El Hospital de la Santa Creu y Sant Pau

vuelos baratos a Barcelona

Lluís Domenéch i Montaner es el arquitecto que forma ese trío de genios modernistas, junto a Gaudí y Puig i Cadafalch, capaces de convertir los vuelos baratos a Barcelona en una riada de turistas ansiosa por descubrir ese estilo artístico tan ligado a la ciudad.

Una de las obras más destacadas de Domenéch es el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, un proyecto diseñado en 1902 para renovar el complejo sanitario fundado en 1401 y que ya estaba más que obsoleto. La idea era hacer algo completamente revolucionario para aquella época, un lugar moderno, aireado, práctico y a la vez bello. Financiado por un mecenas, el banquero Pau Gil -al que se honró con su onomástica-, las obras se terminaron en 1930 tras dos fases constructivas, la primera dirigida por el arquitecto y la segunda por su hijo.

El hospital estaba situado en el Ensanche oblicuamente, rompiendo la alineación en cuadrícula que Domenéch, como buen modernista, detestaba. Estaba orientado a la costa para aprovechar la brisa marina y se componía de un edificio administrativo y 27 pabellones médicos comunicados por pasillos subterráneos, más una iglesia algo más separada y un jardín para cultivar plantas medicinales.

Como era habitual, los estilos se combinan formando, sin embargo, un conjunto armónico en el que los edificios van sucediéndose en tamaño creciente desde la entrada al final delante a atrás, tanto en el ala masculina como en la femenina (entonces se separaba a los pacientes por el sexo). Todas las construcciones edificios están decoradas en vivos colores para alegrar la estancia a los enfermos; artistas como Pablo Gargallo y Eusebi Arnau colaboraron con sus esculturas, Francesc Labarta con pinturas y mosaicos, y Josep Perpiyá con adornos de hierro forjado.

En 2003 se decidió vaciar los pabellones modernistas para evitar su deterioro, dado que fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997. Así, 6 años más tarde los enfermos pasaron a alojarse en un nuevo edificio con helipuerto, aunque algunos pabellones aún mantienen cierta actividad, al ser hospital universitario de Barcelona.

Foto: Luidger en Wikimedia