Archivos mensuales: septiembre 2011

Mausoleo del general Belgrano

vuelos baratos a Buenos Aires

Cualquier persona que reserve alguno de los vuelos baratos a Buenos Aires debe tener siempre presente que el general Manuel Belgrano fue uno de los héroes de la independencia argentina y, por tanto, se le rinde homenaje en muchos rincones de la ciudad, bien en forma de monumento, estatua o calle. Por eso no es de extrañar que precisamente en la esquina de la avenida Belgrano con Defensa, en el atrio del templo de Santo Domingo, se alce también su mausoleo.

Paradójicamente, el militar murió en 1820 pobre y olvidado, como tantos otros protagonistas de la emancipación americana, en parte porque su idea era establecer una monarquía constitucional en lugar de una república. Amortajado con hábito de dominico, se le inhumó en el mencionado patio en una sobria tumba sin oropeles. Hubo que esperar hasta 1895, cuando un grupo de estudiantes liderados por Gabriel Souto, que preparaban la fiesta del 9 de julio, propusieron construir en Buenos Aires un mausoleo adecuado a la categoría de Belgrano, al fin y al cabo creador de la bandera argentina. Se constituyeron dos comisiones de notables y una suscripción popular que reunió los fondos para financiarlo con aportaciones añadidas de algunas instituciones públicas y privadas: 107.725 pesos.

Un concurso internacional adjudicó la obra al escultor italiano Ettore Ximenes, que la tuvo lista para inaugurar en 1903. Una verja de hierro protege un fuego conmemorativo tras el que se alzan, sobre una base de mármol de Carrara, cuatro estatuas de ángeles fabricadas de aluminio, otras dos que representan el Pensamiento y la Acción (Belgrano era abogado antes de que las circunstancias le volvieran militar) y unos bajorrelieves de bronce sobre los triunfos militares del difunto en las batallas de Tucumán y Salta. Todo ello sirviendo de sostén al sarcófago, que está coronado con un yelmo y un águila, para formar un conjunto que alcanza nueve metros de altura y queda a la sombra de la gran bandera que ondea en el atrio.

La inscripción Studis Provehendis hace referencia al dinero que recibió por sus victorias militares, que donó para levantar escuelas. El resto de placas fueron añadiéndose con el tiempo por parte de diversas entidades. En 1946 se declaró el mausoleo Monumento Histórico Nacional.

Foto: Barcex en Wikipedia

La estación de Charing Cross

vuelos baratos a Londres

La estación de Charing Cross no es uno de los lugares que está en la mente de los turistas cuando cogen sus vuelos baratos a Londres, salvo que hayan planeado tomar luego un tren para visitar algún rincón del sur o sudeste de Inglaterra. Lo cierto es que este enorme edificio ya no se parece al original de 1864, ya que una profunda reforma lo ha transformado en una mole de aspecto macizo en la que se combinan los materiales más modernos -hormigón, acero- con formas clásicas.

Sin embargo resultaría muy interesante acercarse y ver su entorno por la cantidad de detalles histórico-anecdóticos que lo rodean. Empezando por su propio nombre, cuyo origen se atribuye a diferentes causas: una, la antigua aldea de Charing, que distaba una milla del viejo Londres y era un paso muy transitado hacia el centro; otra, las expresiones Chere-Reine (Querida Reina) y cerring (curva, en alusión a su ubicación justo en el meandro de 90º del Támesis). ¿Y lo de Cross?

Pues hay que remontarse al siglo XIII: el cortejo fúnebre de la reina Leonor de Castilla se desplazó desde Harby (Nottinghamshire) hasta la abadía de Westminster y en cada parada el viudo Eduardo I ordenó erigir una cruz in memoriam; la 13ª, llamada Eleanor’s Cross, se levantó en lo que hoy es la plaza anexa a la estación. Su autor, Alexander de Abingdon, la hizo de mármol entre 1291 y 1294, pero fue derribada por los puritanos en 1643. La que se ve actualmente, octogonal, de 21 metros de altura y con 8 estatuas de Leonor, es una réplica que se colocó posteriormente, en 1863, obra de Edward Barry.

En esa misma plaza, situada al lado prácticamente de otra mucho más famosa, Trafalgar Square, nada más cruzar el Hungerford Bridge, hay una estatua del monarca Carlos I tras la que una placa indica el centro de Londres: el kilómetro cero -la milla cero, para ser exactos- que sirve de referencia a las distancias del país. Los tiempos han cambiado puesto que antes era el lugar destinado a los azotes públicos.

Casa-museo de Rembrandt

vuelos baratos a Amsterdam

Rembrandt Harmenszoon van Rjin nació en Amsterdam al mismo tiempo que era construida su casa, en el año 1606. Esta curiosa coincidencia se vuelve aún más llamativa si se tiene en cuenta que el pintor no se mudó a ella hasta mucho más tarde, 1639, cuando ya estaba casado con su esposa Saskia. Allí tuvo su taller durante un tiempo, razón por la cual un artista posterior, Josef Israëls, impulsor de la Fundación Rembrandthuis, propondría restaurarla en 1906 para celebrar el 300º aniversario del nacimiento del maestro.

Por eso hoy los turistas que reservan vuelos baratos a Amsterdam tienen la oportunidad de conocerla. Está ubicada en la calle Jodenbreestraat, junto al Waterlooplein. En el siglo XVII ésta era una zona rica, donde residían los comerciantes judíos y tenía otro nombre: Sint Anthonisbreestraat.

Cuando Rembrandt la adquirió acababa de ser sometida a una reforma dirigida por Jacob van Campen, el mismo arquitecto que luego diseñaría el Palacio Dam para la realeza holandesa, que le cambió la fachada y le aumentó la altura incorporando un piso más. Pero el artista no pudo disfrutarla tanto como hubiera querido porque su afán coleccionista le hizo endeudarse y ni siquiera la exigua venta de la que hoy se considera una de sus obras maestras, La ronda de noche, le salvó (de hecho fue un cuadro que no tuvo éxito comercial). Todos su bienes fueron embargados, entre ellos la casa, y él tuvo que mudarse con su familia a un barrio más modesto, el Jordaan.

El edificio fue vendido y dividido. Con el tiempo llegó a deteriorarse tanto que estuvo al borde de la demolición, siendo salvado por la citada Fundación Rembrandthuis. Paradójicamente, el inventario de propiedades embargadas sirvió de referencia para determinar el aspecto que tendría el hogar del pintor y así se restauraron las diez habitaciones del edificio, utilizando auténticos muebles y enseres del siglo XVII e inaugurándose al público en 1911 con la presencia de la reina Guillermina.

En los años noventa se construyó un edifico anexo para exponer la colección artística (245 aguafuertes y dibujos, además de obras de sus discípulos), dejando la casa original como museo en sí misma: dormitorio, cocina, el taller de trabajo, etc.

Foto: eropuit.nl

Las Siete Calles de Bilbao

vuelos baratos a Bilbao

Si alguien está proyectando coger alguno de los vuelos baratos a Bilbao y ve el título quizá esté desconcertado. Evidentemente, la capital vizcaína tiene más de siete calles, lo que ocurre es que éste es el nombre tradicional que se da al casco antiguo, núcleo originario de la ciudad, porque estaba formado, en efecto, por esas Siete Calles o Zazpi Kaleak, desde que en agosto del año 1300 don Diego López de Haro concediera la Carta Puebla que convirtió lo que era un simple poblado de pescadores en villa.

Por entonces, Bilbao se reducía a lo que hoy es la zona de San Antón que, protegida por el documento oficial, recibía el derecho monopolístico sobre el tráfico fluvial del Nervión; de hecho, Bilbao quiere decir algo así como zona vadeable, ya que allí estaba el tramo de menos profundidad. Tres décadas después se empezó a construir un alcázar donde actualmente está la iglesia, origen de las murallas y estímulo, por aquello de la protección, para el comercio y la industria de la época.

Las primeras tres calles fueron Somera, Artecalle y Tendería, pero pronto se sumaron otras cuatro: Belosticalle, Carnicería Vieja, Barrencalle y Barrencalle Barrena. A finales del siglo XV las murallas impedían el crecimiento así que se derribaron, ampliándose el casco antiguo hasta la actual Plaza Nueva. Ya en 1573 se abrió la calle Real (ahora La Cruz), comunicando la zona vieja con Iturribide y el arrabal de San Nicolás.

Hoy, las siete son el punto de partida de buena parte de las visitas esenciales a la ciudad, con sus casas de piedra, sus viejas iglesias, el suelo enlosado peatonal, los bares donde degustar los imaginativos pintxos, alguna añeja tienda de ultramarinos y enseres, el mercadillo del domingo en la Plaza Nueva… También la juerga nocturna del fin de semana y las oleadas de turistas cámara (o paraguas) en mano.

Evidentemente, incluso en el casco histórico hay más de siete calles.

Federal Hall Memorial

vuelos baratos a Nueva York

Al visitar Nueva York resulta chocante descubrir, en el número 26 de Wall Street y comprimido entre grandes grandes rascacielos, una especie de templo dórico con la estatua de George Washington ante su fachada. Se trata del Federal Hall Memorial, un edificio que no sólo rebosa historia pese a su no muy larga edad, sino que puede considerarse uno de los cimientos de EEUU como nación.

Sin embargo fue construido con pretensiones más modestas. Corría el año 1700 cuando se erigió en ese lugar como sede del Ayuntamiento, 35 años antes de que sirviera para albergar un importante proceso judicial: el del periodista John Peter Zenger, director del New York Weekly Journal, acusado de publicar calumnias subversivas contra el Gobierno de Su Majestad al denunciar al gobernador británico por corrupción. Zagler ganó el juicio y nadie imaginaba entonces que poco después, en 1765, delegados de las 13 colonias se reunirían allí mismo para firmar un documento contra el Stamp Act, exigiendo la abolición de impuestos especiales y reclamando los mismos derechos que los ciudadanos de la metrópoli.

El 4 de julio de 1776 esas palabras se transformaban en una Declaración de Independencia y fueron leídas públicamente en el mismo lugar dos semanas después. Pasada la guerra y ya como nuevo país, el modesto ayuntamiento neoyorquino alojó el primer congreso de EEUU. En 1778 experimentaba la primera remodelación, a cargo del arquitecto Pierre Charles l’Enfant, que lo dotó de lo que pronto se conocería como estilo federal. Al año siguiente trocó su nombre por el de Capitolio y sirvió de escenario para el nombramiento del primer presidente, George Washington.

Cuando la capitalidad se trasladó a Filadelfia se le devolvió al edificio su uso municipal hasta su demolición en 1812. Reconstruido en 1842, se utilizó como aduana y banco hasta su catalogación como Monumento Nacional en 1939. Actualmente hace de museo de sí mismo: en el interior, aparte de una magnífica rotonda, hay exposiciones sobre su historia que incluyen algunas piezas de época, como la Biblia personal de Washington.

Los vuelos baratos a Nueva York bien pueden incluir una visita a este emblemático lugar: al fin y al cabo está en una zona casi obligada como Wall Street, se ve rápidamente y además es de entrada gratuita.

La Puerta de Alcalá

vuelos baratos a Madrid

Madrid carece de un monumento único e indiscutible que sirva de referencia iconográfica pero si hubiera que elegir uno sería, casi seguro, la entrañable Puerta de Alcalá, pues hasta tiene su propia canción. No deja de ser curioso que el origen de este Monumento Histórico Artístico, así declarado en 1976, fuera tan funcional y sencillo como servir de entrada a la ciudad desde el este del país, formando parte de las seis Puertas Reales, es decir, aquellas por las que se cobraba paso para acceder al casco urbano: Segovia, Toledo, Guadalajara, Atocha y Bilbao.

Fue mandada construir por Carlos III para darle una entrada digna a la capital de cara a la visita de personalidades importantes, dada la mala impresión que se llevó con la que había (del siglo XVI) cuando él mismo llegó para asumir la corona. De los proyectos finalistas prefirió el de Francesco Sabatini sobre los de Ventura Rodríguez y José de Hermosilla, un arco de triunfo neoclásico que era el primero que se erigía en Europa desde el final del Imperio Romano. Como Sabatini había presentado dos modelos y el soberano no se decidía por ninguno, el italiano usó ambos, uno para la cara exterior y otro para la interior.

Las obras empezaron en 1770 y terminaron en 1778, dando como resultado un arco de piedra berroqueña y granítica de tres cuerpos, el central más alto, y cinco vanos, siendo tres de medio punto y los dos exteriores adintelados; algunos aún conservan los huecos de las bisagras de las verjas que los cerraban. La fachada exterior (este) presenta 10 columnas mientras que la otra sólo tiene 2 más 6 pilastras; unas y otras son de estilo jónico. Las cubiertas son planchas de plomo y todo el conjunto se adorna con esculturas y relieves de los artistas Francisco Gutiérrez y Robert Michel.

Dos curiosidades: primero, la única referencia al monarca es la placa con la inscripción Rege Carolo III/Anno/MDCCLXXVIII junto a un escudo real; y segundo, a los lados de la puerta hay dos mojones que señalizan el paso como Cañada Real. Se puede añadir una tercera no planificada: aún se pueden apreciar los impactos de bala ocasionados por los combates entre los liberales y los Cien Mil Hijos de San Luis que invadieron España en 1823 para restituir el absolutismo de Fernando VII. Y hablando de disparos, a pocos metros fue asesinado el presidente del Gobierno Eduardo Dato en 1921.

Después de varias restauraciones (la última, en 1993, obligó a tapar el monumento con un telón decorado por Antonio Mingote que hoy se conserva en el Museo de la Ciudad), quien reserve alguno de los vuelos baratos a Madrid puede ver la Puerta de Alcalá en la Plaza de la Independencia, cruce con Alcalá, Alfonso XII, Serrano y Salustiano Olózaga.

Las catacumbas de Domitila

vuelos baratos a Roma

Uno de los lugares más fascinantes que puede encontrar quien haga uso de los vuelos baratos a Roma no se halla bajo el sol italiano precisamente, sino en el subsuelo. Y no es el Metro. Se trata de las catacumbas, la red de túneles a la que tuvieron que recurrir los primeros cristianos entre los siglos I y IV para enterrar a sus muertos, pues en la Antigüedad era inconcebible que un fallecido no pudiera ser sepultado adecuadamente, sin las correspondientes honras fúnebres, que la proscrita religión no podía realizar a la vista.

De hecho, a partir de la persecución del emperador Decio, en el año 250, las necrópolis subterráneas tuvieron que ocultar las entradas exteriores que bajaban hasta las largas galerías, algunas de hasta cinco pisos de altura y con nichos en las paredes para albergar los sarcófagos. Una curiosidad es que las inhumaciones más altas son las más antiguas, pues cuando se llenaba todo el espacio disponible se ampliaba hacia abajo, excavando.

Pero no sólo había cadáveres. A menudo, aquellas claustrofóbicas construcciones (¿o sería mejor decir excavaciones?) sirvieron para celebrar el culto litúrgico a salvo de los perseguidores y, en cualquier caso, quedaron también como testimonio del arte paleocristiano, representado por los frescos policromados de los muros (palomas, peces, el crismón o escenas de la Biblia)o los relieves de las lápidas.

Si las catacumbas más importantes de Roma son las de San Calixto, en la vía Appia Antica, las más extensas corresponden a las de Santa Domitila (vía Sette Chiese/vía Andreatina). Efectivamente, estas últimas, descubiertas en 1593, suman 12 kilómetros y se hallan en lo que fue la finca de Flavia Domitila, una joven patricia emparentada con la familia imperial que en el siglo I fue desterrada por ser cristiana y luego ejecutada por orden de Domiciano, su tío. En ellas se puede visitar una basílica semisubterránea erigida tres siglos después encima de las tumbas de los santos Nereo y Aquiles, que fueron soldados de la guardia pretoriana convertidos. El edificio se desplomó en el año 897 a causa de un terremoto.

Además resulta muy interesante el hipogeo de la familia Flavia, que en realidad no es tal puesto que se llamó así por un error de identificación, tratándose de un lugar de enterramientos paganos correspondiente al siglo III. Tiene un pozo de agua de 11 metros de profundidad y una sala para celebrar refrigerios, es decir, banquetes funerarios, costumbre adoptada también por el cristianismo pero transformándola en eucaristías.

Lamentablemente, las catacumbas de Santa Domitila fueron expoliadas por saqueadores en el siglo XVIII. Si alguien se decide a verlas, sepa que están menos concurridas que otras, por lo que la visita apenas llevará más de media hora. La entrada cuesta 8 euros (5 en tarifa reducida). Ojo, que cierra los martes.

Foto: historiadelarte.webatu

El pailebote Santa Eulalia

vuelos baratos a Barcelona

Una de las visitas más recomendables para quienes reserven vuelos baratos a Barcelona con intenciones turísticas es el Museo Marítimo, que tiene su sede en las Reales Drassanes, es decir, las antiguas Atarazanas. Pero también forman parte del museo algunos barcos, siendo el más importante el pailebote Santa Eulalia, anclado apenas unos metros más allá, en el Moll de la Fusta (Muelle de Madera) del Port Vell.

El Santa Eulalia es un barco de tres palos, fabricado en madera de pino y olivo y aparejado con velas cangrejas, escandalosas y foques, que fue botado en los astilleros Martí de Torrevieja (Alicante) en 1919 como parte de una serie de tres. Entonces se lo bautizó con el nombre de la hija del armador, Carmen Flores, siendo los otros dos el Pascual Flores (que era el mencionado armador) y el Esperanza. Medía- y mide- 34,6 metros de eslora (47 si se incluyen el bauprés y la botavara) por 8,5 de manga, con un calado de 4,05 metros y un peso de 190 toneladas. La altura de los mástiles desde cubierta era de 27 metros, usando un total de 526 metros cuadrados de velamen (12 piezas) y contando con una tripulación de 5 marineros más el capitán. Podía alojar a 12 pasajeros.

Durante varios años se dedicó al transporte de mercancías entre Torrevieja e Ibiza, transportando sal, madera y minerales. En dos ocasiones incluso atravesó el Atlántico para viajar a Cuba. En 1931 cambió de nombre por primera vez, pasando a llamarse Puerto de Palma, y así siguió hasta 1936, cuando se convirtió en el San Viçens. En 1975 su época había pasado pero una empresa de trabajos submarinos y salvamento lo compró, dándole una nueva denominación: Seyremar Uno.

Finalmente, en 1996 terminó embargado por la Seguridad Social y sacado a subasta; lo adquirió el Museo Marítimo, que lo rebautizó con la gracia de la copatrona de Barcelona en 2000 y procedió a su restauración. En 1928 ya se la había puesto el primer motor y en 1973 se le añadió otro más potente hasta el punto de que se le quitó la arboladura; esta parte hubo que reconstruirla por entero y hoy vuelve a tener sus mástiles junto a un motor Volvo Penta de 367 CV.

La visita al pailebote incluye todos sus recovecos, desde la cubierta a la bodega, pasando por los camarotes. Además, en julio, chicos y chicas entre 12 y 14 años pueden hacer salidas al mar en él para aprender el arte de la navegación, mientras que los más mayores pueden alquilarlo para celebrar su boda. Y tres ancianos venerables lo usan e 5 de enero para llegar desde Oriente con sus regalos: los Reyes Magos.