Archivos mensuales: febrero 2011

El Colegio de San Xerome

vuelos baratos a Santiago de Compostela

Coger vuelos baratos a Santiago de Compostela lleva implícito casi obligatoriamente pasar por la Plaza del Obradoiro. Allí el punto de referencia indiscutible es la espléndida fachada de la Catedral pero eses espacio abierto cuadrangular se cierra con otros tres edificios: el Pazo de Rajoy (sede del Gobierno Gallego), el Hospital de los Reyes Católicos (hotel de lujo) y, por el lado meridional, el Colegio de San Xerome.

El Colegio de San Xerome o Jerónimo es una peculiar construcción cuya sobriedad y pequeñez contrastan con la grandiosidad de sus acompañantes. Y es que sus orígenes eran humildes: fue un colegio mayor fundado por el arzobispo de Santiago de Compostela Alonso III de Fonseca para estudiantes y artistas sin recursos (por eso se llamaba también Colegio de Artistas). Para ello se utilizó el hospicio de peregrinos que había en la plaza de la Azabachería. Pero en 1652 se decidió el traslado a una nueva sede en lo que antes se llamaba Plaza del Hospital (por estar allí en el citado Hospital de los Reyes Católicos), actual Obradoiro.

Para el edificio, modesto, de sillería de granito, se trasladó la portada románica del anterior. Es tardía, del siglo XV, cuando ya imperaba el gótico. En sus arquivoltas y tímpano figuran representaciones de la Virgen con el Niño, Santiago, algunos santos relacionados con la salud al ser un hospicio (San Cosme y San Damián) y un ángel con el escudo de los Fonseca. Recorre la fachada, a la altura del primero de sus dos pisos, un balcón corrido. Además, la planta rectangular se estructura en torno a un patio interior ajardinado donde está el claustro con su fuente de piedra, realizado en estilo renacentista pese a ser construido ya en el siglo XVII por Peña de Toro.

Un vicerrector y tres profesores ejercieron su profesión educativa en San Xerome hasta 1840, año en que se cerró a la actividad. En el siglo XX se reaprovechó como Escuela de Magisterio hasta que en los ochenta pasó a destinarse para Rectorado de la Universidad Compostelana.

Foto: wikipedia

El Magere Brug

vuelos baratos a Amsterdam

Cuando uno saca billete en alguno de los vuelos baratos a Amsterdam espera ver museos, palacios, monumentos, los canales… Incluso algún que otro molino. Pero luego, paseando por la ciudad, es posible descubrir pequeñas joyas que satisfacen la curiosidad y la cámara de cualquier turista. Una de ellas, sin duda, es el Magere Brug.

Se trata de un puente. De hecho, el nombre significa Puente estrecho, algo derivado del original de 1672, que se llamaba oficialmente Kerkstraatbrug (Puente del Kerkstraat, o sea, de la calle de la Iglesia, que es donde se alza) pero que se ganó el mote porque era tan angosto que apenas cabían dos personas. Claro que hay otra leyenda al respecto: Magere sería el apellido de sos ricas hermanas que costearon su construcción para poder visitarse, ya que cada una vivía en una orilla del río Amstel. Y aún se atribuye la denominación a otro apellido, el del arquitecto que lo diseñó.

En cualquier caso el puente original se demolió y en su lugar fue construido el actual en el año 1871. Tiene menos arcos que el otro (9 frente a 13 en 80 metros de longitud) pero es más ancho. Se eligió un modelo tradicional de los Países Bajos, en madera blanca y levadizo a mano mediante un sistema de doble báscula. Como en Holanda se hizo costumbre ganar terreno a los canales para poder edificar, los puente clásicos fueron desapareciendo y hoy sólo sobrevive el Magere Brug (aunque hay 1.281 de otros tipos). Eso sí, gracias a la reconstrucción que se llevó a cabo tras la Segunda Guerra Mundial, pues los rigores bélicos llevaron a la gente a usar su madera como leña. De hecho cada 5 de mayo, aniversario de la Liberación, tiene lugar un concierto en las inmediaciones.

Y todavía vendrían nuevas restauraciones: una en 1969 para permitir que lo atravesaran coches y otra en 1994, que, por contra, lo cerró al tráfico automovilístico dejándolo sólo para peatones y bicicletas (y para James Bond, que protagonizó en él una escena de Diamantes para la eternidad). Este último arreglo también sustituyó el modo manual por otro mecánico, dada la frecuencia con que tiene que abrirse diariamente para dejar pasar transportes fluviales (cada 20 minutos).

Si el visitante realiza un paseo nocturno por Amsterdam es recomendable que se acerque a ver el puente con su iluminación, a base de 1.200 bombillas.

Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología

vuelos baratos a Gran Canaria

La ciencia en primera persona. Prohibido no tocar, no sentir, no soñar y no aprender. Porque los vuelos baratos a Gran Canaria no implican únicamente acudir a tomar el sol en las dunas de Maspalomas o vivir la noche en Playa de Inglés, el Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología aguarda las visitas de toda la familia para pasar una jornada divertida a la vez que instructiva.

El museo está ubicado en el edificio que a finales del siglo XIX pertenecía a la compañía naviera Elder-Dempster, de la que conserva el nombre. Está en el Parque de Santa Catalina s/n, junto a la playa de Las Canteras de la capital, Las Palmas de Gran Canaria. Un total de 4.500 metros cuadrados distribuidos en cuatro plantas para desvelar a un público de todas las edades los principios básicos que rigen el Universo y los últimos avances tecnológicos.

Ya a la misma entrada se encuentran la Bola de Agua, un dispositivo que sirve para mostrar varios principios físicos, el Luxumbra (reloj solar) y un simulador de vuelo en la cabina de mando de un antiguo avión de Iberia. Es el prólogo de lo que viene a continuación. En un ala del piso bajo están la histórica locomotora de vapor La Pepa, una exposición sobra el desarrollo de los transportes marítimos, otras sobre la fotografía pionera y sectores dedicados a los tipos de energía, el mundo aeroespacial, la electrónica, la tecnología aeronáutica (con un F5) y el péndulo de Foucault; en la otra, un panel didáctico sobre el número áureo en Arquitectura y Arte, el sector de los automóviles, las máquinas de Betancourt y Juanelo Turriano (ésta del siglo XVI), el Robocoaster (shows de robots) y Pirinola (espacio para niños de 3 a 6 años). Completan las instalaciones una cafetería, una tienda de regalos y un cíber con 12 ordenadores.

En la primera planta se puede ver la mayor maqueta mundial de la estación orbital ISS, así como espacios dedicados al sonido, la electricidad y el magnetismo, la termología, la luz y la óptica, la mecánica, las matemáticas, la biología y la medicina. También hay un taller de ciencias, la Rampa Verde (un invernadero) y el Planetario Burbuja. La planta siguiente está dedicada al Espacio Agustín de Betancourt (un ingeniero canario), llena de maquetas interactivas y con una terraza para hacer un descanso. Por último, en el piso superior hay una zona de juegos y puzzles matemáticos, así como la sala de cine 3D en gran formato.

Toda esta oferta cultural se completa con exposiciones temporales, ciclos de conferencias, etc. El horario es de martes a domingo, de 10:00 a 21:00 (julio y agosto de 11:00 a 21:00). La entrada cuesta 5 euros (menores de 6 años, gratis)

Foto: itccanarias

La Torre de Collserola

vuelos baratos a Barcelona

Encaramada en una de las cimas que rodean el monte Tibidabo, el Pico de la Vilana (445 metros), la Torre de Collserola parece vigilar Barcelona desde las alturas; no en vano posee un mirador en el piso 10 (a 115 metros) que permite una privilegiada vista panorámica de la ciudad en 360º y con alcance hasta 70 kilómetros de distancia si el día es claro.

La torre fue diseñada por el arquitecto inglés Norman Foster y los ingenieros españoles Julio Martínez Calzón y Manuel Juliá Vilardell, cuyo proyecto ganó el concurso promovido para dotar a la ciudad de un centro de comunicaciones de cara a los Juegos Olímpicos de 1992, de ahí la colaboración también de TVE y Telefónica. Foster propuso “un nuevo símbolo para la ciudad, una torre constante en su lugar y a la vez cambiante según el momento y la perspectiva”. Si consiguió su objetivo de convertirse en icono es discutible, dada la abundancia de ellos en la ciudad.

Pero el resultado es igualmente espectacular. Se trata de una torre atirantada de 288,4 metros de altura con un fuste de hormigón de 4,5 metros de diámetro y 205 de alto, más un mástil tubular de acero de 38 metros y otro de celosía de 45. Está integrada en un entorno de 32 hectáreas que hace cumplir uno de los requisitos del concurso: tener el menor impacto paisajístico posible. Otra exigencia fue dotarla del citado mirador, al que se accede primero por un paseo peatonal que recorre 300 metros de parque y luego mediante un ascensor acristalado que tarda sólo 2,5 minutos en subir.

La suma de las superficies de los 13 niveles da 5.500 metros cuadrados, 429 por planta, lo que abre las posibilidades comerciales a dos espacios para eventos: uno en recepción (120 metros cuadrados y capacidad para 80 personas) y otro en el mirador (220 metros cuadrados y capacidad para 100 personas).

Para hacer una visita, además de los vuelos baratos a Barcelona, es necesario coger el tren de Cercanías hasta Peu del Funicular y allí transbordar al funicular de Vallvidriera. Conviene consultar previamente los horarios de apertura y la tarifa.

La iglesia de Santiago en Jerez

vuelos baratos a Jerez

Si alguien hace uso de los vuelos baratos a Jerez se encontrará que en el antiguo barrio de Santiago, antaño extramuros de la ciudad, se alza una rubicunda mole de piedra, una iglesia que lleva el nombre del lugar. Está erigida sobre una ermita previa medieval mandada construir por Alfonso X el Sabio en memoria de la reconquista del sitio a los sarrracenos,

El templo actual es varios siglos posterior, al menos en parte. Se trata de un edificio gótico flamígero concebido por Alfonso Rodríguez en base a tres naves de diferentes alturas, sin crucero, siendo la central más alta y compensando los empujes de las bóvedas -de crucería estrellada en la capilla mayor- mediante arbotantes. Se empezó a construir en el siglo XV, mostrando la huella de esa etapa ojival en las tres portadas, si bien es la principal la más representativa y espectacular, dentro de su sobriedad: cuerpo central con arquivoltas apuntadas muy altas, otro arco encima con una hornacina y arbotantes rematados en pináculos; las laterales sólo tienen pequeños rosetones como único ornamento.

Como era habitual, las obras se prolongaron durante bastante tiempo por falta de fondos y, aunque se terminó oficialmente en el XVI, después aún se le añadieron algunas partes. Es lo que ocurrió con la Torre del Reloj y la espadaña, ambas barrocas, así como con la Capilla del Sagrario, un espacio cuadrangular del siglo XVIII. En cambio tiene adosada otra capilla, la de la Paz, que es mudéjar, con bóveda de crucería y fechada en 1430; ésta fue el germen original de la ermita del Rey Sabio, que también había impulsado la construcción de la Capilla Real, de portada renacentista.

En el interior hay un baldaquino de mármol blanco realizado a principios del siglo XX en estilo neogótico y un retablo de D. Roldán. En la capilla del Sagrario, sede la Hermandad del Prendimiento, también se puede ver una imagen del Cristo homónimo, obra de la Roldana y al que los devotos gitanos apodan el Prendi. Poca decoración más queda, pues la mayor parte carecía de valor artístico y se retiró en 1964 -robos aparte- tras una restauración que le quitó al edificio las estructuras adosadas, descubriendo al exterior el ábside poligonal. El descubrimiento de problemas de cimentación que amenazaban derrumbe han llevado a acometer nuevos trabajos que garanticen a Jerez la supervivencia de este declarado Monumento Histórico Artístico (1931).

Foto: wikipedia.org

La Universidad de Bucarest

vuelos baratos a Bucarest

La Universidad de Bucarest es una de las visitas más típicas de la ciudad, no tanto por la importancia arquitectónica de sus edificios, que son interesantes pero no capitales, como por el recuerdo de los acontecimientos históricos que se desarrollaron en ese escenario. Y, más concretamente, en la Plata Universitatea que se abre enfrente.

La Universidad tiene su antecedente en la Academia del Santo Sava creada en 1694 por el príncipe de Valaquia Constantin Brâncoveanu, en una de sus famosas iniciativas de mecenazgo. Luego sería refundada, ampliada y modernizada en 1864 por otro príncipe, Ion Cuza, el unificador de los voivodatos rumanos. El edificio principal, dedicado a estudios literarios, es de esa época (1657-1869), una obra del arquitecto A. Orascu que le confirió un estilo clasicista. Tuvo que ser reconstruido tras la segunda Guerra Mundial.

Frente a su fachada se abre la Plaza de la Universidad, un espacio de tradición reivindicativa para los estudiantes, que lo utilizaron en las manifestaciones que llevaron a cabo contra el régimen comunista; es lo que se llamó la Golaniada de 1990, que terminó trágicamente cuando el presidente Ion Iliescu recurrió a los sindicatos mineros para enfrentarse con ellos. A este recurso lo denominaron Minerada y terminó con decenas de muertos en cuyo recuerdo se plantaron lápidas en el césped que hay alrededor de la estatua de Miguel el Valiente.

La efigie de Mihai Viteazul, por usar el nombre local, se debe al arte del escultor francés Ernst Carriere Belleuse y representa al voivoda de Valaquia y príncipe de Tranilvania y Moldavia que en el siglo XVII unificó el país efímeramente, apenas seis meses, convirtiéndose en héroe nacional. Junto a él también figuran las estatuas del geógrafo y escritor Ion Heliade Radulescu (obra de Ettore Ferrari), Georghe Lazár (pedagogo, teólogo e ingeniero) y Spiru Haret (matemático y profesor responsable de la reforma del sistema educativo).

Al otro lado de la plaza está la Biblioteca Central Universitaria, sede de la Fundación Carol I, construída por el galo Paul Gottereau a finales del siglo XIX en estilo neobarroco. También fue escenario de las movilizaciones estudiantiles: la policía lo asaltó con bombas incendiarias que lo redujeron a cenizas y, aunque actualmente ha sido restaurado, nunca se podrá recuperar el millón y medio de libros quemados. Memoria histórica reciente a tener en cuenta por parte de quien visite Rumanía gracias a los vuelos baratos a Bucarest.

Foto: wikipedia.org

El puente de Alejandro III

vuelos baratos a París

Más de treinta puentes salvan el Sena a su paso por París y, de todos ellos, el considerado más bonito casi unánimemente es el de Alejandro III, que une la explanada de Los Inválidos con la zona que ocupan el Gran Palais y Petit Palais en los Campos Elíseos. Es un lugar muy fotogénico, algo a lo que ayudaron las condiciones impuestas a los ingenieros (Amédée Alby y Jean Résal) y arquitectos (Joseph Marie Cassien-Bernard y Gaston Cousin): el puente no debía tapar la visión del entorno ni dificultar la navegación fluvial. Por eso se eleva sólo 6 metros sobre el nivel del agua y tiene un solo arco, pese a ser el más grande de la ciudad (160 metros de longitud total por 40 de anchura).

Fue un encargo del presidente de la Tercera República Francesa, Félix Faure, en 1895 para aliviar el tráfico del centro urbano y mejorar la comunicación entre ambas orillas ante la inminente celebración de la Exposición Universal de 1900, evento para el que fue inaugurado ya por otro mandatario, Émile Loubet. Lleva el nombre del zar Alejandro III, padre de Nicolás II (el derrocado por la Revolución), porque a finales del siglo XIX Francia y Rusia habían firmado una alianza ante el creciente poderío del Reich alemán (de hecho, en correspondencia también se construyó un puente en San Petersburgo, el de la Trinidad, en 1897). Pese a ello, los nazis decidieron respetar el monumento por su belleza cuando invadieron el país cuatro décadas después, en la Segunda Guerra Mundial.

Las piezas de acero con que está fabricado se montaron sobre el río merced a un enorme andamio de 130 toneladas (curiosamente, antes también había un puente metálico, aunque colgante). Luego se decoró con 32 farolas de bronce en forma de candelabro; cuatro de ellas, las que están en los extremos, más barrocas aún. También con cuatro columnas, dos a cada orilla, de 17 metros de altura coronadas por estatuas de bronce dorado que representan a Francia en varias épocas (Carlomagno, Renacimiento, Luis XIV y contemporánea). En el centro del arco, a cada lado de la barandilla, hay estatuas de ninfas del Sena y del Neva rodeando los escudos de Francia y Rusia. Toda esta decoración art nouveau propia de su tiempo, la Belle Epoque, no sólo sirve de adorno sino también como sistema de contrapeso.

En 1975 el puente de Alejandro III fue declarado Monumento Histórico. Dado que su estado se había deteriorado con el paso de los años, en 1991 se procedió a una restauración que le devolvió fielmente su aspecto original, incluida la pintura gris de la estructura metálica. El resultado es inmejorable para aprovechan los vuelos baratos a París y le hacen una visita, tanto a la luz del día como al ponerse el sol, cuando enciende sus luces.

La Seu de Palma de Mallorca

vuelos baratos a Palma de Mallorca

Los abundantes vuelos baratos a Palma de Mallorca descubren al turista una de las catedrales más privilegiadamente situadas de Europa, al borde del mar, reflejando en las aguas toda su magnificiencia, pero a la vez elevándose sobre el resto de edificaciones urbanas. Es Sa Seu, tal como la conocen los mallorquines y como suele ocurrir, tiene un origen legendario: en 1229 Jaime I la habría mandado construir en agradecimiento a la Virgen por su intercesión en medio de una tormenta cuando viajaba con su flota a la isla para conquistarla.

Con o sin mal tiempo, lo cierto es que el Conquistador consiguió echar a los árabes y decidió sustituir la mezquita de Medina Mayurka por una catedral cristiana, aunque sería su sucesor quien llevaría a cabo la tarea en 1306 de la mano de los arquitectos Guillem Sagrera y Pere Morei. Los trabajos, sin embargo, habrían de prolongarse durante 4 siglos. Ya en 1601 hubo que hacer una restauración porque la mampostería de los muros se caía por exceso de empuje de las bóvedas: fue entonces cuando se colocaron los grandes arbotantes, contrafuertes y pináculos típicamente góticos que dan al conjunto una imagen característica.

La catedral de Palma de Mallorca tiene tres portadas, siendo la más famosa la del Mirador (sur) porque es la que da al mar. La Mayor, en la fachada principal, tuvo que ser reconstruida en 1851 por un terremoto, incluyendo las torres. La última es la de l’Almoina, en la base del campanario de 1389 que tiene 9 campanas (lamentablemente no se puede subir); hoy es la entrada principal, a través del museo.

Cinco rosetones, del que destaca el del ábside (11,5 metros de diámetro y 1.236 piezas de cristal), abren paso a la luz hacia el interior, con nave central de 110 metros de longitud y 44 de altura y laterales que llegan a los 30, todas cubiertas por bóvedas de crucería. La anchura de la nave central ronda los 19 metros, lo que la convierte en una de las mayores del mundo. Cerca de la entrada hay un órgano neogótico de 1795 y, en el ábside, se abren las capillas. De éstas destacan la del Corpus Christi, que tiene un retablo barroco de Jaume Blanquer y la de la Trinidad, construida en 1329 como mausoleo de Jaime II y Jaime III. Frederic Marés esculpió los sarcófagos en 1946.

Aún queda otra espectacular capilla remozada entre por Antonio Gaudí, la Real. El arquitecto barcelonés fue el encargado de supervisar una restauración de la Seu entre 1904 y 1914 y llevó a cabo su cometido con bastante sobriedad y rigor. Lo más curioso de su aportación personal son el baldaquino de hierro forjado sobre el altar mayor y la incorporación de luz eléctrica. En ese sentido también cabe resaltar otra novedad reciente: el mural de cerámica con motivos marineros con que Miquel Barceló redecoró la capilla de San Pedro recientemente.