La Alameda Principal de Málaga

vuelos baratos a Málaga

Los vuelos baratos a Málaga revelan al visitante la fisionomía de una ciudad abierta al mar, al que le han ganado terreno mediante la Alameda Principal, que parte de lo que hace tres siglos era la desembocadura del río Guadalmedina y separa el norte del sur urbanos, el casco histórico del Ensanche. Es una de las arterias más importantes de la ciudad, bien comunicada merced a la red de transportes públicos que circulan por ella.

Fue en el siglo XVIII cuando se demolieron las viejas murallas medievales para hacer un elegante paseo en el que levantó sus palacetes la burguesía comercial, creciente y pujante en la época. Luego, en 1925, la calle fue rebautizada con el nombre de Alfonso XIII y abierta al tráfico rodado. Los coches siguieron circulando aunque el nombre cambió a Avenida del Generalísimo y ésta se prolongó sobre el río en 1966 mediante el Puente de Tetuán.

Aún sobrevive, sin embargo, la arquitectura que le da un carácter especial. Del siglo XVIII, Archivo Municipal (antigua Audiencia), la Delegación de Gobierno de la Junta de Andalucía y la sede de la ONCE, además de la casa que hace esquina a la Puerta del Mar. Del XIX también hay varios ejemplos, destacando el curioso edificio de Banesto, que tiene un torreón solitario que algunos comparan con la catedral, y la que alojó al escritor danés Hans Christian Andersen. Del XX merecen la pena mencionarse la casa de los Heredia, de fachada neomudéjar, y la iglesia de Stella Maris diseñada por García de Paredes, un edificio moderno que mezcla ladrillo, acero y cristal pero que contiene un Cristo del XVIII.

La avenida termina en la Plaza de la Marina ante el monumento al Marqués de Larios, obra del escultor Mariano Benlliure, justo donde empieza la calle dedicada a este personaje local. Pero al otro lado se puede seguir paseando agradablemente protegido del sol de Málaga por la sombra de los árboles del Parque que impulsó Cánovas del Castillo.