La Caldera de Bandama

vuelos baratos a Gran Canaria

Uno de los paisajes más bonitos de Gran Canaria se puede encontrar recorriendo la sinuosa carretera de seis kilómetros que parte desde el sur de Tafira Alta y llega hasta un mirador en la cumbre del Pico de Bandama. No tiene una gran altura, 569 metros, pero la panorámica desde lo alto es impresionante, abarcando toda la isla y, si el día es despejado, llegando a vislumbrar incluso Fuerteventura.

Pero no es necesario echar la mirada al horizonte para disfrutar. Basta con volver los ojos hacia abajo, a la caldera volcánica formada por una explosiva erupción hace miles de años: el cráter dejó salir coladas de lava antes de colapsar sobre sí mismo y volver a quedar cerrado, originando este bello paisaje. Son 220 metros de profundidad por un millar de diámetro jalonados por estratos y cenizas de varios tipos, aunque la mayor parte de la superficie aparece hoy cubierta de vegetación, desde naranjos hasta palmeras pasando por higueras, eucaliptos y el típico matorral con pitas. Debe su nombre al comerciante holandés que en el siglo XVI cultivaba viñedos en el fondo; se llamaba Daniel van Damme y estaba casado con una mujer canaria, Juana Vera.

Los más osados pueden bajar por un sendero. Allí todavía encontrarán alguna que otra plantación local y el yacimiento arqueológico de la Cueva de los Canarios, una gruta natural empleada por los pueblos primitivos como vivienda y almacén. Todo el conjunto ha sido declarado Paraje Natural de Interés Nacional y Punto de Interés Geográfico, formando parte del Paisaje Protegido de Tafira junto con el pico.

Los vuelos baratos a Gran Canaria no sólo permitirán esta excursión para ver el entorno. En 1891 los vecinos de la comunidad británica en la isla construyeron al sur del pico Bandama el Real Club de Golf de Las Palmas, que es el más antiguo de España.