Archivos mensuales: octubre 2011

El nuevo Museo Cerralbo

vuelos baratos a Madrid

En 1922, el político, aristócrata, coleccionista e historiador Enrique de Aguilera y Gamboa, XVII marqués de Cerralbo, falleció sin descendencia y legó su espléndida colección privada de arte, arqueología y antigüedades, junto con su palacio de Madrid calle Ventura Rodríguez 17), al Estado. Éste creó la Fundación Museo Cerralbo en 1934 para gestionar la donación, abriéndola al público diez años después. En 1962 el conjunto fue declarada Monumento Histórico-Artístico y, tras varias reformas (la última, entre 2006 y 2008 recibió el premio Europa Nostra), volvió a reinaugurarse con el equipamiento de una institución moderna.

El Museo Cerralbo trata de mantener -empezando por el propio edificio, obra de Alejandro Sureda en 1884- la apariencia decimonónica que debió tener en sus buenos tiempos, para lo cual se ha llevado a cabo un minucioso proceso de decoración recuperando, en la medida de lo posible, la decoración original o, al menos, de época. Se accede por el zaguán por donde antaño entraban los carruajes y en el que destaca la espectacular escalera de honor que lleva a los pisos superiores y que tenía la misión de deslumbrar al visitante. Por sus peldaños se llega primero al entresuelo (primera planta), donde están las habitaciones privadas de la familia, y después al piso principal, que alberga las colecciones y la parte destinada a recibir. En total son 36 estancias más un pequeño jardín con decoración clásica.

En la zona de vivienda resulta curiosa la sobriedad del dormitorio o el baño, sólo rota por la magnificencia de algunos cuadros y detalles anecdóticos como un teléfono de principios de siglo o las numerosas fotos dedicadas por don Carlos de Borbón, pues el marqués era carlista y fue ayudante del mismo. El siguiente piso se abre al visitante con las armaduras y panoplias de armas, incluyendo una armadura japonesa de período Edo, una celada del primer duque de Saboya del siglo XVI y machetes, arcos, flechas y lanzas de países exóticos.

De ahí se va pasando a otras dependencias, unas con objetos arqueológicos y otras con las demás piezas de colección (hay porcelanas, monedas, relojes, tapices, joyas…), completadas con el gabinete de trabajo y la biblioteca anexa. Pero, sobre todo, llaman la atención las estancias de ocio, como una sala de billar, el magnífico comedor, los cuartos para jugar a la baraja y el riquísimo salón de baile, que se conserva casi íntegro y cuyos techos pintados al fresco refuerzan su imagen con espejos. Todo ello jalonado con cuadros de, por ejemplo, Zurbarán, El Greco, Claudio Coello, Alonso Cano, Madrazo, Tintoretto y Sebastiano Ricci, dibujos de Poetro de Cortona, Francisco Ricci y Goya y esculturas romanas.

Quienes reserven vuelos baratos a Madrid podrán contemplar esta maravilla por una entrada que vale sólo 3 euros, aunque deben tener en cuenta que su pequeño tamaño no permite más de 60 visitantes a la vez.

Foto: El viajero incidental

El cementerio de Highgate

vuelos baratos a Londres

Ya que se acerca la emblemática fecha de primeros de Noviembre, fiestas de Todos los Santos y los Fieles Difuntos, no está de más reseñar algún cementerio. Y esta vez toca el de Highgate. Gracias a los abundantes vuelos baratos a Londres no es difícil visitar este fascinante lugar del norte de la ciudad, ubicado en la zona de Hampstead, que de un tiempo a esta parte se ha convertido en destino turístico gracias a su inclusión en el Registro del Patrimonio Inglés de Parques y Jardines de Especial Interés Histórico (1987).

En Inglaterra, hasta el año 1832, las inhumaciones se hacían en pequeños camposantos parroquiales, detrás de la iglesia. Sin embargo se había presentado un problema acuciante: desde principios de siglo la población de Londres había crecido desmesuradamente, calculándose que en dos décadas se duplicaría. Esto provocó que, literalmente, no hubiera más sitio para enterrar; no era raro que al excavar una fosa aparecieran restos de otra y el exceso de descomposiciones se filtraba a las corrientes subterráneas de agua, difundiendo epidemias.

Por esta razón, el Parlamento dictó una ley ordenando la construcción de siete nuevas necrópolis privadas a las que se conoció como los Siete Magníficos: Kensal Green, West Norwood, Abney Park, Nunhead, Brompton, Tower Hamlets y Highgate, que cronológicamente fue el tercero en hacerse, según diseño del arquitecto Stepehn Geary.

Fue inaugurado en 1839 con tal éxito que en 1854 ya necesitó una ampliación hacia el este, quedando con dos áreas diferenciadas separadas por una línea férrea. Durante un tiempo todos se lanzaron a construir panteones, dejando para la posteridad un elegante legado monumental y artístico de estilo victoriano. Pero luego decayó y llegó a amenazar ruina, por lo que en 1981 tuvo que asumir su gestión la Highgate Cemetery Friends Society.

En sus 20 hectáreas, cubiertas de densa y misteriosa vegetación entre la que no es raro encontrar animales salvajes, se puede encontrar avenidas tan sorprendentes como la Egipcia, que está compuesta por mausoleos de aspecto faraónico (moda impuesta por el brillante momento de la arqueología decimonónica) y desemboca en Circle of Lebanon, una plaza formada por tumbas dispuestas en círculo con un enorme cedro libanés de 300 años en medio.

También los sepulcros de algunos personajes famosos, entre ellos Karl Marx, el químico Michael Faraday, el escritor George Eliot, la familia de Charles Dickens, los pintores John Singleton Copley y William Michael Rosetti, el guionista Carl Mayer, el actor Ralph Richardson o el mánager de los Sex Pistols, Malcolm MacLaren. Recientemente, en 2006, fue enterrado también Alexander Litvinenko, el famoso disidente ruso envenenado con polonio por -dicen- agentes de Putin.

En total, Highgate acoge 168.000 cadáveres que descansan en 52.000 tumbas. Entre ellos estaría el de un vampiro que se hizo muy popular de 1967 a 1970 y cuyas presuntas andanzas nocturnas atrajeron a ocultistas, exorcistas y periodistas con ganas de explotar el filón.

El horario de apertura es de 10:00 a 16:30. A la zona Este se accede libremente por 3 euros, pero a la Oeste sólo en visitas guiadas por 7 libras (a las 13:45).

Foto: Mario Mourino en Wikipedia

El yacimiento arqueológico de Lucentum

vuelos baratos a Alicante

Resulta fascinante saber que al tomar alguno de los vuelos baratos a Alicante se está viajando a una ciudad con milenios de existencia, fundada mucho antes de la llegada de los romanos aunque a la postre fueran éstos quienes le dieran el impulso definitivo. Y es que en El Tossal de Manises, una zona del barrio de La Albufereta situada a 3,5 kilómetros del centro urbano y 38 metros de altura, se pueden visitar los restos de Lucentum, la misma que fuera llamada Akra Leuke por los griegos y origen de la actual.

Estaba habitada por los contestanos, un pueblo ibero que mantenía relaciones comerciales con los de su entorno mediterráneo: griegos, fenicios y tartesios primero, y cartagineses después. Tras la Segunda Guerra Púnica y la conquista a manos de Escipión el Africano en el siglo II a. C, los romanos latinizaron el nombre como Lucentum, procediendo a tareas de urbanización que coinciden con el auge del sitio: una nueva puerta de acceso, construcción de dos termas, alcantarillado, un templo, el foro… Este período de esplendor, que llegó a la consideración de Lucentum como municipium en tiempos de Augusto, permitió un crecimiento que rebasó el perímetro amurallado, hasta entonces de 600 metros.

Sin embargo la pujanza de la vecina Ilis (Elche), mejor situada geográfica y estratégicamente, terminó provocando la decadencia en el siglo I d. C, a partir del cual la ciudad fue languideciendo hasta el abandono total. En la Edad Media, hacia los siglos X o XI, los musulmanes incluso levantaron encima una maqbara, es decir, un cementerio.

Las ruinas de Lucentum fue rescatadas del olvido en 1780, cuando el conde de Lumiares llevó a cabo unas excavaciones confirmando su presencia e indicando la posición exacta. A partir de ahí se fueron sucediendo campañas arqueológicas la última de las cuales fue en 1990, cuando se procedió a realizar trabajos de remodelación del yacimiento para acondicionarlo de cara al turismo. Fruto de ellos son los 25.000 metros cuadrados que hoy se pueden ver: la mayoría corresponden a la etapa romana templos, cloacas, viviendas, foro, termas, bastiones defensivos), siendo parte de la muralla lo único que queda de la contestana; también se conserva la necrópolis islámica.

Lamentablemente, entre los años sesenta y setenta el entorno fue urbanizado con torres de pisos que estropean la vista y llegaron a amenazar a las propias ruinas sin que sirviera de nada su catalogación como Monumento Histórico Artístico en 1961. Al final se logró salvar el conjunto, cuyas piezas se pueden contemplar en el Museo Arqueológico de Alicante: vasos, esculturas, cerámica, joyas, pebeteros, etc.

La entrada cuesta 4,80 euros (niños y jubilados 2,40), abriendo al público de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:00 (de martes a sábados) y de 10:00 a 14:00 (domingos y festivos).

El "Canto al trabajo" de la Facultad de Ingeniería bonaerense

vuelos baratos a Buenos Aires

Los usuarios de los vuelos baratos a Buenos Aires saben que la capital argentina está llena de rincones atractivos para el turismo y muchos de ellos se hallan decorados con estatuas y esculturas que forman el patrimonio artístico de la ciudad. Por ejemplo, a la altura del número 1.000 del paseo Colón, cruce con Independencia, está la pequeña plaza Coronel Manuel de Olazábal, frente a la Facultad de Ingeniería de la Universidad (UBA); un lugar embellecido por el Canto al trabajo, obra escultórica de gran tamaño realizada por Rogelio Yrurtia.

Yrurtia, nacido en Buenos Aires 1879, fue uno de los más importantes escultores de Argentina. A los 19 años ingresó en la Escuela de la Sociedad Estímulo de Bellas Artes y poco después entraba a trabajar en el taller de Lucio Correa Morales, el pionero de esta especialidad en un país joven. Viajó por Italia, Francia (en el Salón de la Societé National des Artistes Francaises de 1903, París, expuso por primera vez), España y EEUU (país donde recibió el Premio de Honor de la Exposición Universal de Saint Louis).

Ya establecido en su ciudad natal, aunque no dejó de viajar, hizo su primera exposición individual en 1905, consagrándose como escultor definitiva y profesionalmente. El monumento Canto al trabajo colocado en la citada plazoleta, inaugurado en 1907, fue uno de los muchos encargos que recibió. Curiosamente, los más destacados tenían como destino embellecer sepulcros, como el mausoleo a Bernardino Rivadavia (1916) o la estatua de la justicia que le encargó Carlos Delclase en 1936 para su tumba.

El Canto al trabajo es un grupo escultórico elaborado en bronce y asentado sobre una base rectangular. Consta de 14 figuras humanas, agrupadas de 3 en 3, que arrastran una gran roca constituyendo una alegoría del esfuerzo, tal como indica el propio título. Además alude a la dignificación de la mujer como sostén del hombre en su vida común. Su estilo clasicista es prácticamente inconfundible, tal como se puede comprobar viendo una panorámica de la obra del autor en su Casa-museo de la calle O’Higgins 2.390 (en Belgrano); no en vano, Yrurtia fue miembro fundador de la Academia Nacional de Bellas Artes.

Foto: Claudio Elías en Wikipedia

El Pazo de Raxoi

vuelos baratos a Santiago de Compostela

Es imposible coger alguno de los vuelos baratos a Santiago de Compostela y no pasar, durante la visita, por la plaza del Obradoiro. Este lugar es el centro turístico, artístico y religioso de la ciudad, no sólo por la imponente fachada de la Catedral sino también por los edificios que cierran el espacio. De alguno ya hemos hablado y hoy es el turno del Pazo de Raxoi.

Pazo significa palacio en gallego. Y Raxoi es la versión local del apellido Rajoy, correspondiente a Bartolomé Raxoi Losada, arzobispo compostelano que fue el impulsor de su construcción en el siglo XVIII para acoger la sede del seminario de confesores y hogar de los niños del coro. Un proyecto muy polémico que provocó el enfrentamiento con el administrador del vecino Hospital (actual Hostal de los Reyes Católicos) porque éste objetaba que privaría de luz natural y ventilación a los enfermos, además de dificultar los accesos. Pero es que, además, el Ayuntamiento también quería poner allí su casa consistorial y las cárceles. El litigio obligó a mediar a la Capitanía General y la Real Cámara, que decidieron que las tres partes compartieran el uso.

La obra le fue encargada en 1766 al ingeniero militar francés Carlos Lemaur, que la terminó en 1772 dotándola de un estilo neoclásico. Se trata de un edificio con claro predominio de lo horizontal sobre lo vertical, de 90 metros de longitud, asentado sobre una galería porticada tipo loggia italiana en la que los 5 arcos centrales son adintelados y el resto de medio punto; todos son almohadillados. Sobre ella se asientan dos cuerpos sucesivos rotos en altura por columnas corintias adosadas, entre las cuales hay 50 vanos: los del primer piso con balcón corrido y los del superior individuales, todo coronado por un ático con balaustrada de piedra.

En los extremos hay frontones curvos con el escudo de armas de Raxoi y en el medio uno triangular que realza la entrada principal y en el que se ven relieves de la batalla de Clavijo, obra de los escultores José Gambino y José Ferreiro; este último también es autor de la estatua ecuestre del Apóstol que remata el conjunto.

Por la parte de atrás el pazo se adapta al irregular terreno de Santiago de Compostela, en este caso un importante declive topográfico, mediante dos cuerpos arquitectónicos que abrazan un patio central. La parte más baja era la ocupada por las cárceles. Sin embargo la utilización del palacio fue cambiando con el tiempo y, así, fue sede de la TVE en Galicia y ahora, desde el establecimiento de la democracia, alberga al Ayuntamiento y la Presidencia de la Xunta.

Foto: Luis Miguel Bugallo en wikipedia

El Cabildo de Jerez

vuelos baratos a Jerez

A la hora de coger vuelos baratos a Jerez y visitar esta localidad gaditana es interesante saber que uno de los mejores ejemplos de arquitectura renacentista de toda Andalucía es el edificio del Cabildo, que si desde 1873 hasta 1984 había dejado sus funciones político-rectoras para acoger las sedes de la Biblioteca Municipal y el Museo Arqueológico, actualmente las ha recuperado y vuelve a ejercer funciones de casa consistorial.

Tal como indica una inscripción en la piedra de la fachada, fue construido en 1575 por los Maestros Mayores de la ciudad Andrés de la Ribera, Diego Martín de Oliva y Bartolomé Sánchez, en un contexto histórico en el que Jerez gozaba de gran pujanza económica gracias a sus explotaciones ganaderas y, sobre todo, vinícola. En pleno imperio de Felipe II los caldos jerezanos eran exportados a Europa y América y ello enriqueció a la nobleza local, que se lanzó a levantar palacetes.

Éste tiene su fachada principal asomada a la plaza de la Asunción, junto a la parroquia de San Dionisio, y consta de un solo piso y dos cuerpos horizontales: uno presenta un aspecto similar al de las loggias italianas, una galería porticada abierta con tres arcos de medio punto y decoración grutesca; el otro se estructura mediante ocho semicolumnas corintias pareadas que separan una puerta de las dos ventanas, una a cada lado, adinteladas y con frontón triangular rematado por hornacinas con estatuas de Julio César y Hércules. Además también hay estatuas de las cuatro Virtudes, una balaustrada superior de piedra (de época posterior) adornada con flameros sobre pilastras y, en medio, los escudos municipal y Real labrados en piedra.

Al pasar al interior se encuentran dos salones abovedados, decorado uno con escudo y otro con la figura del rey Alfonso X. El primero fue el que se usó como sala de lectura cuando el Cabildo se convirtió en biblioteca, mientras que el segundo fue sala de investigación, aunque ahora ha recuperado su viejo uso para plenos extraordinarios y solemnes.

Desde 1943 el Cabildo está catalogado como Bien de Interés Cultural.

Foto: jerezplataforma

El Parque Herastrau

vuelos baratos a Bucarest

Una de las sorpresas que se encuentran en su visita quienes aprovechan los numerosos vuelos baratos a Bucarest, es la gran cantidad de zonas verdes que tiene la capital rumana. Hay quien la llama la ciudad de los parques y no sin razón: jardines, parterres, avenidas arboladas… De hecho, mirando un plano se descubrirá que buena parte del sector norte, de lado a lado, está ocupado por el principal pulmón de la ciudad: el parque Herestrau, que antes se llamó Pacuil National, Carol II o incluso Stalin (una estatua suya, hoy retirada, lo atestiguaba).

Se abrió en 1936 después de varios años de trabajo de desecación y acondicionamiento de lo que hasta entonces era un cenagal, convirtiéndose en el mayor de Bucarest. Tan grande era que una parte se escogió para acoger el maravilloso Museo de la Aldea, una recopilación de casas rurales, iglesias y molinos típicos de todas las regiones de Rumanía (Valaquia, Transilvania y Moldavia), que fueron desmontadas, trasladadas por piezas a la capital y reensambladas de nuevo. El museo, que es de pago, ocupa 12 hectáreas y contiene aproximadamente 340 edificios. De ahí que durante la Segunda Guerra Mundial fuera aprovechado temporalmente por la gente desplazada que había perdido su vivienda.

Sin embargo, sólo es una pequeña parte del Herestrau, cuya superficie total alcanza 130 hectáreas (más o menos 1,1 kilómetros cuadrados, dimensiones similares a las del Retiro madrileño). Curiosamente, no sigue las directrices simétricas y rectilíneas que los arquitectos franceses habían puesto de moda en aquellos tiempos, a pesar de que Bucarest era conocida como el Pequeño París precisamente por la labor de numerosos urbanistas galos contratados. Y así, en la frondosidad del parque se pueden encontrar avenidas con cariátides (junto a la estatua de Charles de Gaulle), grandes bulevares floridos, fuentes, un jardín japonés, una zona acotada exclusivamente para perros, un monumento a la Unión Europea (en la foto) y más de un centenar de estatuas de artistas y pensadores.

Porque la cultura es importante en el Herestrau: lo demuestran los dos teatros, la biblioteca, los pabellones de exposiciones que alberga y los numerosos lectores que se ven en sus bancos. Lo mismo pasa con el deporte: una visita significa cruzarse con zonas para jugar al ajedrez, canchas de tenis y baloncesto, un campo de golf, alquiler de bicicletas y docenas de patinadores advirtiendo de su paso con un silbato. Tampoco falta la restauración, con aguaduchos y un impresionante Hard Rock Café que exhibe discos de oro, guitarras y vestuario originales de famosos grupos y cantantes.

Pero el lugar más emblemático del parque es el lago, cuyos 0,7 kilómetros cuadrados se utilizan en verano para dar paseos en barco o remar, mientras que en invierno se hiela la superficie permitiendo la práctica de patinaje.

Las cuevas de Nerja

vuelos baratos a Málaga

Los vuelos baratos a Málaga no sólo descubren al visitante pueblos de blanca cal, playas y pescaíto frito. Si se opta por una excursión al interior es posible encontrar lugares espectaculares e inolvidables como éste que nos ocupa, situado en la carretera de Maro: las cuevas de Nerja.

Se trata de un gran sistema de grutas con formaciones calcáreas que permaneció escondido e ignoto durante miles de años, hasta que un grupo de amigos las descubrió por casualidad mientras cazaba murciélagos en las oquedades: un angosto pasaje les llevó hasta una gran galería donde unos esqueletos que afloraban de su semientierro les indicaron que habían dado con algo excepcional. En efecto, lo que pronto se llamó como Cueva de las Maravillas pasó a manos de los científicos, que concluyeron que se trataba de una caverna prehistórica, tal como atestiguaban no sólo los restos humanos sino también las herramientas de piedra que había y los pedazos de cerámica, con una cronología desde el Paleolítico hasta la Edad de los Metales.

Tras los consiguientes trabajos de investigación, se decidió acondicionar el lugar para el turismo, abriéndose una nueva entrada y dotándose al conjunto del correspondiente equipamiento. Inaugurado en 1960, al año siguiente fue declarado por las autoridades de Málaga Monumento Histórico Artístico y se combinaron explotación comercial y labores arqueológicas, permitiendo que en 1969 se descubrieran nuevas galerías, las Altas (Sala de las Columnas y Sala de la Inmensidad) y las Nuevas (Sala de la Danza y Sala de la Montaña).

Sin embargo éstas, que ocupan dos tercios de total (que asciende a 35.484 metros cuadrados) e incluyen las pinturas rupestres, permanecen cerradas al público, pudiendo éste acceder sólo a los 9.371 metros cuadrados del Vestíbulo (donde se exponen los hallazgos) y las salas de los Fantasmas, el Belén (donde se hallaron enterramientos del 6.300 a. C), las Cascadas (escenario en julio del festival de Música y Danza) y el Cataclismo. Esta última se llama así por un terremoto datado en la Prehistoria y presenta una de las formaciones más espectaculares de la cueva: la gran columna de 60 metros de altura y 18 de diámetro.

El horario es de 10:00 a 19:30 en verano mientras que en invierno es partido: de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:30. El recorrido dura 45 minutos y cuesta 8,50 euros (4,50 para niños de 6 a 12 años y gratis a menores). Pero si se tiene el título de monitor de Espeleología es posible ver también las Galerías Altas y Nuevas los sábados alternos, previa inscripción y pago de 90,15 euros, en una visita guiada de 7 horas y media en la que la Fundación Cueva de Nerja aporta el equipo, bebida isotónica, barras energéticas, desayuno previo y camiseta de recuerdo.