Museo de la Ciudad de Antequera

vuelos baratos a Málaga

La amplia oferta de vuelos baratos a Málaga permite conocer también los pueblos y ciudades del entorno de esta ciudad que salpican la provincia con su encanto particular. Una de ellas es Antequera, de la que habría mucho que contar para explicar su atractivo a un posible visitante. Sin embargo el espacio de hoy está destinado sólo al Museo de la Ciudad, que hace poco reabrió al público tras dos años de reformas. ofreciendo 20 salas.

Se trata de un centro municipal que reúne piezas de arte, arqueología y etnología encontradas en la localidad. Tiene su sede en el Palacio de Nájera, antigua mansión solariega de la familia Eslava construida en el siglo XVIII aunque aprovechando otra anterior del XVI. Se alza en la calle de su nombre actual, junto a la plaza del Coso Viejo, a la que da la fachada principal; una obra de ladrillo coronada por una torre cuadrada abierta diseñada por Nicolás Mejías siguiendo modelos tradicionales.

El patio barroco está formado por arcos y balcones sostenidos por columnas toscanas y, en el interior, hay una bella escalera doble cubierta con una bóveda de media naranja y decorada con yeserías aportadas por Antonio Ribera, además de las salas, que conservan la distribución original.

El museo se inauguró en 1972 por iniciativa ciudadana, motivada por el descubrimiento en un cortijo de la que hoy es la pieza más importante de la colección, el llamado Efebo de Antequera: una estatua romana del siglo I hecha de bronce y que representa a un joven portando una guirnalda. La idea inicial era trasladar la escultura al Museo Arqueológico Nacional pero la gente reclamó que se quedara.

Otras piezas arqueológicas interesantes que se pueden contemplar son el bronce Antiocheia y Orontes, elementos decorativos del Arco de los Gigantes (portada de 1585 que imitaba las clásicas) y otros hallados en zonas diversas de los alrededores. En una de las salas romana también se exhibe, por primera vez, un edificio funerario.

En cuanto a la sección de Bellas Artes, expuesta en los pisos superiores, destacan pinturas de Juan Correa y el Mudo Arellano, además de una sala monográfica dedicada al artista local Cristóbal Toral. De escultura está bien representado Pedro Atanasio Bocanegra, aunque muchos resaltan especialmente la belleza de la talla de San Francisco de Asís, obra en madera policroma de Pedro de Mena que procede de la parroquia de San Miguel, a donde la había cedido el Monasterio de la Magdalena.

En la sala llamada Virgen del Rosario luce el tesoro eclesiástico, colección de orfebrería del siglo XVIII proveniente del Convento de Santo Domingo: andas, custodias, cálices y templetes de plata que se complementan con una curiosa colección de mantos de la Virgen confeccionados con trajes nupciales cedidos por las clases altas de Málaga. Todo este conjunto se completa con otras dos salas de contenido etnológico.

Foto: Esther Hidalgo en Wikipedia