El faro de Porto Pí

Vuelos baratos a Palma de Mallorca

Quizá más de uno se sorprenda de saber que los faros no son un invento moderno. Existen desde la Antigüedad, desde que navegan barcos y se construyeron puertos. Al fin y al cabo, la necesidad de una luz que sirva de referencia a los marinos avisando de su proximidad a la costa ha existido siempre.

El caso es que muchos faros que funcionaban siglos atrás continúan haciéndolo hoy en día. Los dos más antiguos son la coruñesa Torre de Hércules y la Laterna de Génova. El tercero en edad también está en España: en Palma de Mallorca, en el barrio de Porto Pí, cerca de la base naval.

Aunque ya los romanos habían erigido un faro al que conocían como Turris faraone, durante la Edad Media se construyó otro, dado el estado de ruina que presentaba. Así aparece en el testamento de Jaime II de Aragón y otros documentos de la época, como las leyes dictadas por el gobernador para castigar al que rompiera con la honda, arma común en Baleares, alguna de las lámparas que componían la linterna: un día en la picota para los niños y corte de una mano para adultos (muerte si se hacía de noche).

En 1612 hubo que desplazar el faro, ya que el sitio fue elegido para construir el Castillo de San Carlos y el retumbar de los cañonazos rompía sus vidrios. De manera que se trasladó a la Torre de Señales, un edificio del siglo XV al que se añadió un cuerpo octogonal en altura. La torre continuaría su doble cometido (alumbrar y reseñar el número y tipo de barcos que arribaban) hasta 1971.

Pero antes la linterna experimentó algunas reformas, pasando a instalarse una giratoria que fue funcionando con los diferentes tipos de combustible que iban apareciendo: parafina, petróleo, electricidad… También hubo que acometer rehabilitaciones exteriores por la acción del mar, los temporales y los rayos. Y aunque en 1972 quedó fuera de servicio por contar el puerto con un nuevo sistema de balizamiento, 2 años después se recuperó atendiendo a su valor histórico. De hecho, hoy está catalogado como Monumento Histórico Artístico y cuenta con un pequeño museo.

Reservando vuelos baratos a Palma de Mallorca se podrá ver este faro de piedra cuadrangular y de inconfundible aspecto, cuya altura (38 metros) descuella sobre los edificios colindantes y las aguas del Mediterráneo. Si se llega navegando de noche, se podrá ver su luz desde 27 millas de distancia, en destellos cada 15 segundos.

Foto: Antoni I. Alomar en Wikipedia