cascada, pistas deportivas, área de juegos infantiles, aparcamiento, una pista para bicicletas, aseos y un merendero.

Está en el barrio de San Gabriel, al borde del Mediterráneo, en una franja de terreno que perteneció al marqués de Molins, Mariano Roca de Togores. Son unos 2.000 metros cuadrados (originalmente eran el triple) de vegetación autóctona de la que destacan cientos de palmeras de varios tipos; lamentablemente muchas menos de las 7.000 originales, a pesar de lo cual este rincón del sur de Alicante ha servido en alguna ocasión para recrear escenarios exóticos en el rodaje de alguna película.

Foto: Alicante vivo

El Faro de Maspalomas

vuelos baratos a Gran Canaria

Si hay una visita casi fija en la isla para quienes reservan vuelos baratos a Gran Canaria es Maspalomas, un lugar playero del municipio de San Bartolomé de tirajana que tiene gran afluencia turística por su fantástico sistema de dunas. Y si hay algo que identifique iconográficamente tal paisaje es la silueta alta e imponente del Faro de Maspalomas al final de la punta oeste del litoral.

Se trata de una inconfundible torre cilíndrica que no parece concordar con el pequeño edificio-vivienda que hay en su base sirviendo de zócalo para contrarrestar el peso. Fue construido entre 1884 y 1889, cuando la zona estaba deshabitada (incluso hubo que habilitar un muelle para descargar los materiales por mar), siguiendo un diseño del ingeniero Juan León y Castillo para balizar la navegación -especialmente la de tráfico con América- entre Punta Arinaga y Punta del Castillo, ambas también alumbradas hoy por sendos faros.

Mide 54,70 metros de altura por 6,20 de diámetro, con un fuste de sillería gris salpicado de unas pocas ventanas que va rebajando su grosor a medida que se asciende y que está coronado por una cúpula en la que se alojan la lámpara (halógena, de un millar de vatios) y los reflectores; el conjunto emite un destello cada 13 segundos que alcanza 19 millas náuticas, funcionando automáticamente aunque en su día llegó a tener 3 torreros.

El Faro de Maspalomas, auténtico símbolo de Gran Canaria, está catalogado desde 2005 como Monumento histórico Artístico, subrayando así la consideración que ya tenía de Bien de Interés Cultural. Además está rodeado por un Parque Natural constituido por 3 ecosistemas: la charca, el palmeral y las dunas. También por miles de turistas que aprovechan la enorme playa para tomar el sol, bañarse, practicar deportes náuticos o hacer nudismo en la zona ad hoc.

Foto: Christian Bortes en Flickr

La Galería Borghese

vuelos baratos a Roma

Quienes han echo uso de los vuelos baratos a Roma probablemente conocerán los monumentos y museos de más renombre, los más turísticos, como el Vaticano, el Coliseo, el Foro, la Fontana de Trevi… Pero una nueva visita a la capital italiana puede descubrirles aún muchos sitios de interés menos populares y uno de ellos, sin discusión, es la Galería Borghese.

Este museo de arte se encuentra en uno de los grandes parques urbanos, la Villa Borghese, así llamada porque pertenecía a esa ilustre familia de mecenas y coleccionistas de arte. El cardenal Scipione Borghese fue quien empezó esa afición en pleno Renacimiento, reuniendo un importantísimo conjunto de obras, algunas de maestros inmortales como Botticelli, Caravaggio, Tiziano, Rafael, etc. Mención especial para Bernini, protegido de la familia.

Todas ellas se exponen hoy en el palacio, la Villa Borghese Pinciana, así llamada por haber sido diseñada por el arquitecto Flaminio Ponzio en 1613, aunque murió pronto y tuvo que ser sustituido por Giovanni Vasazio. Se trata de un edificio renacentista situado en lo que entonces eran las afueras de Roma, lo que permitió rodearlo de un amplísimo y bello jardín, luego transformado al estilo inglés. En el siglo XVIII otro arquitecto, Antonio Asprucci, reordenó todas las piezas de arte temáticamente, dando lugar al primer museo.

Incapaces de sufragar su mantenimiento, los descendientes lo vendieron en 1902 al estado italiano que, a su vez, revendió los jardines al Ayuntamiento para que los abriera al público. El palacio quedó como sede museística para exhibir la colección en sus 2 plantas, dedicada la principal a la Antigüedad Clásica (incluyendo el Neoclasicismo de principios del siglo XIX, pues a este estilo corresponde una de las obras estrella, la Paulina Borghese de Canova) y la otra a pinacoteca (donde además de los pintores antes mencionados brillan José Ribera el Españoleto, Lucas Craanach y Rubens).

Para evitar que el exceso de visitantes masifique el pequeño palacio durante las 2 horas que se tarda en recorrerlo, es necesario hacer una reserva previa, bien por teléfono, bien por Internet, del día y la hora.

Foto: Alesio Damato en Wikipedia

El castillo mallorquín de Capdepera

vuelos baratos a Palma de Mallorca

Mallorca también es tierra de castillos. Puede sonar raro en principio, pero si se tiene en cuenta su azarosa historia de combate continuo con piratas berberiscos y posteriores guerras napoleónicas no lo resulta tanto. El más famoso es el de Bellver, por estar en la capital y porque allí estuvieron prisioneros algunos personajes ilustres como Jovellanos. Pero no es el único y basta desplazarse hasta el noreste insular para comprobarlos visitando el Castillo de Capdepera.

Se trata de una construcción amurallada con orígenes muy antiguos, fechados en el siglo IV, aunque su apariencia actual es fruto de una remodelación posterior sobre una villa musulmana. Y es que el lugar fue fundamental para que el rey Jaime I el Conquistador arrebatara Menorca al Islam, pues necesitando retirar el grueso de sus tropas para tomar Valencia, decidió aparentar que las dejaba en el castillo de Capdepera a base de encender muchas hogueras por las noches.

Por eso, una vez recuperada la isla vecina y derrotados los sarracenos, se firmó el acuerdo de paz tras sus muros permitiendo a las gentes de esa religión quedarse allí como tributarios. Pero, ante la insistencia de los ataques piratas, en el año 1300 Jaime II decidió reunir a todos los habitantes en un recinto amurallado construido en torno a la llamada Torre Miquel Nunis, un lugar estratégico que permitía vigilar el archipiélago por su ubicación en una posición elevada. Hubo que ayudar económicamente a las familias a trasladarse, constituyéndose medio centenar de viviendas.

Las murallas, de planta triangular, acogen dentro una serie de edificios, algunos restaurados por el Ayuntamiento, como la Casa del Gobernador (siglo XVIII), la mencionada torre, la casa de los guardas, la vicaría y la iglesia de San Juan. En el interior de ésta se conserva una talla de Cristo del siglo XVI y otra gótica de la Virgen de la Esperanza, a la que la leyenda atribuye la protección del sitio ante una flota berberisca ocultándolo tras una espesa niebla; por eso uno de los torreones recibe el nombre de Sa Boira, es decir, de la Niebla.

Los turistas que deseen conocer el que es el castillo más grande de la isla, que además está protegido como Bien de Interés Cultural, no tienen más que buscar vuelos baratos a Palma de Mallorca y acercarse hasta Capdepera, un pueblo de algo menos de 12.000 habitantes. La entrada cuesta 3 euros y abre todos los días de 9:00 a 20:00 entre el 15 de marzo y el 15 de octubre, mientras que el resto del año cierra a las 17:00.

Foto: Bluecherry 1408 en Flickr

El Parque Lezama bonaerense

vuelos baratos a Buenos Aires

Si alguien toma uno de los vuelos baratos a Buenos Aires y llega con el propósito de conocer la ciudad debería empezar por el principio. Y éste se remonta a su fundación por Pedro de Mendoza en 1536. Ahora bien, no es posible viajar al pasado así que habrá que conformarse con pisar el mismo lugar donde se cree que desembarcó el Adelantado; para ello hay que acercarse hasta el extremo sur del barrio de San Telmo y pasear por el Parque Lezama.

Encajado en una meseta de 7,7 hectáreas delimitadas por las actuales avenidas Paseo Colón y Martín García, además de las calles Defensa y Brasil, el primitivo asentamiento fue abandonado por la hostilidad de los indios hasta el siglo XVIII, en que lo utilizó la Compañía de Filipinas y luego, ya en el XIX, pasó a manos de un particular inglés que levantó una mansión a la que se conoció como Quinta de los Ingleses.

En 1857 lo adquirió el estanciero que hoy le da nombre, José Gregorio Lezama, cuya viuda lo vendería después al municipio de Buenos Aires con la condición de que lo convirtiera en parque público con el apellido de su marido. Así se hizo y el paisajista Charles Thays fue el encargado de embellecerlo, dotándolo de arboledas y un lago luego sustituido por un anfiteatro al aire libre y frente al que se construyó la Iglesia Ortodoxa Rusa, de típico estilo moscovita. También en el parque se ubicó la sede del Museo Histórico Nacional.

El equipamiento se fue engrosando poco a poco con diversos monumentos, muchos de ellos víctimas del vandalismo, de los que el más destacado es el regalado por Montevideo en 1936 por el cuarto centenario de la ciudad y que homenajea la Confraternidad argentino-uruguaya, aunque no falta uno en honor de Pedro de Mendoza, una estatua de Diana o las de Neptuno y las Náyades que decoran una fuente, entre otros. También hay barracas, columpios, pistas de bocha (petanca), un templete clásico, etc.

Tradicionalmente, los fines de semana el Parque Lezama acoge una feria de artesanía a la que se ha añadido una especie de rastro de objetos usados y antigüedades.

Foto: Matías Garabedian en Wikimedia

El Pall Mall de Londres

vuelos baratos a Londres

Seguro que quien reserve alguno de los vuelos baratos a Londres lleva en mente la imagen de los famosos clubes ingleses decimonónicos, esos centros exclusivos y elitistas donde los caballeros pasaban la tarde jugando a las cartas, leyendo la prensa, discutiendo la actualidad o simplemente consumiendo el tiempo en un ambiente muy particular, hasta hace poco vetado a las mujeres. Pues bien, la mayoría de esos sitios se situaban, y muchos ahí siguen, en el Pall Mall.

El Pall Mall es una calle paralela al Mall que empieza en St. James y confluye en la popular Trafalgar Square a través de Waterloo Place y Regent Street. Sin duda es la más elegante de la zona, y eso que el entorno es de bastante nivel. El peculiar nombre procede de la expresión palle-malle, un juego de pelota y palo que estaba de moda en el siglo XVII y entusiasmaba al rey Carlos I, quien mandó construir una cancha en lo que hoy es la avenida.

De hecho, buena parte de los edificios e inmuebles del Pall Mall pertenecen a la Corona, caso del Palacio de St. James o la Marlborough House. Y es que si de algo no anda escasa la calle es de residencias de la sangre azul, ya que también se pueden localizar allí Schomberg House, la War Office (conjunto de edificios en torno a la Cumberland House, centro administrativo gubernamental en su día) y la Buckingham House (que, como se puede deducir de su nombre, era el hogar del duque de Buckingham).

Por si no hubiera bastante, el Pall Mall acogió por un tiempo las sedes de la Royal Academy, la National Gallery y la famosa casa de subastas Christie’s. Pero, sin duda, fueron los clubes los que dieron carácter a la calle. Nacieron a partir de los coffe-houses del siglo XVII, lugares donde el público en general podía entretenerse con las tranquilas actividades citadas antes. Sin embargo, un siglo más tarde empezaron a imponerse restricciones y normas que culminaron en el XIX alcanzaron cotas de extravagancia: el Travellers exigía que sus socios hubieran viajado un mínimo de 500 millas desde Londres; el Savoy instituyó el té de las cinco…

Por increíble que parezca, algunos siguen esa tónica, exigiendo vestir de etiqueta (o, al contrario, únicamente ropa deportiva), admitiendo sólo libras para pagar, etc. Y la mayoría no permiten la entrada más que a sus miembros. Aparte de los citados, destacan el Reform (al que pertenecía Philleas Fogg en la novela de Julio Verne La vuelta al mundo en ochenta días pero que tuvo como socios auténticos a Churchill, Arthur Conan Doyle, E.M. Forster, Henry James, H. G. Wells, Lloyd George. Palmerston o Thackeray), el Atheneum (también Churchill y Conan Doyle, Coleridge, Darwin, Joseph Conrad, Faraday, T.S. Eliot, Disraeli, Kipling, Walter Scott, Dickens, Yeats o Wellington), el Army and Navy, el Oxford and Cambridge y el Royal Automobile.

Foto: Panhard en Wikipedia

Lhardy, un restaurante con mucha historia

vuelos baratos a Madrid

Si se habla aquí de un restaurante como Lhardy no es tanto por la calidad de su servicio o de sus platos, que también podría ser, como por su historia. Porque Lhardy es uno de los establecimientos más antiguos de Madrid, fundado en 1839 y estrechamente ligado a muchos de los acontecimientos que jalonaron esa turbulenta centuria.

Ubicado en el número 8 de la Carrera de San Jerónimo, muy cerca de la Puerta del Sol, vino a enriquecer esa, por entonces, muy transitada vía, ya que en ella se localizaba también la prestigiosa Fontana de Oro, punto de reunión de los liberales. Enriquecer, además, en sentido literal, dado que la ciudad no se caracterizaba precisamente por la calidad de sus locales de gastronomía.

En realidad empezó como pastelería a cargo del repostero Émile Lhardy (cuyo verdadero nombre era Émile Huguerin) y se cuenta que se convirtió en un éxito desde que el millonario y ministro marqués de Salamanca lo eligió para celebrar el bautizo de su hijo. Desde entonces muchos de los grandes personajes de la España del siglo XIX pasaron por sus salones para organizar fiestas, divertirse o conspirar. Una de las asiduas fue la castiza reina Isabel II, que aprovechaba un reservado para reunirse con sus amantes (una leyenda cuenta que el local aún conserva su corsé), como luego haría su hijo, Alfonso XII.

Actualmente, Lhardy es restaurante pero también tiene una tienda en la que vende productos variados, desde pasteles a embutidos. Todavía se puede ver su famoso samovar de plata, con el que preparaba una de sus delicias de referencia, el caldo de carne. Asimismo, los seis salones mantienen la decoración Segundo Imperio que le dio Rafael Guerrero; se distribuyen en dos plantas y hay que destacar dos por encima de los demás, el Isabelino y el Japonés, completados por el Blanco, el Sarasate, el Gayarre y el Tamberlick.

Los vuelos baratos a Madrid implican casi seguro acercarse a la Puerta del Sol. Unos pocos metros más allá se distingue la inconfundible fachada de madera de Lhardy, que parece transportar al curioso a otros tiempos. Con un pequeño esfuerzo de imaginación se podrá imaginar a los aguadores por las calles, oir los acordes de una zarzuela y ver la pléyade de ilustres clientes que incluía escritores (Galdós, Azorín, Baroja), políticos (Alcalá Zamora), militares (Primo de Rivera), artistas (Zuloaga), toreros (Manolete, Domingo Ortega)… Incluso espías (Mata-Hari).

Y por un esfuerzo más, éste económico, se podrá disfrutar de los platos actuales más afamados, como el cocido, los callos a la madrileña o el suflé del postre.