Casa-museo de Rembrandt

vuelos baratos a Amsterdam

Rembrandt Harmenszoon van Rjin nació en Amsterdam al mismo tiempo que era construida su casa, en el año 1606. Esta curiosa coincidencia se vuelve aún más llamativa si se tiene en cuenta que el pintor no se mudó a ella hasta mucho más tarde, 1639, cuando ya estaba casado con su esposa Saskia. Allí tuvo su taller durante un tiempo, razón por la cual un artista posterior, Josef Israëls, impulsor de la Fundación Rembrandthuis, propondría restaurarla en 1906 para celebrar el 300º aniversario del nacimiento del maestro.

Por eso hoy los turistas que reservan vuelos baratos a Amsterdam tienen la oportunidad de conocerla. Está ubicada en la calle Jodenbreestraat, junto al Waterlooplein. En el siglo XVII ésta era una zona rica, donde residían los comerciantes judíos y tenía otro nombre: Sint Anthonisbreestraat.

Cuando Rembrandt la adquirió acababa de ser sometida a una reforma dirigida por Jacob van Campen, el mismo arquitecto que luego diseñaría el Palacio Dam para la realeza holandesa, que le cambió la fachada y le aumentó la altura incorporando un piso más. Pero el artista no pudo disfrutarla tanto como hubiera querido porque su afán coleccionista le hizo endeudarse y ni siquiera la exigua venta de la que hoy se considera una de sus obras maestras, La ronda de noche, le salvó (de hecho fue un cuadro que no tuvo éxito comercial). Todos su bienes fueron embargados, entre ellos la casa, y él tuvo que mudarse con su familia a un barrio más modesto, el Jordaan.

El edificio fue vendido y dividido. Con el tiempo llegó a deteriorarse tanto que estuvo al borde de la demolición, siendo salvado por la citada Fundación Rembrandthuis. Paradójicamente, el inventario de propiedades embargadas sirvió de referencia para determinar el aspecto que tendría el hogar del pintor y así se restauraron las diez habitaciones del edificio, utilizando auténticos muebles y enseres del siglo XVII e inaugurándose al público en 1911 con la presencia de la reina Guillermina.

En los años noventa se construyó un edifico anexo para exponer la colección artística (245 aguafuertes y dibujos, además de obras de sus discípulos), dejando la casa original como museo en sí misma: dormitorio, cocina, el taller de trabajo, etc.

Foto: eropuit.nl