La iglesia de San Antonio de los Alemanes

vuelos baratos a Madrid

Una de las posibilidades que ofrecen los vuelos baratos a Madrid es realizar todo tipo de rutas culturales por las calles de la capital. Y si una de ellas fuera la arquitectura barroca se necesitarían varios días para completarla, dada la abundancia de propuestas, ya que aparte de las visitas típicas más renombradas hay un sinfín de otras menos conocidas. Una de estas últimas sería la iglesia de San Antonio de los Alemanes.

Este templo, ubicado en la calle Puebla 20, resulta curioso por varios motivos. El primero, ese peculiar nombre, que tiene que ver con los avatares de la Historia: cuando se construyó, entre 1624 y 1633 por orden de Felipe III, formaba parte del Real Hospital de los Portugueses, institución llamada así porque debía acoger a enfermos y heridos lusos. Pero tiempo después el país vecino se separó definitivamente de España, por lo que en 1688 fue cedida a la comunidad germana, muy numerosa al casarse Carlos II con Mariana de Neoburgo. Así que pasó a ser el Hospital de los Alemanes.

No obstante, el lugar continuó dedicado a San Antonio de Padua y en 1700 Felipe V pasó su gestión a la Hermandad del Refugio, dedicada a dar de comer a los pobres de Madrid. De esa época se conserva el molde con el que los cofrades medían, por ejemplo, el tamaño de los huevos que compraban: si eran pequeños los rechazaban.

La iglesia es un edificio herreriano, construido con típicos materiales baratos -ladrillo, yeso-, de una poco común planta ovalada y con una fachada bastante austera coronada por la estatua del santo y con el remate en altura de un chapitel octogonal que en el interior corresponde a una cúpula encamonada.

Por dentro lo más característico son las pinturas al fresco que cubren la totalidad de paredes y techos, con especial interés para las de la citada cúpula, que fueron realizadas por Carreño de Miranda y Francisco Ricci, así como las de los muros, obra de Lucas Jordán. Pero también resulta interesante bajar a la cripta, donde están las tumbas de las infantas Berenguela de Castilla y Aragón (hija de Alfonso X el Sabio) y Constanza de Castilla.

Foto: Comunidad de Madrid