Archivos mensuales: junio 2012

El Parc de Bagatelle en París

vuelos baratos a París

Alrededor de París hay numerosos parques que hacen las veces de pulmón de la ciudad y proporcionan a sus habitantes un lugar al aire libre donde solazarse los fines de semana. Uno de los más apreciados, y sin embargo casi desconocido para los turistas, es el Parc de Bagatelle. Quizá porque se halla en el centro del frondoso Bois de Boulogone.

Esta zona, colindante con Neully-Sur-Seine y a la que se puede acceder tomando los autobuses 43 o 244, es una gran mancha verde de 865 hectáreas, de las que 24 corresponden al parque y el resto al bosque, que forma parte del Jardín Botánico de la Villa de París.

Su historia resulta anecdótica y divertida. El terreno fue comprado en 1775 por el conde de Artois, hermano del rey Luis XVI, quien estableció una apuesta con su cuñada María Antonieta: él aseguraba que podía convertir aquella extensión en un bello jardín en menos de 90 días y ella se reía diciendo que era imposible. Así que el caprichoso conde recurrió a su real hermano e invirtió una fortuna en tratar de ganar el envite. El arquitecto Francois-Joseph Bélanger diseñó en una noche los planos, que incluían sustituir un viejo pabellón de caza por un pequeño palacio, el Chateau de la Bagatelle, y puso a trabajar a 900 obreros.

Así consiguió terminar en 64 días, ganando la frívola apuesta. Al palacete, que sorprendentemente sobrevivió a la Revolución y aún sigue allí debidamente restaurado, se sumaron los jardines concebidos por Thomas Blaikie: según la moda de entonces, seguían el modelo inglés con toques orientales (sauces llorones, pagodas…).

Con el tiempo hubo una remodelación. En concreto fue en 1904, después de que el Ayuntamiento adquiriera el parque para hacerlo público: el prestigioso paisajista Jean-Claude Nicolás Forestier fue el encargado de transformarlo en algo más moderno, labor que llevó a cabo inspirándose en los cuadros de un maestro de su época: el pintor impresionista Claude Monet.

Forestier creó la impresionante rosaleda, que reúne más de 1.100 variedades de esa flor en 17.000 metros cuadrados, y transformó los viveros en espacios de exhibición de múltiples especies vegetales. Así, hoy se pueden ver grandes jardines de lirios, paredes vegetales cubiertas de enredaderas, bellos nenúfares en los estanques y la Orangerie construida por Marechale Duc d’Estrées, que suele acoger conciertos.

A todo ellos se suman senderos, colinas, avenidas arboladas, puentes, parterres, bancos, torres-mirador, riachuelos con cascadas, pistas deportivas, un museo de arte y folklore, una tienda de regalos y un restaurante. Así que hay atractivos suficientes para que quienes reserven vuelos baratos a París se acerquen a respirar un poco de aire puro a este emblemático paisaje y, si es en junio, disfrutar del florecimiento de las cerca de 10.000 rosas. La entrada cuesta 3 euros y, si se desea, hay visitas guiadas.

Foto: Wikipedia

Strawberry Fields Memorial

vuelos baratos a Nueva York

Strawberry Fields Forever es una expresión que no necesita presentación para los fans de los Beatles. Saben que que se trata de una de sus canciones, lanzada en un sencillo (con Penny Lane por la otra cara) en 1967, y en la que el autor, John Lennon, recuerda una casa del Ejército de Salvación de Liverpool, vecina de la suya, que tenía ese nombre y en la que jugaba de pequeño. Sin embargo, sustituyendo la última palabra por otra, Memorial, nos lleva directamente hasta Nueva York.

En la ciudad estadounidense, Strawberry Fields Memorial es el nombre de un monumento erigido en memoria de ese artista, que, como es sabido, fue asesinado a tiros en 1980 en la calle interior del siniestro edificio Dakota, donde vivía con Yoko Ono y su hijo. Esa dirección está muy cerca de Central Park, uno de los lugares favoritos de la pareja para pasear. Más exactamente, tenían un gusto especial por uno de sus rincones, un promontorio de 2,5 acres, a la altura de Park West con 72ª St (o sea, frente su casa), que fue el punto elegido para construir dicho monumento.

Inaugurado el 9 de octubre de 1985, en el que hubiera sido el 45º cumpleaños del cantante, consiste en una zona verde en forma de lágrima denominada Jardín de la paz, adornada con árboles que donaron diversos países como homenaje: abedules de la URSS, arces de Canadá, cedros de Israel, narcisos de Holanda, cipreses, etc. Mónaco aportó vida animal en forma de conejos.

El eje del jardín es en un gran mosaico circular de teselas blancas y negras, donado por la ciudad de Naṕoles, que reproduce un modelo de un original de Pompeya pero con el añadido de otra palabra emblemática en el centro: Imagine. El diseñador del conjunto fue el arquitecto y paisajista Bruce Kelly.

También la viuda, Yoko Ono, que lo inauguró en una ceremonia a la que asistieron representaciones diplomáticas internacionales, donó un millón de dólares al Central Park Conservancy para el mantenimiento del Strawberry Fields Memorial.

Si alguien reserva alguno de los abundantes vuelos baratos a Nueva York y se acerca a Central Park puede dejar una flor sobre el mosaico, como aún hacen muchos seguidores de Lennon dándole un toque de color y sentimiento al entorno.

Foto: Eric Bartholomew en Flickr

Santa María della Concezione

vuelos baratos a Roma

Si hay una cosa que permiten ver los vuelos baratos a Roma es iglesias. Lógicamente, la capital del cristianismo ha ido acumulando en su casco urbano templos de todos los tamaños y tipos, de múltiples estilos y con variados atractivos, sean artísticos o de otra naturaleza, como para que cualquier visitante vea satisfecha su curiosidad.

La de Santa María della Conzione (Nuestra Señora de la Concepción) está situada en una de las calles más glamourosas de la ciudad, Vía Véneto, zona lanzada a la fama por la película de Fellini La dolce vita. Entre hoteles de varias estrellas, boutiques de lujo y cafés donde se citaban las estrellas del celuloide, se puede hacer un alto para entrar en esta pequeña iglesia de una sola nave con capillas laterales erigida entre 1626 y 1631 siguiendo un diseño del arquitecto pontificio Michelle di Bergamo.

Michelle era fraile capuchino (de ahí que sólo haya una nave, pues es tradición de ellos), orden que se había trasladado allí desde San Buenaventura del Quirinal y en la que también militaba el cardenal Antonio Barberini. Éste era hermano del papa Urbano VIII, que fue quien encargó la construcción para enterrar al primer santo capuchino, Felice da Cantalice. También yacen allí Barberini y el príncipe Alessandro Sobieski, entre otras tumbas que recubren el pavimento.

Al tratarse del templo del monasterio -es lo único que queda junto a un cementerio-, el aspecto exterior del edificio era y es bastante sencillo, de estilo típicamente renacentista y destacando únicamente por la escalinata de acceso. Pero lo que realmente atrae a los curiosos está bajo tierra: la cripta. Al igual que ocurrió en otros sitios, ésta se fue llenando con 4.000 frailes fallecidos a lo largo de los siglos hasta que en 1870 hubo que reordenar el osario para dejar sitio.

Entonces se procedió a colocar los huesos de forma artística para recordar la inevitabilidad de la muerte y la subordinación del cuerpo a la superioridad del alma, de ahí el lema inscrito a la entrada: Noi eravamo quello che voi siete, e quello che noi siamo voi sarete (Nosotros éramos lo que tú eres ahora, y lo que nosotros somos ahora, tú serás).

La cripta está dividida en cincos espacios unidos por un pasillo de más de 50 metros. Todos ellos presentan sus paredes recubiertas de calaveras a las que se añaden otras osamentas humanas (vértebras, fémures, costillas…) colocadas representando motivos geométricos o escenas. Para rematar tan impresionante visión hay varios cuerpos momificados de frailes, con sus hábitos aún puestos, y sobrias cruces sobre tumbas en el suelo, directamente sobre la tierra.

Este insólito y poco conocido rincón de Roma abre de 9:00 a 12:00 y de 15:00 a 18:00 salvo los jueves, que cierra. La entrada es gratuita, aunque se pide una colaboración voluntaria que, lamentablemente, no da derecho a hacer fotos.

Foto: National Geographic

El Real Monasterio de la Encarnación

vuelos baratos a Madrid

En la madrileña plaza de la Encarnación, un recogido lugar paradójicamente tranquilo pese a tener a pocos metros las masas de turistas que visitan el Palacio Real, se alza un austero cenobio -al menos exteriormente- regido por las monjas agustinas recoletas que llevan ahí desde su fundación a principios del siglo XVII.

Se trata del Real Monasterio de la Encarnación, construido entre 1611 y 1616 por el arquitecto fray Alberto de la Madre de Dios siguiendo orden de los reyes Felipe III y su esposa Margarita de Austria. De hecho fue ella, más bien, la principal promotora -da ahí que se conociera al sitio como las Margaritas-, para conmemorar la expulsión de los moriscos de Madrid en 1609.

Este carácter real de su fundación se nota tanto en la rica decoración patrimonial que conserva en su interior como en la existencia de un pasadizo que unía el convento con el Alcázar para permitir a sus majestades visitarlo directamente. Sin embargo, la reina no llegó a ver el sitio terminado porque murió al poco de comenzar las obras, aunque sí dejó una amplia relación de donaciones entre las que se incluye la cama donde dio a luz a su hijo, el futuro Felipe IV.

La riqueza interior contrasta con el sobrio exterior de ladrillo visto más el estilo herreriano (aunque Ventura Rodríguez aportó unas reformas neoclásicas en la segunda mitad del siglo XVIII) de la fachada, con 3 arcos en la entrada coronados por un frontón triangular y todo precedido de un patio. En cambio, una visita por sus dependencias descubre pinturas de Ribera, Lucas Jordán, Vicente Carducho y Francisco Bayeu; esculturas de Pedro de Mena y Gregorio Fernández; y un fantástico relicario hecho con más de 700 piezas de bronce, marfil, coral y maderas nobles.

Precisamente merece mención aparte la sala de reliquias, una gran habitación con vitrinas hasta el techo llenas de restos humanos de santos y mártires de los que destaca una ampolleta con sangre de San Pantaleón, traída de Italia y que los días 26 y 27 de julio se exhibe públicamente para que todos los que lo deseen puedan asistir al llamado milagro de la licuefacción. No obstante, no es necesario esperar a esta fecha para buscar vuelos baratos a Madrid y visitar el convento.

El Museo Naval de Amsterdam

vuelos baratos a Amsterdam

Uno de los puntos fuertes de Amsterdam es la extensa y variada cantidad de museos que se pueden visitar en la ciudad. Y tratándose de un puerto, inevitablemente tenía que contar con un Museo Naval dedicado a ilustrar al curioso sobre la historia marítima local y de todo el país.

El Scheepvaartmuseum tiene su sede desde 1981 en un gran edificio de 1657 que fue Depósito Naval Nacional, o sea, el antiguo arsenal del almirantazgo, por lo que presenta un aspecto macizo, oficial, con fachadas de cuerpo central resaltado y coronadas por frontones triangulares diseñadas por el arquitecto municipal Daniel Stalpaert. Increíblemente, sólo tardó en construirse 9 meses y, en cambio, un incendio lo destruyó en 1791. El aspecto actual es fruto de una reconstrucción.

La primera planta está dedicada al llamado Siglo de Oro holandés, el XVII, cuando la flota de esta país alcanzó su máximo esplendor de la mano de la Compañía de las Indias Orientales. Un cénit plasmado en las hazañas protagonizadas por los héroes locales Piet Heyn, el marino que en 1628 capturó a los españoles frente a Brasil un fabuloso tesoro que transportaba su flota, y Michel de Ruyter, almirante que se enfrentó a los ingleses entre 1665 y 1667.

Todo ello reforzado con una interesante colección de piezas que incluye imponentes retratos de marinos y otros cuadros de eṕoca que representan famosos combates (como la Batalla naval de Gibraltar, pintada por Cornelis Claesz en 1622), medio millar de maquetas, armas, planos, instrumental de navegación (en una sala cuyo techo es una representación de la bóveda celeste) ylas cartas náuticas del famoso William Blaeu y su hijo. Aparte, también destaca un ejemplar de De Moluccis insulis, la primera obra que narró la vuelta al mundo de Magallanes.

En la segunda planta se reúne todo lo referente a la navegación en los siglos XIX y XX, su carácter fundamentalmente comercial (especias, aceite de ballena) pero incluyendo también la Chalupa Real que el rey Guillermo I utilizaba en ceremonias oficiales en 1818.

Pero quienes reserven vuelos baratos a Amsterdam y hagan esta visita no pueden perderse la parte más espectacular del Scheepvaartmuseum, que está anclada en el embarcadero y al que se llega por una pasarela de madera: es la réplica del Amsterdam, un navío mercante al que una tempestad hizo naufragar frente a la costa inglesa en 1749 durante su viaje inaugural. Con 3 mástiles (el palo mayor mide 56 metros), una eslora de 42,5 metros, una manga de 11,5 y 42 cañones para protegerse, se construyó entre 1985 y 1991 a partir de planos e ilustraciones y tiene una tripulación de actores que recrean cómo era la vida a bordo.

Foto: Robert Orr en Flickr

El faro de San Antonio, en Jávea

vuelos baratos a Alicante

Los vuelos baratos a Alicante no tienen por qué servir exclusivamente para una visita urbana. Toda la provincia está salpicada de rincones interesantes, unos naturales y otros fruto de la mano del Hombre. En algunos casos incluso se da una combinación de ambas cosas, como ocurre con la Reserva Natural del Cabo San Antonio, donde a la belleza del paisaje hay que añadir otro foco de atención: su faro.

En el extremo Este de esa superficie de 110 hectáreas, protegida desde 1993, se alza la citada torre lumínica que empezó a alumbrar la costa para orientar a los barcos en 1861. Asomado a las aguas desde lo alto de un impresionante acantilado de más de 150 metros de altura, el faro no es exactamente el mismo que se construyó en 1855 pero sí su sustituto, ubicado de todas formas muy cerca.

Como es habitual en la costa mediterránea, se le puede considerar heredero de aquellas atalayas de vigilancia que servían tanto para anunciar la proximidad de la costa a los marinos como para advertir a la población de la llegada de piratas berberiscos. De hecho, su origen se remonta al siglo XIV, cuando unos monjes edificaron una ermita en honor de San Antonio, nombre que terminó aplicado al cabo.

Éste, situado entre Jávea y Denia, es una prolongación del Montgó, macizo montañoso que resulta visible desde Ibiza en los días claros y goza de interesantes flora (corales, posidonias) y fauna marinas (pulpos, meros). Hay un aparcamiento para quienes se acercan al mirador anexo (en realidad hay 15 contorneando el cabo), desde donde hay vistas casi aéreas de Jávea y, con suerte, se puede otear la silueta lejana de la costa ibicenca.

En cuanto al faro en sí, su torre es pequeña y achaparrada, sensación que se incrementa por el tamaño del edificio de debajo. La doble balconada queda rematada directamente por la linterna y aunque no es una construcción precisamente espectacular, sí puede ser punto de referencia para hacer una excursión por esta parte del litoral de Alicante.

Foto: vtebfaros

El cementerio octogonal de Sayalonga

vuelos baratos a Málaga

Como ocurre en casi todas partes, los vuelos baratos a Málaga no tienen por qué limitarse a descubrir al visitante los atractivos de la ciudad; también hay rincones en los alrededores en forma de pueblos, paisajes, cuevas y similares que pueden resultar de gran interés. Uno de los más singulares está situado a 42 kilómetros de la capital, en la comarca de la Axarquía, en plena serranía malagueña: el cementerio octogonal de Sayalonga.

Situado en la cumbre de una pequeña loma, con un pasado romano y árabe, este pequeño pueblo de poco más de 1.500 habitantes aún conserva la casa natal del poeta Ibn Ahmd Ibn Mohamed Al-Hasní (la alquería de Ratarxis), la iglesia parroquial de Santa Catalina (estilo mudéjar, del siglo XVI), calles de blancas casas encaladas y un entorno de bancales y terrazas cultivadas con olivos, viñedos y almendros.

Pero el lugar más curioso de Sayalonga es su camposanto, ya que tiene forma de octágono, casi circular, y los nichos no sólo se ordenan intercalados entre sí, como las celdas de los panales de abejas, sino que han sido construidos con una peculiar forma abovedada (aunque en el centro hay otros posteriores, de 1950, que rompen el encanto al haberse hecho de forma clásica, cuadrada, y que probablemente serán trasladados para recuperar el aspecto original).

Construido en las afueras en 1830 siguiendo la Pragmática Real que prohibía realizar los enterramientos dentro de las poblaciones, como era costumbre hasta entonces, estas enigmáticas y poco habituales características han dado lugar a leyendas sobre su origen, como que su colocación de esa manera se debe a evitar que los muertos se den la espalda. También se dice que la forma de su planta pretende replicar la de la torre del citado templo de Santa Catalina o que tiene que ver con un símbolo masónico, secta en auge en el siglo XIX.

Para tratar de aclarar un poco las cosas se ha erigido a la entrada del cementerio un centro de interpretación (para verlo hay que pedir la llave en la Oficina de Turismo local). Dado que este lugar recibe bastante turistas llegados desde Málaga -a partir de los años ochenta del siglo XX dejó de utlizarse para enterrar-, en 2002 también le pusieron un mirador que permite contemplar la original silueta desde lo alto. Está en las afueras, en dirección a Competa, y domina no sólo el camposanto sino toda Sayalonga, así como la Sierra de Almijara y algunos pueblos de la zona como Archez o Canillas.

Foto: Antonio Mora García en Flickr

La República de los Niños argentina

vuelos baratos a Buenos Aires

Hay una oferta bastante amplia de vuelos baratos a Buenos Aires desde España. Pero muchos se preguntarán qué hacer en la capital argentina, habida cuenta que, salvo algunos puntos concretos, no es tan conocida para el turista como otras de Europa y el mundo. Consultando este blog se podrán ir descubriendo muchos de esos rincones pero para complicar la cosa seguro que alguien dirá “¿Y si viajo con niños?”

Pues también hay respuesta para eso. A menos de una hora del centro porteño, en la zona de La Plata (Manuel Gonnet, al sur de la provincia), estará esperando la República de los Niños, una especie de parque temático para toda la familia creado por la Fundación Eva Perón en 1951 (ella, ya muy enferma, no llegó a verlo inaugurado) y que, dicen, fue el que sirvió de modelo a Walt Disney para el suyo posterior que levantó en Orlando: el parecido a primera vista es más que notable, con una arquitectura fantástica que parece salida de un cuento.

Como su propio nombre indica, está concebido como un pequeño estado infantil, y al decir pequeño es literal puesto que el tamaño de las cosas está adaptado a la altura de un chico de 10 años, en el que los pequeños futuros ciudadanos puedan pasar una jornada de diversión pero también didáctica, aprendiendo las reglas de convivencia según esa peculiar concepción paternalista típica de su creadora.

Así, en las 52 hectáreas de superficie hay una centro urbano donde se agrupan los edificios oficiales de gobierno, con su parlamento, su palacio de justicia, la Catedral, el teatro, un estudio de radio, un banco e incluso un aeropuerto. Los niños pueden participar y, de hecho, cada 26 de noviembre protagonizan una sesión parlamentaria de donde salen leyes que luego se aplican en la provincia.

Por supuesto, también se encuentran restaurantes y lugares de ocio. Por ejemplo, hay un Museo del Muñeco que tiene su sede en una réplica del Taj Majal. Esto es algo que se repite en la República de los Niños, pues el Banco Municipal reproduce el Palacio Ducal veneciano, el parlamento es muy parecido al de Londres y la iglesia reúne elementos decorativos de los estilos clásicos más representativos. A ellos se une una amplia zona verde -nada que ver con el campo de golf sobre el que se erigió el parque- y otra deportiva.

Niños y mayores de visita en Buenos Aires tienen aquí un destino especialmente pensado para ellos.

Foto: Patricio Lorente en Wikimedia